Jueves, 20 Julio 2017

Cuidados paliativos

La Generalitat Valenciana aprueba el anteproyecto de ley sobre derechos en el proceso final de la vida

El pleno del Gobierno valenciano aprobó el viernes el anteproyecto de ley de la Generalitat de derechos y garantías de la dignidad de la persona en el proceso de atención final de la vida. En la rueda de prensa posterior al pleno del Consell, celebrado en Alicante, la consellera de Sanidad, Carmen Montón, dijo que con este texto normativo "no se habla de eutanasia ni de suicidio, sino de avanzar en los cuidados paliativos para garantizar la dignidad de las personas hasta su muerte"

Alicante 14/07/2017 medicosypacientes.com
La norma garantiza el respeto de la persona al final de la vida.

Entre las principales novedades de la norma destacan aspectos como que la ley garantiza el respeto de la persona al final de la vida, dando cumplimiento al desarrollo de sus derechos a través de la denominada "Planificación Anticipada de Decisiones". Este documento permite, según la Generalitat, "la planificación de la atención futura de forma conjunta con el personal que atiende habitualmente al paciente mediante un proceso voluntario y progresivo de comunicación y deliberación". Este proceso está abierto a familiares o representantes designados por el paciente y quedará registrado en la historia clínica. 

"La sociedad valenciana está suficientemente madura para pasar de la reflexión ética a una normativa" específica sobre este asunto, según Montón, quien se encontraba acompañada por la vicepresidenta y portavoz del Consell, Mónica Oltra. 

Esta norma es fruto de un proceso de participación iniciado con una veintena de expertos, como la filósofa Adela Cortina, y ciudadanos que han podido hacer sus aportaciones a través de una página web, y además se ha contado con el asesoramiento de organismos consultivos como el Comité de Bioética de la Comunitat Valenciana. 

Andalucía fuera la primera comunidad que puso en marcha una normativa autonómica que abordara este tema en 2010. Desde entonces se fueron sumando Aragón, Navarra, Canarias, Baleares, Galicia, País Vasco, Asturias y Madrid. El anteproyecto pretende regular el ejercicio de los derechos de la persona en el proceso final de su vida "para garantizar el respeto a su dignidad y autonomía, a la expresión de sus deseos y valores, a su voluntad, dentro del marco legal, y velar por la calidad de su vida durante dicho proceso". 

También quiere establecer los deberes que ha de cumplir el personal de las instituciones y centros sanitarios y sociales -tanto de titularidad pública como privada- que prestan servicios en la Comunitat Valenciana, que atienden a las personas en el proceso final de su vida, y fijar las garantías que deben proporcionar esas instituciones y centros. 

Además, la norma supone "un gran avance" en la atención integral paliativa, garantizada por la formación en cuidados paliativos de todos los profesionales implicados en la atención al paciente al final de la vida, que se está llevando ya a cabo en Atención Primaria en coordinación y colaboración con las unidades de hospitalización a domicilio. 

Otra novedad de la ley es que contempla tanto el derecho a recibir cuidados paliativos como a dónde recibirlos -el domicilio, un hospital, centros u otros- "siempre que lo permita la situación clínica y de cuidados". Se garantiza asimismo la adecuación de las habitaciones hospitalarias para uso individual del paciente en situación de últimos días, con la finalidad de garantizar la intimidad y dignidad al paciente y a sus familiares. La persona en el proceso final de la vida tendrá derecho a disponer, si lo desea, del acompañamiento permanente familiar o de la persona cercana que designe y las instituciones y centros sanitarios deberán facilitarlo.