Domingo, 20 Octubre 2019

Día Mundial de la Salud Mental

La FRCOMS comprometida con la Salud Mental del colectivo médico cooperante y voluntario

Con motivo del Día Mundial de la Salud Mental, que se celebra hoy, 10 de octubre, la Fundación Red de Colegios Médicos Solidarios de la Organización Médica Colegial (FRCOMS) recuerda la importancia de desarrollar programas para preparar al personal médico humanitario antes, durante y después de su intervención en terreno, con el fin de fomentar el bienestar y la salud mental del colectivo médico cooperante y voluntario

09/10/2014 medicosypacientes.com

Madrid, 10 de octubre de 2014 (medicosypacientes.com)

Actualmente se estima que los desórdenes mentales y neurológicos afectan en el mundo a cerca de 700 millones de personas, la mayoría de las cuales no cuentan con la atención psicológica adecuada.

Según asegura la Organización Mundial de la Salud (OMS), aproximadamente cuatro de cada cinco personas que necesitan atención por trastornos mentales, neurológicos y por uso de sustancias en los países con ingresos bajos y medios-bajos no la reciben.

Este organismo define la salud mental como un estado de bienestar en el cual el individuo es consciente de sus propias capacidades, puede afrontar las tensiones normales de la vida, puede trabajar de forma productiva y fructífera y es capaz de hacer una contribución a su comunidad.

Siendo conscientes de las necesidades globales en lo que a atención a la salud mental de las poblaciones se refiere, fundamentalmente en países con deficiencias en la atención sanitaria en general, la Fundación quiere, en este caso, hacer hincapié en el abordaje de la salud mental del personal humanitario sanitario. El colectivo médico cooperante y voluntario no solo puede sufrir daños en su salud física sino también mental, debido a que suelen intervenir en situaciones de emergencia, desastres naturales, contextos de guerra y/o conflictos armados, puede generar trastornos importantes que deben ser tratados para la correcta adaptación del profesional a su regreso, o a la incorporación a otro programa.

Incluso en intervenciones al margen de la emergencia, el trabajo humanitario implica afrontar una serie de estresores y situaciones potencialmente traumáticas que son específicas de este ámbito (atención directa con población atendida en situaciones complejas, entornos inseguros, aislamiento, riegos para la salud etc).

De hecho, existen numerosos estudios que documentan el impacto del trabajo humanitario en la salud mental de los cooperantes, con riesgos de depresión, ansiedad y burnout durante su trabajo y al regreso.

Con motivo del Día Mundial de la Salud Mental, que se celebra hoy, 10 de octubre, la Fundación Red de Colegios Médicos Solidarios de la Organización Médica Colegial (FRCOMS) quiere hacer hincapié en la importancia de desarrollar programas para preparar al personal médico humanitario antes y después de su intervención en terreno con el fin de fomentar el bienestar y la salud mental del colectivo así como de prevenir, diagnosticar, tratar y gestionar el estrés que viene, frecuentemente, por desgaste profesional, acumulación y como respuesta a un hecho traumático.

Programa de Atención Psicológica para el Médico Cooperante y Voluntario

Con el fin de atender esta realidad, la fundación dispone de un Servicio de Atención Psicológica para el Médico Cooperante y Voluntario, una red de trabajo a nivel nacional en colaboración con Grupo de Acción Comunitaria (G.A.C), con profesionales de la salud mental, especializados en atender a profesionales humanitarios, y en este caso a  profesionales médicos cooperantes y voluntarios que, con motivo de su intervención en programas de cooperación para el desarrollo, emergencia en salud y/o asistencia humanitaria, así lo requieran y soliciten, por presentar sintomatología significativa que esté o pueda estar afectando negativamente la calidad de su desempeño profesional.

Este servicio se presta a los profesionales médicos cooperantes y voluntarios que así lo requieran y soliciten a través de la Red de Clínicos del Programa de Atención al Médico Enfermo (PAIME) de los Colegios de Médicos, desde la cual se podrá derivar al profesional médico a este servicio, si así el clínico lo considera oportuno.

La Fundación trabaja en este programa dentro de su línea de trabajo de apoyo y asesoramiento al médico cooperante y voluntario, y de desarrollo de prestaciones que favorezcan el ejercicio de su labor según las necesidades detectadas.

Además, la Fundación con el fin de fomentar el bienestar y la salud del colectivo médico cooperante y voluntario, está trabajando en el desarrollo de programas formativos relacionados con la cooperación, la ayuda humanitaria y la salud mental; atención del personal humanitario que con motivo de trabajar en contextos hostiles y/o precarios, puede enfrentarse en algunos casos, en función de la naturaleza de su intervención, a numerosas situaciones de estrés a largo-medio plazo.