Domingo, 17 Noviembre 2019

Domingo, Día Internacional de las Viudas

La Fundación para la Protección Social de la OMC destinó más de nueve millones de euros a prestaciones de viudedad y orfandad en 2018

La Fundación para la Protección Social de la Organización Médica Colegial (FPSOMC), entidad que representa la acción solidaria de todo el colectivo médico a nivel estatal, se suma al Día Internacional de las Viudas, que se conmemora este domingo, 23 de junio: Esta Fundación destinó más de nueve millones de euros a prestaciones de viudedad y orfandad en 2018

Madrid 21/06/2019 medicosypacientes.com
Gestionó en 2018 un total de 2.152 ayudas para casos de viudedad y orfandad
Aunque la ONU observó este día con la finalidad de visibilizar la situación de especial vulnerabilidad en la que se encuentran las mujeres que enviudan en muchos países del mundo –denegación de derechos de herencia, desalojos, abusos, así como diversas situaciones que ponen en riesgo su vida-, la FPSOMC recuerda que “las situaciones de viudedad y orfandad son circunstancias especialmente delicadas en todos los casos, situaciones en las que las familias no sólo se encuentran con dificultades económicas sino que también necesitan apoyo emocional”. 
 
La FPSOMC, como entidad de carácter social y sin ánimo de lucro, que tiene como objetivo atender y dar respuesta a las necesidades más inmediatas de naturaleza social y educativa de los miembros de la profesión médica y sus familias, gestionó en 2018 un total de 2.152 ayudas para casos de viudedad y orfandad, destinando 9.307.227 euros a estas causas. De estas ayudas, 92 se destinaron a casos de viudedad y 2.060 a casos de orfandad.
 
“Muchas veces ocurre que el fallecimiento imprevisto de un cónyuge o progenitor, además del consiguiente dolor emocional que conlleva, desmorona la economía familiar, afectando a las oportunidades de educación para los hijos e hijas y comprometiéndolas”, señala el Dr. Serafín Romero, presidente de la FPSOMC. “Por eso, consideramos fundamental la labor de protección social que realiza la fundación a este colectivo a veces en situación de vulnerabilidad”, añade.
 
En 2018 la Fundación concedió un total de 2.646 prestaciones, de las cuales el 60% fueron destinadas a ayudas educacionales, seguidas de las asistenciales (30%), para la conciliación de la vida personal, profesional y laboral (9%) y las destinadas a la prevención, protección y promoción de la salud del médico (1%).
 
Cifras en primera persona
 
Más allá de las cifras, la FPSOMC ayuda a casos como el de Carlos González, viudo de médica colegiada del Colegio de Médicos de Zaragoza, que tiene dos hijos de 17 y 21 años y que, desde que enviudó en 2012, cuenta con las prestaciones de la FPSOMC.
 
En concreto, su hijo menor recibe la prestación de Orfandad a menores de 21 años, ayuda con la que también ha contado su hermano mayor, quien, desde que ha comenzado a estudiar Peluquería y Estética, cuenta con una beca para el estudio, facilitada por la fundación.
 
“Las ayudas que nos ha facilitado la FPSOMC han supuesto para mi familia no solo una ayuda económica, sino un apoyo moral importantísimo. Además, se suma el hecho de que nuestros hijos son adoptados, por lo que es la segunda vez que atraviesan una situación de estas características. El contacto con el Colegio ha sido constante y siempre han mostrado un interés continuo tanto por mi situación como por la de los niños”, afirma Carlos.
 
Sobre la Fundación para la Protección Social de la OMC
 
La Fundación para la Protección Social de la OMC (FPSOMC) es una entidad privada de ámbito nacional, de carácter social y sin ánimo de lucro. Su origen se remonta a 1917 con la creación del Colegio de Huérfanos a iniciativa del Dr. Cortezo, entonces presidente de la Unión Médica, organización corporativa profesional.
 
La FPSOMC representa la acción solidaria de todo el colectivo médico destinada a la ayuda de los profesionales más necesitados. Tiene como misión principal atender y dar respuesta, complementariamente al sistema público, a las necesidades más inmediatas y básicas de naturaleza social y educativa de los miembros de la profesión médica y sus familias, a través de prestaciones, programas y servicios que les permitan afrontar de manera integral los posibles riesgos en materia social.