Campaña medicina rural

Martes, 9 Agosto 2022

La Ley sobre modernización del sistema de Seguridad Social culmina mañana jueves su tramitación parlamentaria

21/07/2011

Con la entrada en vigor de dicha ley quedará sin efecto la Orden del Ministerio de Trabajo que hace incompatible el cobro de la pensión con el ejercicio profesional privado. Sobre esta problemática cabe destacar el papel fundamental que han jugado las corporaciones profesionales y, especialmente, la Organización Médica Colegial que fue la primera en pronunciarse contra esta medida, y en presentar un recurso contencioso-administrativo para su paralización y retirada

Madrid, 20 de julio 2011 (medicosypacientes.com)

El Pleno del Congreso de los Diputados aprobará de forma definitiva mañana jueves, 21 de julio, en sesión extraordinaria, la Ley sobre actualización, adecuación y modernización del sistema de Seguridad Social, con el debate y votación de las enmiendas introducidas en el Senado. En su paso por la Cámara Alta, el pasado 12 de julio, quedó aprobada la enmienda transaccionada incorporada en la nueva normativa a propuesta del PSOE, PP y CiU y que deja sin efecto, una vez refrendada la citada normativa, la Orden del Ministerio de Trabajo que incompatibiliza el cobro de la pensión con el ejercicio profesional privado.

Como ha venido informando "Medicos y Pacientes", el Ministerio de Trabajo elaboró la Orden TIN/1362/2011, de 23 de mayo, sobre régimen de incompatibilidad de la percepción de la pensión de jubilación del sistema de la Seguridad Social con la actividad desarrollada por cuenta propia por los profesionales colegiados. A través de la misma, se establecía la incompatibilidad entre el percibo de la pensión de jubilación de la Seguridad Social y el ejercicio de una actividad laboral por el pensionista.

Esta Orden , en vigor desde el día 1 de julio de 2.011, no es aplicable, según rezaba el texto inicial, a los médicos que ya estén jubilados y realicen actividad profesional por cuenta propia con anterioridad a su entrada en vigor. “ Por ello, aquéllos que estén pensando en jubilarse de su actividad por cuenta ajena y continuar con la consulta privada, tienen de plazo para hacerlo hasta el 1 de julio de 2.011 y, pasada esta fecha, si se jubilan no podrán realizar ninguna actividad profesional”. Sin embargo, días después, concretamente el 3 de junio, el Ministerio de Trabajo publicaba en el BOE, una corrección de errores tras la cual se establecía que "la incompatibilidad entre el percibo de la pensión de jubilación de la Seguridad Social y el ejercicio de una actividad laboral por el pensionista no afecta, no solo a los que a fecha 1 de julio de 2011 estuvieran jubilados de la actividad por cuenta ajena, conforme así se fijaba, sino también a aquéllos que a fecha 1 de julio de 2011 hubieran cumplido ya los 65 años de edad.
La corrección publicada en el BOE dice textualmente que "en la página 52176, en la disposición adicional única, en su último renglón, donde dice: «… con anterioridad a la entrada en vigor de esta orden.», debe decir: «… con anterioridad a la fecha de entrada en vigor de esta orden, así como para quienes en la citada fecha hubieran ya cumplido los 65 años de edad.»".

Posteriormente, el jueves 21 de junio era transaccionada por PSOE, PP y CiU, una enmienda original de CiU para intentar restablecer la compatibilidad entre el cobro de la pensión y el ejercicio profesional privado. Dicha enmienda transaccional fue aprobada en el Congreso de los Diputados e incluida en el proyecto Ley de Modernización del Sistema de Seguridad Social, como disposición adicional trigésima séptima.

"PROYECTO DE LEY SOBRE ACTUALIZACIÓN, ADECUACIÓN Y MODERNIZACIÓN DEL SISTEMA DE SEGURIDAD SOCIAL Disposición adicional trigésima séptima.
Compatibilidad entre pensión de jubilación y trabajo.
El Gobierno presentará un proyecto de ley que regule la compatibilidad entre pensión y trabajo, garantizando el relevo generacional y la prolongación de la vida laboral, así como el tratamiento en condiciones de igualdad de las diferentes actividades. Mientras no se produzca esta regulación, se mantendrá el criterio que se venía aplicando con anterioridad a la entrada en vigor de la Orden TIN/1362/2011, de 23 de mayo".

En su paso por el Senado, dicha enmienda se ha mantenido transaccionada sin que haya sido sometida a debate, al ser apoyada por mayoría y ha vuelto a ser remitida junto con el resto del texto normativo al Congreso para su aprobación definitiva este jueves.

Papel decisivo
de las organizaciones profesionales

Sobre esta problemática cabe destacar el papel fundamental que han jugado las organizaciones profesionales, y en el caso que compete a los profesionales médicos, fundamentalmente el de la Organización Médica Colegial que fue la primera en pronunciarse sobre esta medida calificada como un “asalto” a las profesiones colegiadas y especialmente a las dedicadas a la Medicina, dado que los profesionales afectados están en torno a los 35.000, como recordaba, en su momento, el secretario general de la OMC, el doctor Serafín Romero.

Así, además de la diversas reuniones mantenidas con el Ministerio de Trabajo para explicarles la situación de los profesionales afectados por la medida y exponerles el posicionamiento de la Organización Médica Colegial, ya en la Asamblea General del pasado 28 de mayo, el Consejo General de Colegios de Médicos aprobó por unanimidad la propuesta de la Comisión Permanente de presentar un recurso contencioso-administrativo para la paralización y retirada de dicha Orden, en base a criterios jurídicos, el cual todavía se mantiene.

Asimismo, es reseñable el papel del CGCOM, a través de Unión Profesional, en la búsqueda de una salida a esta problemática a través de reuniones y contactos con representantes de distintos Grupos políticos como en el Senado con el Grupo Popular y que contó con la participación del senador Jesús Aguirre, quien mostró su apuesta decidida para frenar el mandato del Ministerio de Trabajo (ver "Medicos y Pacientes" en su edición del 22-6-11).

Desde la OMC, se ha trabajado intensamente sobre esta problemática con el fin de recuperar la cordura y dar solución definitiva a una situación sin sentido tanto para los médicos como para los ciudadanos en la que ni se ganaba nada ni tampoco servía de utilidad de cara a afrontar la actual crisis económica.