Campaña medicina rural

Viernes, 12 Agosto 2022

La espirometría puede lograr que hasta un 16 por ciento de los fumadores abandonen el tabaco

18/05/2011

Un estudio llevado a cabo por el Instituto de Investigación en Atención Primaria Jordi Gol investiga sobre si la suma de la realización de esta prueba y el consejo breve del médico de A.P. facilitan el abandono o la reducción del consumo de tabaco entre pacientes del primer nivel asistencial

Madrid, 19 de mayo 2011 (medicosypacientes.com)

La espirometría es una prueba sencilla que permite cuantificar la obstrucción de aire en el pulmón, y es efectiva para el diagnóstico de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) en sus fases iniciales, cuando a menudo no da síntomas. Dicha prueba, según un estudio del Instituto de Investigación en Atención Primaria (Idiap Jordi Gol), puede conseguir que un 16 por ciento de los fumadores deje el tabaco, siendo las personas más mayores las que más abandonan el tabaco.

El objetivo ha sido comprobar si la discusión detallada de los resultados obtenidos en las espirometrías, más un consejo breve para dejar de fumar por parte del médico de atención primaria, puede facilitar el abandono o la reducción del hábito tabáquico entre sus pacientes.

En el estudio han participado 317 fumadores mayores de 18 años no diagnosticados de EPOC, que no presentaban problemas para hacer una espirometría y no padecían enfermedad grave u otra patología respiratoria.

De hecho, el 50 por ciento de los pacientes que han participado en el estudio habían comenzado a fumar a los 17 años o antes. De los pacientes fumadores, un 50 por ciento fumaba un paquete diario o más, y además, de estos pacientes fumadores, el 50 por ciento llevaban fumando 31 años o más.

Se ha aprovechado que los resultados de la espirometría pueden identificar precozmente anormalidades funcionales pulmonares en pacientes que no tienen ningún o pocos síntomas.