Campaña medicina rural

Sábado, 13 Agosto 2022

La ministra de Sanidad aboga por un Consejo Interterritorial con decisiones más vinculantes y fiscalizables

31/10/2011

La ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín, que participó ayer jueves en el Foro Nueva Economía, avanzó que, de ganar las elecciones el partido al que representa, el PSOE tiene previsto convertir las decisiones del Consejo Interterritorial del SNS en "vinculantes y fiscalizables". En mi año como ministra, argumentó, "he comprobado que la mayoría de los miembros del Consejo Interterritorial hacen propuestas eficaces para abordar los retos de la sanidad de sus territorios, otra cosa es que todos lo cumplan después"

Madrid, 28 de octubre 2011 (medicosypacientes.com)

La ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín, que participó ayer jueves en el Foro Nueva Economía, recalcó que el Gobierno ha proporcionado a las autonomías más de 15.000 millones de euros adicionales, entre ahorro y financiación, que parecen "no ser suficientes". El motivo, según ella, es que las comunidades no han destinado este dinero a la Sanidad.

De ahí que, una de las decisiones del PSOE, de ganar las elecciones el próximo 20 de noviembre, será hacer que las decisiones del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) sean "vinculantes y fiscalizables". "En mi año como ministra, he comprobado que la mayoría de los miembros del Consejo Interterritorial hacen propuestas eficaces para abordar los retos de la sanidad de sus territorios, otra cosa es que todos y siempre lo cumplan después", ha lamentado.

"La explicación es bastante sencilla y muchos ciudadanos, especialmente en algunas CC.AA., lo intuyen con claridad: los recursos adicionales y los ahorros de la sanidad no han acabado en las consejerías de sanidad. Esta, en mi opinión, es una situación que debe tener fin", ha añadido.

En este contexto, Pajín instó a las comunidades autonomías, a que "cumplan con su responsabilidad" y paguen a los proveedores sanitarios porque el Gobierno "les ha ahorrado" el dinero suficiente para hacerlo sin tener que recortar prestaciones.

"Vamos a exigir a las comunidades autónomas que paguen a los proveedores, porque es verdad que hay un déficit, pero tienen que pagar, no sólo porque es justo y es legal así, sino porque, además, les hemos ahorrado dinero para que paguen a los proveedores y no recorten prestaciones. Y deben cumplir con su responsabilidad, como nosotros (el Gobierno) hemos cumplido con la nuestra", según señaló.

La ministra expresó"especial preocupación" por la desigual ejecución que tiene en las diferentes comunidades autónomas y, por tanto, "la lesión comparativa de los derechos de la ciudadanía".

"No podemos olvidar que la aplicación de la Ley y su desarrollo es una cuestión de voluntad política y que son los gobiernos autonómicos los responsables de hacer efectivas las prestaciones y servicios, y esto no puede ser un argumento para desigualdad", aseguró.

Pajín recordó, por otra parte, que "todas las comunidades autónomas tienen la obligación de atender a todos los ciudadanos, vengan de donde vengan".

Pajín asegura que el SNS "no es derrochador", aunque pueda "perfeccionarse" siendo más eficaz y ahorrando costes. A juicio de la ministra, el problema del actual sistema "no es de gastos, sino de ingresos", pues a su mantenimiento se dedica sólo el 6,5 por ciento del PIB del país, dos puntos menos que en el resto de Europa. Mientras que en España se dedican 1.500 euros por paciente al año, en países como Francia se destinan 2.000 y en Reino Unido 2.500 euros.

Considera que, aunque el debate sobre la financiación de la sanidad en España dura ya 25 años, el país se encuentra ahora en "un momento crucial para su SNS", que los socialistas quieren mantener como público y universal porque, a su entender, que sea así "forma parte del ADN de este país".

Para conseguirlo, ha recitado las fórmulas que propone el candidato del PSOE a la Presidencia, Alfredo Pérez Rubalcaba: aumento de los ingresos a través de impuestos, financiación finalista para la sanidad y mejora de la gestión, promoviendo el ahorro, no el recorte. Sólo así, dice Pajín, se puede "invertir el discurso contra lo público" y combatir "la visión privatizadora y regresiva" de algunos.

En este sentido, volvió a expresar su rechazo a los recortes de la sanidad que están realizando comunidades como Cataluña o Castilla-La Mancha porque, a su entender, en momentos de crisis las administraciones deben saber elegir dónde deben o no dejar de gastar. Para ella, "lo primero sería garantizar la sanidad y la dependencia".

Asimismo, criticó las declaraciones del consejero catalán de sanidad, Boi Ruiz, en las que decía que “la salud depende de uno mismo y no del Estado”. Según Pajín, "la salud no es un bien privado y no depende sólo de uno mismo", sino de factores como los alimentos o servicios a los que una persona puede acceder por su renta o el lugar donde viva, entre otros.

La conferencia íntegra de la ministra de Sanidad se puede consultar a pie de página