Campaña medicina rural

Sábado, 20 Agosto 2022

La depresión es una enfermedad crónica que afecta al 15% de la población

04/11/2008

Por las consultas de psiquiatría pasa un número elevado de personas que, en realidad, no son pacientes sino que tienen un problema de tristeza determinado por sus circunstancias personales

Madrid, 4 de noviembre de 2008 (Redacción)

La depresión es un trastorno mental de alta prevalencia que afecta a más de un 15% de la población. Yendo aún más lejos, la psiquiatría estima que uno de cada seis españoles sufrirá al menos un episodio de depresión a lo largo de su vida y que, al menos la mitad de éstos, volverá a recaer con posterioridad. El profesor Julio Vallejo presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría y jefe del servicio de esta especialidad en el Hospital Universitario de Bellvitge de Barcelona asegura que “la depresión tiene una base clínica y tiende a reaparecer, más allá de los desencadenantes puntuales”. Ése será uno de los temas centrales del XII Congreso Nacional de Psiquiatría que se celebra desde el 3 de noviembre en el Palacio de Congresos de Valencia hasta el 8 de noviembre.

Asegura el experto que “los progresos en torno a la depresión se pueden agrupar en dos órdenes: el análisis de las causas, cuestión que ha mejorado sensiblemente gracias a los avances relacionados con la genética, la imagen cerebral y la bioquímica; y el tratamiento, que posee un arsenal terapéutico con fármacos más eficaces y tienen menos efectos secundarios”.

Las estadísticas científicas son concluyentes: tras un primer episodio de depresión la probabilidad de recaída se sitúa alrededor del 60%; tras el segundo episodio aumenta al 80% y después de tres episodios llega al 90%. En cualquier caso, Julio Vallejo constata que “por las consultas de psiquiatría pasa un número elevado de personas que, en realidad, no son pacientes sino que tienen un problema de tristeza determinado por sus circunstancias personales. La primera labor del especialista es discernir a partir de cuándo puede comenzar a hablarse de una patología”.

Una vez corroborado, Julio Vallejo considera que “la depresión debería considerarse como una enfermedad crónica y abordar su tratamiento a largo plazo”. No por nada, la depresión multiplica por tres el riesgo de mortalidad cardiaca y la comorbilidad con enfermedades médicas a largo plazo. Asegura el especialista que “el tratamiento agudo de la enfermedad, el llamado episodio depresivo en las clasificaciones internacionales, apenas constituye el inicio de una intervención terapéutica que en numerosos casos va a durar largos años y que tendrá una evolución compleja”.

Vallejo destaca sobre todo que “son los ancianos con trastornos depresivos quienes constituyen un grupo de población en el que está más indicado el uso de tratamientos a largo plazo por la gravedad y recurrencia de los cuadros depresivos”.

Abandono del tratamiento

Otra de las cuestiones que valora el psiquiatra es el hecho fehaciente de que “con frecuencia, los pacientes con depresión abandonan el tratamiento porque infravaloran el riesgo de sufrir recaídas y recurrencias. Es decir, no son conscientes del riesgo que entraña abandonar el tratamiento de cara a sufrir una recaída (que la depresión reaparezca antes de la recuperación total) y, sobre todo, frente a que aparezcan las recurrencias o, lo que es lo mismo, que se presente un nuevo episodio de depresión en un breve espacio de tiempo.

Para el presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría, “la experiencia clínica demuestra que un tratamiento de mantenimiento a largo plazo, a las dosis adecuadas, ayudaba a prevenir posibles recaídas en la depresión. Actualmente, esto está constatado por estudios validados que aportan evidencia científica sobre esta cuestión”, señala Vallejo.