Viernes, 19 Julio 2019

La Fe incorpora la braquiterapia con rutenio para tratar tumores intraoculares en niños

22/06/2009

La técnica, que es resolutiva en más del 80% de los casos y no presenta prácticamente complicaciones, consiste en una pequeña placa impregnada de rutenio en su parte cóncava y cubierta de plata en el lado convexo para evitar la emisión de radiaciones hacia el exterior

Valencia, 23 de junio 2009 (medicosypacientes.com)

El Hospital Universitario La Fe, de Valencia, ha comenzado a utilizar de forma pionera en la Comunidad Valenciana la braquiterapia con rutenio en niños afectados de retinoblastoma o cáncer de retina, el tumor intraocular maligno más frecuente en menores de seis años.

La braquiterapia con placas de rutenio es un tratamiento multidisciplinar radioterápico indicado en tumores oculares de menos de cinco milímetros de profundidad, ya que emite una radiación menos agresiva que otras sustancias utilizadas, por lo que se hace especialmente adecuada para el abordaje de retinoblastomas.

Al desprender dosis de radiación más bajas y concentradas, el rutenio actúa directamente sobre el tumor en un tiempo reducido sin afectar a las estructuras vitales del ojo y desaparece rápidamente, por lo que su uso mediante braquiterapia está específicamente recomendado en pacientes pediátricos. De esta manera, es posible abordar de forma más efectiva tumores más pequeños y llegar a indicaciones clínicas hasta ahora inalcanzadas.

Diseñada para el paciente infantil

Asimismo, la braquiterapia con rutenio facilita la aplicación de la técnica en niños frente a la braquiterapia con yodo que La Fe viene utilizando desde 2007. En este último caso, las placas son más gruesas debido a que contienen minúsculas semillas de oro encargadas de liberar el yodo mientras que en las de rutenio es la propia placa la que contiene la radiación, por lo que es más pequeña, manejable y cómoda para los ojos infantiles.

La técnica, que es resolutiva en más del 80% de los casos y no presenta prácticamente complicaciones, consiste en una pequeña placa impregnada de rutenio en su parte cóncava y cubierta de plata en el lado convexo para evitar la emisión de radiaciones hacia el exterior. Tras el estudio de cada caso específico para adecuar la dosis de radiación al tipo de tumor, la placa, de poco más de un centímetro de diámetro y sólo un milímetro de grosor, se coloca sobre la lesión ocular mediante intervención quirúrgica con anestesia local y se deja instalada entre dos y tres días dependiendo de la complejidad del tumor.

Durante este tiempo y dado que el riesgo de radiación del rutenio es muy bajo, el paciente no necesita estar aislado en una habitación emplomada hasta la extracción de la placa. Esto supone una ventaja diferencial importante, ya que de esta manera los padres de los niños pueden acompañarles durante su periodo de hospitalización.

El retinoblastoma, que en la mayoría de los casos se presenta sólo en un ojo si no existen antecedentes familiares, tiene una prevalencia de 1 por cada 20.000 nacidos. El Hospital Universitari La Fe ha utilizado ya la braquiterapia con rutenio en un niño de 3 años afectado de esta patología desde que comenzó a aplicar esta técnica por primera vez a nivel autonómico en marzo de 2009. Con anterioridad, el centro sanitario ha tratado con éxito otros siete casos de cáncer de retina mediante braquiterapia con yodo.

Enlaces relacionados: