Domingo, 15 Septiembre 2019

Domingo, Día del cooperante

La FCOMCI se suma al día del cooperante en defensa de la labor de este colectivo sanitario en el acceso universal de la salud

Más de 2.600 españoles se dedican profesionalmente a la cooperación internacional para el desarrollo y a la acción humanitaria, de los cuales muchos de ellos son profesionales sanitarios. Por este motivo, la Fundación para la Cooperación Internacional de la Organización Médica Colegial (OMC) se suma a la celebración, este domingo 8 de septiembre, del Día Internacional del Cooperante, para mostrar su apoyo y defensa a los profesionales médicos que desarrollan su labor en proyectos de cooperación, proporcionan asistencia humanitaria y garantizan el acceso a la sanidad a la población más desfavorecida

Madrid 05/09/2019 medicosypacientes.com / S. Guardón
Más de 2.600 españoles se dedican profesionalmente a la cooperación internacional
El Día del Cooperante es una fecha destinada a todas las personas que se dedican profesionalmente a la cooperación internacional para el desarrollo y a la acción humanitaria. Según la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), son más de 2.600 los españoles que entregan su tiempo y capacidades para conseguir un mundo más justo. 
 
La Fundación para la Cooperación Internacional de la Organización Médica Colegial (OMC), con motivo de este día, muestra su apoyo y defensa a este colectivo y, en concreto, a los profesionales médicos que desarrollan su labor en proyectos de cooperación y garantizan el acceso universal a la salud.
 
El Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM), a través de la Fundación para la Cooperación Internacional, detectó en su día que no existía un censo oficial de profesionales médicos cooperantes y/o voluntarios en activo, que visibilizase a aquellas personas que están desarrollando su labor en proyectos de cooperación y/o actuaciones de emergencia en los países empobrecidos. 
 
El incremento de profesionales médicos que trabajan en proyectos de cooperación internacional, salud global y/o acción humanitaria, la creciente demanda de profesionalización del sector y la solicitud cada vez mayor, por parte del colectivo médico, de prestaciones y servicios para el mejor desarrollo de su labor, llevaron a la Fundación a la puesta en marcha de este registro en el ámbito nacional que recoge la situación del colectivo, al mismo tiempo que vela por sus derechos y da respuesta a sus inquietudes y/o necesidades de formación y asesoramiento, entre prestaciones. 
 
Es, por este motivo, que la Fundación de los Colegios Médicos para la Cooperación Internacional (FCOMCI), con la colaboración del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM) y de los 52 Colegios de Médicos de España, puso en marcha en 2011 un Registro Nacional de Profesionales Médicos Cooperantes y Voluntarios. 
 
Los objetivos específicos del Registro Nacional de Profesionales Médicos Cooperantes y Voluntarios son establecer una bolsa de profesionales médicos al servicio de la sociedad civil general, las ONGD, Organismos Internacionales, instituciones médicas y académicas, que trabajan en el ámbito de la ayuda humanitaria, la emergencia internacional, la Salud Global y la cooperación para el desarrollo en el ámbito de la salud. Favorecer a las organizaciones la localización de profesionales médicos adecuados para sus proyectos e intervenciones, por especialidades, así como a los profesionales médicos la localización de necesidades en organismos internacionales y organizaciones humanitarias. Conocer la realidad de los profesionales médicos que estén trabajando en proyectos de cooperación internacional, detectar sus necesidades y avanzar en programas y prestaciones que les den respuesta. Establecer una herramienta de trabajo entre el profesional médico y las organizaciones e instituciones nacionales e internacionales que trabajan en el ámbito de la cooperación internacional y la ayuda humanitaria. 
 
El Día del Cooperante
 
Cada 8 de septiembre, los actores de la Cooperación Española conmemoran el Día del Cooperante. Su objetivo es reconocer la labor de quienes trabajan por el desarrollo sostenible y la lucha contra la pobreza en las zonas más vulnerables del planeta.
 
No se trata de una fecha elegida al azar, sino que hace honor al 8 de septiembre de 2000. Aquel día, los dirigentes mundiales se reunieron en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York para aprobar la Declaración del Milenio. Era la primera vez en la historia en la que tantos países formaban una alianza mundial para reducir la extrema pobreza y alcanzar una serie de objetivos -que inspiraron los actuales ODS-: los Objetivos de Desarrollo del Milenio. 
 
Los cooperantes cuentan con un marco normativo en el que se regulan sus derechos y obligaciones: el Estatuto del Cooperante. En este documento también se establecen cuestiones como la homologación de los servicios que prestan o las posibles incompatibilidades de su labor, entre otras.
 
El origen de este estatuto se remonta a 1998, cuando la Ley de Cooperación Internacional para el Desarrollo estableció, en su artículo 38.2, la obligación de aprobar el Estatuto del Cooperante. Sin embargo, no fue hasta 2006 cuando el estatuto salió a la luz, a través del Real Decreto 519/2006. Su nacimiento fue fruto de una reivindicación histórica por parte de la Coordinadora de ONG para el Desarrollo de España (CONGDE), de la que formamos parte. Su consecución fue muy importante pues, por primera vez, se reconocían las circunstancias especiales en las que trabajaban estas personas y se equiparaban sus derechos con los del resto de profesionales en España.