Campaña medicina rural

Domingo, 14 Agosto 2022

La Delegación de Salud de la Junta de Andalucía cuenta con un nuevo Comité de Ética Asistencial

28/12/2011

La Delegación de Salud de la Junta de Andalucía en Córdoba cuenta con un nuevo Comité de Ética Asistencial, que ha iniciado su actividad recientemente. Su cometido es mejorar el asesoramiento a pacientes y profesionales que solicitan sus consejos ante situaciones conflictivas que se plantean en el ámbito clínico y en las que entran en juego valores diferentes y generalmente contrapuestos.

Córdoba, 29 de diciembre de 2011 (medicosypacientes.com)

La Delegación de Salud de la Junta de Andalucía en Córdoba cuenta con un nuevo Comité de Ética Asistencial, que ha iniciado su actividad recientemente. Su cometido es mejorar el asesoramiento a pacientes y profesionales que solicitan sus consejos ante situaciones conflictivas que se plantean en el ámbito clínico y en las que entran en juego valores diferentes y generalmente contrapuestos.

Este nuevo órgano es fruto de la renovación del que existía anteriormente, con competencias similares, y persigue mejorar la toma de decisiones y los consejos que ofrecen a los solicitantes, ya sean pacientes o profesionales. La deliberación de los casos exige, fundamentalmente, la escucha atenta, el esfuerzo por comprender la situación objeto de estudio, el análisis de los valores implicados y la aclaración del marco legal.

El primer caso estudiado por el comité ha permitido a sus integrantes deliberar sobre un problema relacionado con el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). Concretamente se trata de una situación planteada por profesionales en la que un paciente afectado no desea comunicar a sus familiares que padece esta enfermedad infecciosa, con los consiguientes riesgos que podría acarrear para su entorno.

Este órgano, con sede en el Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba, está formado por un equipo multidisciplinar de profesionales que, aunque participan de manera voluntaria y a título individual, pertenecen a diferentes centros sanitarios de Córdoba y los informes finales que emiten nunca son vinculantes.

El presidente del comité es el director de la Unidad de Cirugía Torácica y Trasplante Pulmonar del Hospital Reina Sofía, Ángel Salvatierra, y en total está formado por 21 profesionales, entre quienes figuran médicos, enfermeros, profesionales de gestión y servicios, del derecho y de atención ciudadana, entre otros.

Las reuniones ordinarias tienen una periodicidad mensual y para las situaciones de urgencia se convocan encuentros antes de las 24 horas posteriores, con la finalidad de ofrecer una respuesta inmediata.

A este respecto, Salvatierra señala que la mayoría de las situaciones conflictivas que llegan al comité para su estudio y valoración tienen que ver con problemas que con frecuencia se plantean durante el proceso final de la vida, con enfermedades que pueden afectar a quienes rodean al enfermo cuando éste no desea que se conozca su patología, con personas que no dan su consentimiento para someterse a determinados procedimientos diagnósticos o terapéuticos y también suele generar debate la situación de personas con demencia a la hora de tomar decisiones relevantes.

Proceso del Comité

En este sentido, el doctor Salvatierra explica que a la hora de analizar cada caso se hace necesario seguir una serie de pasos que permite su estudio de una forma sistemática y metódica para evitar cometer errores. Así, el proceso se inicia con presentación del caso por la persona que toma la decisión de solicitar asesoramiento, a continuación se discuten los aspectos médicos de la historia, se identifican los problemas éticos que se presentan y las posibles respuestas, se delibera sobre la opción óptima y se toma una decisión final que se ofrece al solicitante, siempre a modo de consejo.

Además, el cirujano apunta que la deliberación que realizan es un procedimiento técnico que permite decidir de forma razonable en situaciones en las que no existe certeza, aunque sí la opción de "ponderar de forma cuidadosa, metódica y prudente los distintos factores, datos y puntos de vista". Consiste, en definitiva, en valorar los datos, escuchar los puntos de vista, ponderar los posibles perjuicios y beneficios para, finalmente, tomar una decisión prudente en su beneficio.

Córdoba es una de las primeras provincias andaluzas en constituir este órgano, que a su vez se integra en el Comité de Bioética de Andalucía, como órgano consultivo, de participación y asistencia en materia de ética e investigación biomédica. Este instrumento autonómico -en lugar de atender directamente las demandas de personas concretas- se ocupa de informar, asistir y asesorar a las autoridades sanitarias sobre cuestiones de carácter ético relacionadas con la atención sanitaria o la investigación en ciencias de la salud.

El presidente del comité provincial cordobés, que también es vocal en el órgano andaluz, puntualiza que todos los casos que se presentan en el hospital para su análisis se tratan en el comité provincial, "a excepción de aquellos que excedan la zona geográfica o que sea de tal entidad que requiera su presentación en un órgano superior".