Campaña medicina rural

Sábado, 13 Agosto 2022

La Federación Española de Cáncer de Mama pide al nuevo Gobierno que garantice la calidad y equidad de los servicios

28/12/2011

La Federación Española de Cáncer de Mama (FECMA) ha instado al nuevo Gobierno a que garantice la calidad y equidad de los servicios y de las prestaciones al paciente oncológico y afirma que los recortes no pueden incidir en la detección y el tratamiento de esta enfermedad.

Madrid, 29 de diciembre de 2011 (medicosypacientes.com/EP)

La Federación Española de Cáncer de Mama (FECMA) ha instado al nuevo Gobierno a que garantice la calidad y equidad de los servicios y de las prestaciones al paciente oncológico y afirma que los recortes no pueden incidir en la detección y el tratamiento de esta enfermedad.

"Solicitamos a los responsables de salud del Gobierno entrante su compromiso para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud sin que peligre la calidad y la equidad de los servicios y prestaciones que recibimos, así como la universalidad del derecho a la salud", ha explicado la presidenta de FECMA, María Antonia Gimón.

Asimismo, la representante de esta federación ha reconocido la necesidad de políticas de control del gasto público "pero las medidas de ahorro y control no pueden ir contra la calidad de los servicios y las prestaciones al paciente oncológico".

"Gracias a los programas de detección precoz del cáncer de mama muchas de nosotras seguimos con vida (...) Tampoco estamos dispuestas a renunciar a una asistencia integral y multidisciplinar que atienda las particularidades del cáncer de mama y que incluya atención psico-social, rehabilitación física y tratamientos especializados del Ganglio Centinela", ha argumentado.

Cohesión Social

Por otro lado, Gimón ha defendido una sanidad pública de calidad "universal y gratuita" que siga siendo "un elemento estratégico de cohesión social, de igualdad y motor activo de la economía".

"El modelo de gestión descentralizada de nuestra sanidad por transferencia de las competencias a las comunidades autónomas no puede romper la unidad del sistema público, ni modificar el derecho constitucional a la salud, ni poner en riesgo el actual catálogo homogéneo de servicios y prestaciones sanitarias", explicó.