Campaña medicina rural

Sábado, 20 Agosto 2022

La mitad de los pacientes con cardiopatía coronaria sigue fumando después de ser hospitalizado

04/09/2008

Según el estudio “Eurosaspire III”, presentado en el Congreso Europeo de Cardiología, todos los fumadores señalaron que habían recibido consejos sobre la necesidad de dejar de consumir tabaco, pero tan sólo unos pocos recibieron apoyo intensivo para dejar el hábito, tanto en terapia de comportamiento como en sustitución de nicotina

Madrid, 5 septiembre 2008 (Europa Press)

El 50 por ciento de los pacientes con cardiopatía coronaria sigue fumando después de una hospitalización, según muestran los resultados del estudio 'EUROSASPIRE III', realizado por el Institute of Epidemiology and Social Medicine de la Universidad de Münster (Alemania), y que han sido presentados esta semana en el Congreso Europeo de Cardiología en Munich (Alemania).

La investigación incluyó a 8.945 personas con cardiopatía coronaria entre 18 y 80 años, de 22 regiones europeas. El 17 por ciento de estos pacientes eran fumadores activos y los expertos observaron que sólo la mitad dejaron de fumar tras ser hospitalizados. Además, aunque todos los fumadores señalaron que habían recibido consejos sobre la necesidad de dejar de consumir tabaco, tan sólo unos pocos recibieron apoyo intensivo para dejar el hábito, tanto en terapia de comportamiento como en sustitución de nicotina.

En cuanto al propósito de dejar de fumar, el 21 por ciento de los encuestados manifestó que tenía intención de comenzar el próximo mes y el 29 por ciento afirmó que lo abandonaría en los siguientes seis meses. Además, aproximadamente el 60 por ciento de los fumadores afirmaron que habían reducido la cantidad de cigarrillos tras el alta, y el 11 por ciento dejaron de fumar, pero recayeron al poco tiempo.

Los expertos subrayaron que estos resultados muestran que la concienciación y el manejo de este hábito es insuficiente actualmente, por lo que exigieron opciones de tratamiento más intensas y desde un enfoque multidisciplinar, ya que, según destacaron, los infartos y la muerte pueden ser prevenidos en muchos casos si los pacientes con cardiopatía coronaria dejan de fumar.

Por su parte, el jefe del Área de Cardiología del Hospital La Paz, el doctor José Luis López-Sendon, ha declarado que "el control de las enfermedades cardiovasculares no ha de centrarse sólo en la hipertensión arterial, la diabetes y la frecuencia cardíaca, sino en cambiar los hábitos de vida". "Los factores de riesgo aumentan entre los jóvenes, por lo que es importante cambiar la actitud", ha añadido.

Por su parte, el jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Clínico Universitario San Carlos de Madrid, el doctor Carlos Macaya Miguel, ha señalado que "en los últimos veinte años ha descendido el número de fumadores varones en España, pero no el de mujeres", y ha añadido que "el cambio de hábitos no se produce de la noche a la mañana, y se necesita tiempo".