Campaña medicina rural

Sábado, 20 Agosto 2022

La Ley del tabaco se está cumpliendo… aunque los medios reflejen lo contrario

25/01/2011

Armando Peruga, máximo responsable sobre tabaquismo en la OMS, ha puesto al descubierto las estrategias de Marketing de la industria tabaquera y cómo estas intentan distorsionar una realidad que no es otra que la normalidad generalizada en el cumplimiento de la Ley. El secretario general de sanidad, José Martínez Olmos, fue categórico al afirmar que “hay una realidad y es que los ciudadanos están cumpliendo la ley”

Madrid, 26 de enero 2011 (medicosypacientes.com)

La Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS) ha organizado un encuentro con los medios de comunicación en el que el médico e investigador español, Armando Peruga, gerente de la Iniciativa Libre de Tabaco de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y uno de los mayores expertos mundiales en tabaquismo, ha puesto al descubierto las maniobras de la industria tabaquera contra la recientemente aprobada Ley del tabaco.

Descripción de la imagen

(De izqda. a dcha) Francisco Cañizares, Armando Peruga,
José Martínez Olmos y Mª Angeles Planchuelo

El acto, presentado por Francisco Cañizares, presidente de ANIS, contó previamente con las intervenciones del secretario general de Sanidad, José Martínez Olmos, y la presidenta del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT), Mª Angeles Planchuelo. Se trataba, en definitiva, como señaló Cañizares, de situar el debate en su justa medida, que no es otra que la defensa de la salud pública. Por eso más que hablar de “Ley antitabaco”, se debería hablar de “Ley de protección de los no fumadores” como en un momento de este encuentro se suscitó.

Mª Angeles Planchuelo quiso comenzar trasladando la “felicitación a la sociedad en general y a los fumadores en particular, por el cumplimiento generalizado de la Ley” y añadió que “no se trata de una ley prohibitiva, sino reguladora” y explicó cómo con la misma “se han ganado espacios de convivencia y salud”.

Para Martínez Olmos, está suficientemente demostrado que “el tabaco es la principal o una de las principales causas de muerte evitable”, de ahí la importancia de trasladar a la sociedad el daño que hace a la salud así como el “altísimo grado de cumplimiento” de esta ley. También indicó que la lucha contra el tabaco es mucho más amplia que el simple control de su consumo en espacios cerrados, aunque esto último sea lo más llamativo.

Se ha quitado a las tabaqueras uno de sus principales argumentos de Marketing

En su intervención, Armando Peruga comenzó señalando que el tabaco “es una de las principales lacras de salud pública en el mundo”, pero que sin embargo, los mensajes que llegan a la población a través de los medios de comunicación no dan esta imagen, sino que al contrario transmiten la idea de que hay un alto grado de incumplimiento y rebeldía social contra esta Ley, algo que desde luego no es así, ya que los casos de incumplimiento no dejan de ser anecdóticos y el cumplimiento de la Ley es generalizado. La clave que apuntó es que “tenemos enfrente una industria poderosa que va a seguir luchando”.

En esta línea explicó que la industria tabaquera había vendido en Europa y el resto del mundo el anterior modelo español (la anterior Ley del tabaco) y este cambio de la Ley española echa por tierra sus argumentos: “a la industria tabaquera le hemos quitado uno de sus argumentos de Marketing”, remarcó.

Peruga desveló cuáles son los puntos cave de la estrategia de la industria tabaquera para sus campañas de defensa de su negocio:

• Difundir dudas entre la población sobre el impacto real del tabaco sobre la salud.
• Presentar el debate de esta Ley como un asunto de libertades.
• Proclamar los perjuicios económicos que esta Ley puede ocasionar.
• Hacer creer que la Ley no se cumple.
• Recurrir la Ley ante los tribunales.

Como muestra de estas prácticas mostró ejemplos de personajes públicos haciendo declaraciones a favor del tabaco y alentando estas líneas estratégicas, proliferación en medios de comunicación de casos aislados de incumplimiento dando la impresión de que es algo generalizado, ausencia de informaciones en los medios que indiquen la normalidad con que la sociedad ha aceptado esta Ley y los beneficios que de ella se derivan para la salud, etc.

También profundizó en el análisis de algunos datos estadísticos que ofrecen las tabaqueras para “cuantificar” el perjuicio económico a los negocios de hostelería. Se pudo ver la manipulación de las cifras y cómo estas no se basan en datos objetivables sino en impresiones subjetivas. Peruga fue categórico al afirmar que “no hay ningún estudio –realizado con rigor- que demuestre que haya habido perjuicios para el sector” en aquellos países donde se han puesto en marcha leyes similares. Y como continuó explicando “los que se presentan sólo son estudios de opinión realizados por los propios grupos interesados”.

En los documentos que utilizan las tabaqueras para defender su negocio se puede ver cómo alientan la idea de perjuicios económicos, para lo cual se valen, entre otros medios, de “minorías vociferantes que crean controversia”, tal como ellos afirman, haciendo suyo el lema “la duda es nuestro producto”.

Los medios de comunicación no reflejan la realidad

“Existe un contraste demasiado evidente entre lo que reflejan los medios y lo que está sucediendo en realidad”, expuso este experto, por lo que en su opinión “la gente tiene que saber que la ley se cumple”. Por ello recordó que el Gobierno debe educar primero, vigilar después, y como último recurso sancionar y dar a conocer dichas sanciones.

Otro de los aspectos que juegan aquí un papel importante es el concepto de “normalidad” ya que “se tiene que ver como normal que la gente no fume en locales cerrados” y desde luego, tal como afirmó el secretario general de Sanidad, “hay una realidad y es que los ciudadanos están cumpliendo la Ley”.

"Médicos y Pacientes" les ofrece, en el documento adjunto, el informe divulgado en este encuentro por la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS).