Domingo, 18 Agosto 2019

El CNPT pide actualizar la Ley Antitabaco

La mitad de las personas fumadoras morirán prematuramente por causas relacionadas con el tabaco

Más de 50.000 personas mueren al año por causas relacionadas con el tabaco y se estima que la mitad de los fumadores morirán prematuramente por factores relacionados con su consumo, siendo la primera causa de muerte evitable en España. El Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT), la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) y la asociación ‘No fumadores’ solicitan actualizar la Ley Antitabaco, acabar con la vulneración de los espacios sin humo y fomentar una cultura de la educación para desnormalizar el consumo, como medidas para acabar con el tabaquismo

Madrid 30/05/2019 medicosypacientes.com/ S.Guardón
Un 8% de adolescentes fuma a diario.
Así lo pusieron de manifiesto en un acto celebrado en la sede de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), con motivo del Día Mundial Sin Tabaco, que se celebra hoy viernes, 31 de mayo, el presidente del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT), el Dr. Andrés Zamorano; la directora de Relaciones Institucionales de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), Ana Fernández; y la presidenta de la organización "No Fumadores", Raquel Fernández.
 
Inició el turno de intervenciones el Dr. Andrés Zamorano, recientemente nombrado presidente del CNPT, quien reclamó actualizar la Ley Antitabaco de 2005 modificada en 2010, porque "han pasado diez años y se ha quedado obsoleta, entre otras cosas por la aparición de nuevos productos de tabaco como los cigarrillos electrónicos o de calentamiento de tabaco".
 
Para el Dr. Zamorano, fumar representa "el principal problema de salud pública en España", por lo que denunció la "poca actividad" realizada desde las instituciones contra el tabaco. "No ocupa el lugar que le corresponde en la agenda de los políticos. Nunca un problema tan grande se ha tratado de forma tan nimia. Por ejemplo, hace más de diez años que no se hace una campaña antitabaco seria en televisión, como sí ocurre en accidentes de tráfico”, dijo.
 
Aludió al intento de normalización, por parte de las compañías tabacaleras, del uso de los nuevos dispositivos y los variados incumplimientos de la Ley del Tabaco, especialmente en lo que se refiere a la vulneración de la normativa sobre las áreas y espacios en los que no está permitido fumar.
 
Por ello, señaló que "es el momento" de "dar un paso hacia adelante" en la legislación ante la "desidia de los poderes públicos". "La Ley no funciona. Hace falta una norma que establezca una hostelería cien por cien libre de tabaco", ha y solicitó que no solo se prohíba fumar en terrazas cerradas sino en cualquier tipo de ellas, "como ya ocurre en Reino Unido o Suecia, donde las tasas de tabaquismo son bastante bajas".
 
Una de las tareas prioritarias, para el presidente del CNPT, es velar por el avance en el cumplimiento de las medidas propuestas en el Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el Control del Tabaco, publicado el 27 de febrero de 2007, que están recogidas en la Declaración de Madrid, suscrita por 60 sociedades científicas, Consejos de Colegios Profesionales y otras asociaciones de pacientes y usuarios, siendo dicha declaración la hoja de ruta actual del CNPT”.
 
El tabaquismo es la principal causa de muerte evitable y que en el mundo “el 12 por ciento de las muertes están relacionadas con el tabaco”. En el caso de España, especificó el Dr. Zamorano, “una de cada tres personas es fumadora y que el tabaco ocasiona 52.000 víctimas anuales”. Se estima que la mitad de las personas fumadoras morirán prematuramente por una causa relacionada con el tabaco. “Es una enfermedad social”, matizó.
 
Respecto a la preocupación actual de los profesionales sanitarios por el consumo del tabaco, el Dr. Zamorano puso sobre la mesa el repunte de cinco puntos hasta alcanzar el 34 por ciento de las personas que fuman a diario, según la encuesta EDADES 2017-2018 que se realiza de manera bianual, así como el aumento de la tasa de tabaquismo en mujeres. Además un 8% de adolescentes fuma a diario.
 
El Ministerio de Sanidad celebra por primera vez un acto para conmemorar el Día Mundial Sin Tabaco
 
En su opinión, “a las tabacaleras les da igual lo que fumes, lo que quieren es que fumes, que estés enganchado” es por lo que insistió en la necesidad de ampliar la ley para que se introduzca un “etiquetado neutro”; se paguen los mismos impuestos por todos los productos tabáquicos (además de subir el porcentaje de contribución del producto) y se vigile el cumplimiento de la ley para que no se fume en los espacios que no están habilitados para ellos, como las terrazas de los bares que tienen techo cubierto y más de dos paredes.
 
Además, el Dr. Andrés Zamorano puso de manifiesto que, si una persona quiere dejar de fumar, es imprescindible que acuda a profesionales sanitarios para que se busquen las vías necesarias para acabar con el hábito. “Solo el 3% de los fumadores consigue dejar de fumar y el 70% quiere hacerlo”, dijo.
 
Por este motivo, celebró que hoy el Ministerio de Sanidad organiza “por primera vez en la historia de este país, un acto para conmemorar el Día Mundial Sin Tabaco”, un encuentro al que está previsto que acudan el secretario general de Sanidad en funciones, Faustino Blanco, y la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo.
 
El objetivo de esta jornada es poner en valor el avance en el proceso de la prevención y del control del tabaquismo, así como exponer a las autoridades la importancia del contenido de la Declaración de Madrid del CNPT para terminar con el consumo del tabaco. Para su presidente, “nunca un problema tan gordo fue tratado de forma tan nimia”.
 
Cada día mueren 62 personas con cáncer de pulmón asociado al consumo de tabaco
 
Por su parte Ana Fernández señaló que cada día mueren 62 personas con cáncer de pulmón asociado al consumo de tabaco y que otras 78 personas recibirán la noticia de que tienen esta enfermedad.
 
Hizo un repaso sobre los retos que se plantean contra el tabaco e hizo hincapié en que “el recortar y frenar su consumo y llegar a que el cáncer de pulmón sea considerado como una enfermedad rara, es decir, que llegue a bajar tanto su incidencia para que sea clasificada como tal, al igual que está pasando con el cáncer colorrectal y de cuello de útero por los cribados” es uno de los retos. En este sentido, puntualizó que “se ahorraría sufrimiento para los pacientes y familiares, muertes y también en costes”.
 
Como fundamental para alcanzar este reto, la directora de Relaciones Institucionales de la AECC destacó “el ayudar a los fumadores a dejar el hábito”, ya que “en España concretamente existen dispositivos y ayudas muy eficaces”. 
 
En cuanto al segundo reto aludió a la responsabilidad social, llevada a un nivel tan elevado como que “no existan fumadores en las generaciones del futuro”. Para ello, Fernández resaltó la creación de entornos sin humo y “una cultura de la educación que siga fomentando la desnormalización del consumo del tabaco”.
 
“Es importante entre niños y adolescentes un proceso de aprendizaje y una educación en emociones para una toma de decisiones en pro de los hábitos de vida saludables, de forma consecuente, para aprender a decir “no”, apuntalar la autoestima y saber posicionarse ante la presión del grupo” y evitar así caer en la adicción y empezar a fumar”.
 
"Hace casi diez años ya de la última modificación, que consiguió desnormalizar la cultura del tabaco, pero tenemos que conseguir que no haya fumadores en el futuro. Las nuevas generaciones tienen que ver que lo normal es no fumar. El reto es brutal, tanto social como educativo", manifestó.
 
 “Existe una responsabilidad social y personal. Al final es la persona la que decide fumar o no. España es un país preparado para ayudar a dejar de fumar y para prevenir la adicción. Estamos a tiempo de reducir las tasas de fumadores. Hay que continuar cambiando la cultura del tabaco”, explicó.
 
Más de ocho personas no fumadoras mueren al día en España por inhalar humo de tabaco
 
Finalmente, Raquel Fernández-Megina aludió a la cifra de que más de 3.000 fumadores pasivos mueren al año en España a causa de enfermedades producidas por el humo del tabaco, lo que supone que ocho personas no fumadoras mueren al día por inhalar humo de tabaco. “Son personas que decidieron no fumar y, debido al tabaco de otros, están muriendo”, indicó.
 
Es por ello que, entre las medidas que se deberían aplicar para fomentar más la desnormalización del tabaco, la presidenta de No Fumadores apuntó que “habría que acabar con el binomio hostelería y tabacaleras” y “equiparar los impuestos entorno al tabaco”, ya que este producto “no aporta nada, recorta libertades y ocasiona muertes”. También, solicitó el “crear una hostelería 100 por cien libre de humo, como mecanismo para acabar con su consumo”.
 
Según los resultados de un estudio efectuado por la Universidad de Alcalá de Henares, el 80 por ciento de las terrazas de bares y restaurantes madrileños incumple la normativa contra el tabaco. Así, la experta demandó que “las inspecciones deberían ser trasversales y no solo de Sanidad”. Además, insistió en que debería ser “un tema de voluntad política” y “no de mirar hacia otro lado”.
 
Asimismo, recordó que cuando una persona sea testigo del incumplimiento de las medidas, como ver que se está fumando dentro de una discoteca o bar “hay que llamar a la Policía y/o poner una hoja de reclamaciones al establecimiento”.
 
En su opinión, “el Estado no pone en músculo en defender la Ley, no hay voluntad política. Hay terrazas cerradas por tres partes, e incluso con puertas, donde se fuma. Las inspecciones de Sanidad no son suficientes; pedimos que cualquier tipo de inspector, también de Trabajo, pueda actuar, y también las a las fuerzas de seguridad del estado, policías tanto a nivel nacional como local si ven a alguien fumando en una terraza cerrada", denunció Fernández Megina.
 
Para ella las instituciones "miran para otro lado" cuando detectan terrazas que incumplen la legislación. Así, ha asegurado que su asociación, en tan solo una tarde, detectó unas 200 terrazas cerradas donde se fumaba en Sevilla”. Asimismo, señaló que en la Comunidad de Madrid hay tan solo 17 inspectores. La hostelería hace mucho dinero así, se han reído de la Ley Antitabaco".
 
Es por lo que además pidió, el empaquetado genérico de todas las cajetillas, ampliar los espacios sin humo "eliminando las ambigüedades y haciendo cumplir la legislación vigente", facilitar el acceso de la población fumadora a profesionales sanitarios entrenados en el abordaje del tabaquismo, o financiar los tratamientos efectivos y seguros para dejar de fumar. "El tabaco no aporta nada, cuesta dinero, dolor, mata y recorta derechos y libertades", señaló Fernández Megina.