Lunes, 28 Septiembre 2020

Propuestas para próximo año

La Federación de Diabéticos Españoles defiende un cambio en el modelo sanitario español centrado en el paciente crónico

La Federación de Diabéticos Españoles (FEDE) defiende la necesidad de cambiar el modelo sanitario español hacia la cronicidad, ya que a su juicio los pacientes crónicos representan el 80% de las consultas en los servicios de Atención Primaria. Asimismo, insisten en su propuesta de la creación de la especialidad terapéutica en diabetes para avalar la experiencia, la formación y los conocimientos de los profesionales sanitarios en esta patología

Madrid 28/12/2015 medicosypacientes.com
Andoni Lorenzo Garmendia, presidente FEDE
La prevalencia de enfermos de diabetes en España se sitúa cerca de los 6 millones de personas, una cifra que según la Federación de Diabéticos Españoles (FEDE) va creciendo de forma vertiginosa. 
En este sentido, las últimas estimaciones que se han realizado desde FEDE apuntan a que dentro de diez años la incidencia de la patología se podría incrementar en un 55%, lo que supondría que más de 9 millones de españoles padeciesen diabetes.
 
Desde FEDE se considera que la única forma de poder frenar esta pandemia es apostar por la educación, la formación y la información no solo para las personas con diabetes sino para la sociedad en general. Para lograrlo, es fundamental que todos los agentes implicados trabajen coordinadamente: administración pública, personal sanitario, asociaciones y personas con diabetes. 
 
“Sólo unidos es como se podría conseguir que las previsiones del incremento de la diabetes no se conviertan en realidad” han asegurado desde FEDE. De hecho el presidente de esta institución, Andoni Lorenzo Garmendia, ha defendido en reiteradas ocasiones la necesidad de cambiar el modelo sanitario español hacia la cronicidad, y es que, “no podemos continuar con un sistema centrado en los pacientes agudos, cuando los crónicos representan el 80% de las consultas en los servicios de Atención Primaria. Además, no debemos olvidar que la esperanza de vida se alarga cada vez más, y las personas con alguna dolencia crónica se incrementarán sensiblemente”.
 
En este sentido uno de los principales ejes de trabajo ha sido la reclamación de la especialidad terapéutica en diabetes (ETD), propuesta que, desde, FEDE se trasladó al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, al ser clave para mejorar el autocuidado del paciente. Fruto de esto fue precisamente la publicación del Real Decreto 639/2015, de 10 de julio, por el que se regulan los Diplomas de Acreditación y los Diplomas de Acreditación Avanzada. Con ello se ha dado un gran paso adelante, ya que establece la identificación de la necesidad de creación de dichos diplomas, con los que se podrá avalar la experiencia, la formación y los conocimientos en diabetes de los profesionales sanitarios, pudiendo en un futuro de esta manera identificar quién realmente posee esas capacidades.
 
FEDE, además, ha trabajado firmemente por incluir personal sanitario en las aulas para atender a los menores con esta patología, así como por la lucha contra la discriminación laboral, instando a la clase política para que apostara por su regulación. Se tratan, ambos dos, de temas cruciales, por los que se continuará luchando en la próxima Legislatura.
 
Las nuevas tecnologías, entre las líneas de actuación de FEDE
 
FEDE ha apostado por los avances de las nuevas tecnologías que puedan ayudar a mejorar el día a día de las personas con diabetes y paliar sus efectos y complicaciones. Aquí es donde se enmarcan, por ejemplo, las bombas de insulina, que consiguen mejorar el control glucémico y reducir el riesgo de sufrir hipoglucemias, fundamentalmente en niños con diabetes tipo 1.
Con el uso de las bombas también se consigue disminuir el número de inyecciones, pasando de cinco pinchazos diarios a uno cada tres días. Otro de los avances a tener en cuenta es el páncreas artificial que en los próximos años permitirá a los pacientes eliminar la necesidad de inyectar la insulina manualmente y garantizará que se administren las dosis exactas cada vez que sea necesario.