Jueves, 16 Agosto 2018

Acto de investidura

La Dra. María Castellano, doctora honoris causa por la Universidad de Extremadura

El Hospital Universitario Infanta Cristina de Badajoz acogió el acto de investidura doctora honoris causa por la Universidad de Extremadura de la Dra. María Castellano Arroyo. Su padrino fue el profesor de la Facultad de Medicina, el Dr. Mariano Casado, quien pronunció el tradicional elogio de la doctoranda

Badajoz 08/02/2018 medicosypacientes.com
Acto de investidura de la Dra. Castellano.

El discurso de la Dra. Castellano incidió en la necesidad de que la Medicina Legal y Forense sea una especialidad médica más para poder dar respuesta a las demandas de las diferentes administraciones y la sociedad en general. A su juicio, la Medicina Forense precisa además de mejores especialistas que se puedan dedicar a la administración de justicia, la investigación y la docencia o a la pericia privada. Tuvo palabras de recuerdo para sus maestros y agradeció la presentación del Dr. Mariano Casado, con el que destacó “haber confluido gracias a la Ética y la Deontología Médica, ambos en la Comisión Central de Deontología de la OMC" y señaló a lo largo de su trayectoria ha intervenido en el Colegio de Médicos de Badajoz, presidido por el Dr. Pedro Hidalgo, “ejemplo de presidentes que han colocado su corporación en la primera línea de las actividades que hacen vivo un colegio profesional”. 

Jienense de nacimiento, fue la primera mujer que obtuvo una cátedra de Medicina en España (1980) con sólo 32 años. Además, fue la segunda mujer que ocupó el sillón de académica del Número de la Real Academia Nacional de Medicina (2012). La Dra. Castellano es una referencia en Medicina Legal, terreno en el que la Deontología está muy presente. En este ámbito también ha sido pionera al ser la primera mujer miembro de la Comisión Central de Deontología de la Organización Médica Colegial (OMC). “Desde los años 70 he estado muy unida a esta rama, cuando formé parte de la Comisión Deontológica del Colegio de Médicos de Granada, posteriormente pasé 17 años en la Comisión Deontológica del Colegio de Médicos de Zaragoza, después volví a Granada y luego he desarrollado esta labor en la Comisión Central de Deontología”. En este punto, la Dra. Castellano comentó que “la Deontología ha sido núcleo duro para los que nos hemos dedicado a la Medicina Legal”.

En 1997 volvió a Granada para seguir con sus trabajos en violencia familiar, creó la ‘Unidad de valoración Médico-Forense de violencia familiar’, que apoyada en un proyecto de investigación le permitió explorar a las familias en las que la mujer había puesto denuncia por maltrato. Desde entonces defendía que era necesario valorar a la mujer y a su situación de daño psicofísico, pero que también era imprescindible explorar al agresor para conocer sus patologías, sus actitudes hacia la mujer y el conflicto familiar, esta era la mejor forma de evaluar el riesgo que este hombre representaba para la integridad y la vida de la mujer. La Dra. Castellano considera que “a las mujeres hay que ayudarlas, protegerlas, impulsarlas a que retomen su trayectoria, pero también hay que estudiar al agresor”. 

Así, visitó más de doscientas familias de Jaén, Granada y Málaga, aportando en los juicios orales el informe que proporcionaba al Juez datos para tomar las mejores medidas de protección de la mujer, de curación/castigo para el hombre y, también para los hijos.

Pie de foto: la Dra. Castellano; Dr. Hidalgo, presidente del Colegio de Médicos de Badajoz; y Dr. Casado, miembro de la Comisión Central de Deontología de la OMC.