Campaña medicina rural

Viernes, 19 Agosto 2022

La morbi-mortalidad en Europa tiene su principal causa en las enfermedades crónicas

20/02/2009

Dos recientes informes sobre financiación de los sistemas sanitarios en Europa apuestan por iniciar estrategias para lograr mejorar la gestión de las patologías crónicas y evaluar la eficacia de las tecnologías de la salud

Madrid, 19 de febrero 2009 (medicosypacientes.com)

Mejorar la gestión de las enfermedades crónicas y poner en marcha mecanismos eficaces de evaluación de las tecnologías sanitarias se consideran dos "factores claves" para el futuro de la asistencia sanitaria europea, según se desprende de una profunda investigación realizada por la Iniciativa para la Financiación Sostenible de la Salud en Europa (ISHFE, por sus siglas en inglés) y presentada, ayer miércoles, en Praga, bajo el auspicio de la presidencia checa de la Unión Europea.

Las conclusiones de esta investigación sobre la financiación de los sistemas sanitarios en Europa se incluyen en dos informes, uno titulado 'Gestión de enfermedades crónicas en Europa', del doctor Reinhard Busse, de la Universidad de Tecnología de Berlín (Alemania); y 'El futuro de la evaluación de tecnologías sanitarias en Europa', elaborado por el doctor Panos Kanavos, de la Facultad de Economía de Londres.

La investigación llega a una serie de conclusiones entre las que cabe destacar que el control de las enfermedades crónicas ha de ser tratado como “una prioridad fundamental para los pacientes presentes y futuros”.

Asimismo, se recuerda que las enfermedades crónicas son "la principal causa de morbi-mortalidad en Europa", al representar el 86 por ciento de las muertes prematuras, y advierten de que patologías como la diabetes y la depresión supondrán "una de las mayores cargas sanitarias en el futuro".

Una de las recomendaciones que se lanzan a partir de este estudio es que los políticos “necesitan además de la evidencia académica sobre intervenciones individuales, saber qué condiciones institucionales y de organización favorecen el control exitoso de enfermedades crónicas y en qué áreas subyacen incógnitas que deben esclarecerse”.

En el trabajo se destacan, además, cinco áreas en relación a esta gestión en las que deben actuar: la innovación médica y farmacéutica, los incentivos financieros, la coordinación, la tecnología de la información y de la comunicación, y la evaluación”.

Propuestas concretas

En cuanto a las propuestas concretas, el informe señala:

- El desarrollo de tratamientos médicos personalizados es una tendencia importante para el futuro del control de enfermedades crónicas. Sin embargo, la utilización de tratamientos especializados para controlar enfermedades crónicas representa un nuevo conjunto de problemas. Particularmente, los responsables de formular políticas necesitan pensar cómo organizar de manera efectiva el licenciamiento y los reembolsos para la medicina personalizada.

- Los incentivos financieros son importantes, pero alentar unos pocos objetivos limitados puede provocar una excesiva concentración en estos objetivos, junto con el “azar” o elaboración de informes más promisorios sin mejoras en la calidad. Los responsables de formular políticas deberían establecer indicadores de calidad que reflejen diferentes aspectos de la calidad (estructura, proceso y, cuando fuera posible, resultado).

- La percepción de la calidad de la atención por parte de los pacientes se determina mayormente por la coordinación exitosa. Sin embargo, los responsables de formular políticas deben reconocer que los intereses bien organizados tienden a beneficiarse de la asistencia fragmentada, de manera que las reformas orientadas a mejorar la coordinación deben estar bien redactadas y tener el apoyo de una fuerte voluntad política.

- Estar de acuerdo en cuanto a estándares técnicos de informática es vital debido a que uno de los desafíos más importantes es lograr la interoperabilidad funcional dentro de los sistemas de salud. Los responsables de formular políticas deben reunir a los involucrados y asegurarse de que estén de acuerdo en los objetivos y los estándares.

- La evaluación debe ser una parte integral de todas las iniciativas y los programas para mejorar el control de las enfermedades crónicas.

Evaluación de las tecnologías sanitarias

El otro informe presentado versa sobre la evaluación de las tecnologías sanitarias (HTA, siglas en inglés), un proceso de rápida evolución, que crea decisiones informadas sobre los beneficios, riesgos y costes de nuevas tecnologías y prácticas.

Según el doctor Kanavos, su informe "propone 15 principios, identifica siete temas importantes para el futuro y considera los retos clave para la normalización de la evaluación de las tecnologías en Europa". Entre los principios propuestos en documento, cabe destacar:

- Las HTA deben tener objetivos y alcances explícitos y relevantes: antes de comenzar el proceso de la HTA se debe desarrollar un documento detallado sobre su alcance con una gran participación del grupo de interés. El documento se debe concentrar en definir los aspectos en cuestión, además del vínculo entre la HTA y toda decisión resultante acerca de la tecnología a evaluarse. Esto debería ayudar a optimizar los beneficios.

- Deben tener un sistema claro para establecer prioridades: se debe establecer un proceso claro para priorizar y seleccionar temas para evitar distorsiones en la toma de decisiones concernientes a la inversión y la utilización de recursos.

- La tecnologías deben considerar un enfoque social exhaustivo: han de adoptar una perspectiva social amplia para optimizar la eficiencia y el beneficio social y para evitar posibles distorsiones en las decisiones clínicas y las políticas de salud resultantes de las perspectivas limitadas de diferentes grupos de interés.

- Las HTA deben incluir todas las tecnologías relevantes para evitar la tergiversación de la toma de decisiones sobre la utilización de recursos. Se deben incluir las intervenciones en la salud pública y e-salud en el alcance de éstas y también deben someterse a valoración.

- El vínculo entre las conclusiones de la HTA y el proceso de toma de decisiones debe ser transparente y claramente definido: se debe diferenciar claramente la tecnología en sí, de las decisiones resultantes. El vínculo entre la evaluación y la decisión será diferente en diferentes entornos, pero en todos los casos debe ser transparente.

La Iniciativa para la Financiación Sostenible de la Salud en Europa, dirigida por el ex presidente del Parlamento Europeo Pat Cox, ha estado llevando a cabo desde 2005 investigaciones para brindar detallados análisis de situación y recomendaciones pragmáticas a los responsables de formular políticas y a todos los grupos de interés de sistemas de asistencia médica.

Por tanto, como concluyó Pat Cox “estos dos informes son las últimas contribuciones de una serie centrada en la problemática de la financiación sustentable de la asistencia médica en Europa, e incluyen investigaciones llevadas a cabo por instituciones e investigadores académicos destacados e independientes”.

El objetivo de esta actividad, según este experto, es “ayudar a la comunidad responsable de formular políticas a elegir su camino mediante una gran cantidad de investigaciones y abundante práctica relacionadas con el control de enfermedades crónicas y la evaluación de tecnología de la salud y orientar su atención a aspectos clave que necesitan de futuras decisiones de políticas”.