Viernes, 16 Noviembre 2018

Acto en Bruselas

La “Declaración Madrid”, ejemplo de buenas prácticas de la unión de la sociedad civil para afrontar problemas de salud pública como el tabaquismo

El Parlamento Europeo fue testigo ayer de un ejemplo de buenas prácticas como es la Declaración Madrid resultante de la unión de la sociedad civil para hacer frente a un problema de salud pública de primer orden en España como es el tabaquismo 

Madrid 07/11/2018 medicosypacientes.com/S.P.
Participantes en el acto de presentación de la "Declaración Madrid" en el Parlamento Europeo.
Según pusieron de manifiesto los participantes en la presentación de la Declaración Madrid en Bruselas, pese a los logros alcanzados con las leyes de 2005 y 2010, no se ha avanzado lo suficiente sobre todo en lo que afecta a los sectores de población más vulnerables como es el caso de los menores, de ahí su reivindicación de una mayor cohesión entre todos los agentes implicados para avanzar. 
 
En el acto celebrado en la sede del Parlamento Europeo en Bruselas (ver edición de hoy de MédicosyPacientes) participaron el presidente de la European Network for Smoking and Tobacco Prevention (ENSP), Dr. Francisco Rodríguez Lozano, María Teresa Pagazaurtundúa, portavoz de Unión Progreso y Democracia en el Parlamento Europeo, además de representantes de profesionales sanitarios y de asociaciones de pacientes, entre ellos, los presidentes del CNPT, Dra. Regina Dalmau, y de la OMC, Dr. Serafín Romero, además de Javier Ayesta, miembro del Comité Científico de la ENSP; y Ana Fernández, responsable de relaciones institucionales de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC).
 
También estuvieron presentes Jesús Mª Fernández, portavoz del PSOE en la Comisión de Sanidad; Soledad Cabezón, eurodiputada y miembro del Grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas en el Parlamento Europeo; Araceli Arce, subdirectora general de Salud Pública del Ministerio de Sanidad; Francisco Sevilla, representante del Gobierno español en las instituciones europeas; y Ramón Jáuregui, presidente de la Delegación del Parlamento Europeo en la Asamblea Euro-Latinoamericana (Eurolat).
 
Mª Teresa Pagazaurtundúa: “El mayor problema es que la libertad del fumador puede afectar a la salud de otros”
 
La portavoz de Unión Progreso y Democracia en el Parlamento Europeo, Mª Teresa Pagazaurtundúa, encargada de introducir el acto, celebró la oportunidad de este encuentro en Bruselas y de que se haya podido presentar la labor que están llevando a cabo organizaciones como el CNPT y la ENSP.
 
Desde su punto de vista uno de los mayores problemas radica en que "la libertad del fumador, en determinados espacios, puede afectar a la salud de otros", de ahí que se haya convertido en una cuestión de salud pública, como lo demuestran los casos de fumadores pasivos que presentan serios problemas crónicos de salud o el caso de los niños, ante lo cual consideró que “hace falta información, prevención y concienciación social”. Al respecto, expresó su convencimiento de que la Declaración Madrid va a servir para concienciar a instituciones, administraciones, Gobierno y ciudadanos de este gran problema. 
 
Asimismo, hizo alusión al Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco que, a su criterio, proporcionará buenas guías “relacionadas con las cuestiones fiscales para desincentivar el consumo, con la regulación de lugares públicos, con las medidas de control y coercitivas necesarias, con las campañas de concienciación con el diagnóstico y tratamiento de las adicciones en la sanidad pública o con la regulación de la publicidad”.
 
Francisco Rodríguez Lozano: “La Comisión Europea nos ha reconocido como ejemplo de buenas prácticas y modelo de inspiración para otros países europeos”
 
El presidente de la European Network for Smoking and Tobacco Prevention (ENSP), Francisco Rodríguez Lozano, reconoció que España ha sido un país ejemplar en la lucha contra el tabaquismo y uno de los más avanzados de Europa, “gracias a la involucración de toda la sociedad que ha conseguido aumentar su percepción del riesgo a partir de las leyes de 2005 y 2010”. De hecho, como remarcó, en la actualidad alrededor de un 75% de los españoles no fuman.
 
Sin embargo, según expuso en los últimos años se ha venido constatando que en España "no se está cumpliendo ni el convenio que firmó con la OMS ni parte de la normativa española vigente en la materia, incluso, países que se iniciaron en la lucha contra el tabaquismo a la par que España nos han cogido la delantera, entre ellos Francia, Irlanda, Reino Unido, además de otros como Rumanía que se ha planteado muy estrictamente erradicar el tabaquismo para 2020". 
 
Es por ello que, según expresó, “pedimos a nuestro Gobierno que intente dar un cambio y mejore las medidas de control. Desde el CNPT y el ENSP nos hemos ofrecido a contribuir con las medidas sencillas como las que hemos presentado en Bruselas”.
 
Posiblemente, la epidemia del tabaco es en la actualidad es el mayor problema de salud pública que presenta España, ya que causa la muerte de unas 50.000 personas anualmente, además de los costes que genera a la Sanidad pública, las bajas laborales, las patologías que se derivan del mismo. No en vano es la primera causa de enfermedad evitable en Europa, en base a los datos que aportó.
 
Como explicó Rodríguez Lozano, el acto celebrado en el Parlamento Europeo responde al reconocimiento que "la Comisión Europea nos ha otorgado a la sociedad civil española, representada en la “Declaración Madrid” como “ejemplo de buenas prácticas” y modelo de inspiración para otros países europeos".
 
Finalmente, recordó que la ENSP es una red, presente en 38 países (24 de UE y 14 externos), e integrada por 55 miembros netos, 6 miembros asociados, 21 miembros individuales. España está representada por tres miembros: CNPT, el Instituto Catalán de Oncología, y la Asociación civil no fumadores.org
 
Serafín Romero: “El tejido civil de nuestro país hemos venido juntos a Bruselas a proponer medidas para avanzar en su regulación y queremos que Europa se moje también”
 
El presidente de la OMC, Serafín Romero, habló en nombre de las organizaciones profesionales sanitarias, destacando como fundamental el paso dado en 2010 con la actual ley del tabaco.
 
Recordó algunas de las principales funciones del CGCOM, como la de representar a la profesión médica, ordenar y corregular, velar por el cumplimiento del Código de Deontología Médica con su valor principal como es el de anteponer el interés del paciente por encima de cualquier otro interés, "actuando frente a los conflictos de interés, muchas veces vinculados con el consumo del tabaco, finalmente, y lo que garantiza que estemos aquí es garantizar al ciudadano una asistencia de calidad y un sistema sanitario acorde", según señaló.
 
Respecto a este acto expuso que “hemos venido al Parlamento Europeo, la casa de todos los europeos, porque a pesar del camino recorrido en la lucha contra el tabaco, sigue siendo el principal problema de salud pública tanto en España como en Europa. El tejido civil de nuestro país hemos venido juntos a Bruselas a proponer medidas para avanzar en su regulación y queremos que Europa se moje también en el control del tabaquismo”. Y es que, según subrayó, “la importancia de las normas que emanan de Europa son importantes también para la regulación del consumo del tabaco”.
 
Desde su punto de vista, quedan medidas por adoptar “baratas y eficaces”, como aumentar la fiscalidad del tabaco, promover los hogares libres de humo o financiar intervenciones clínicas para los fumadores que hayan demostrado efectividad y que están recogidas en la Declaración Madrid, de ahí la importancia de este acto en el que, como señaló, "representantes de la sociedad civil venimos unidos a recordar que seguimos teniendo un problema, ante el cual proponemos una serie de medidas”. 
 
Regina Dalmau: “Nuestra iniciativa ha de servir para poner el problema del tabaco en la agenda política”
 
El verdadero valor de la Declaración reside, a juicio de la presidenta del CNPT, Regina Dalmau, en haber logrado el consenso en promover la necesidad de avances sustanciales para el control de esta epidemia y disminuir las secuelas del tabaquismo en la sociedad, además de crear un patrón de cómo se puede llevar una iniciativa de este tipo en otros países.
 
La creación de espacios sin humo ha sido, a su juicio, un avance muy importante en la desnormalización del hábito tabáquico, pero hay que seguir avanzando extendiéndolo a otros espacios como los vehículos y otros espacios públicos como estadios deportivos.
 
Pese a lograr que en España se desnormalizara el tabaquismo "hay que preservar ese avance, por lo que no nos podemos quedar cruzados de brazos ante la que sigue siendo la principal causa de mortalidad y enfermedad prematura prevenibles", indicó. "La curva de descenso de prevalencia del tabaquismo en nuestro país demanda nuevas iniciativas para que el tabaco, realmente, se convierta en “una excepción”, añadió.
 
Sin embargo, "nos topamos con el frente de la industria tabaquera que no quiere que el negocio se termine por lo que siempre está a la búsqueda de fórmulas y versiones de productos tabáquicos para mantener o incrementar el número de adictos a la nicotina", según sus palabras.
 
En este sentido, se refirió al nuevo fenómeno social de los cigarrillos electrónicos que, de alguna forma, está transformando el escenario actual. “Tenemos que actuar e impedir este nuevo escenario que se ha generado como una moda sobre todo entre la población más joven y evitar que se inicie en este hábito y que el tabaco sea menos accesible, a través del precio y de campañas específicas que contribuyan a disuadir de este consumo, así como a aumentar la percepción del riesgo entre este colectivo”.
 
Todas estas iniciativas no pretenden, en absoluto, estigmatizar al fumador, como remarcó, "de hecho, una de las medidas más necesarias es mejorar su atención por parte del SNS, que ocupe su espacio en las agendas asistenciales". En este sentido, abogó por un programa estructurado a nivel de Consejo Interterritorial de ayuda al fumador al tiempo que pidió voluntad política para que la lucha frente al tabaquismo vuelva a ser una prioridad.
 
Javier Ayesta: “No bastan medidas que sirvan para tranquilizar la conciencia, hay que ir más allá dentro de un marco para la desnormalización del tabaco”
 
Javier Ayesta, miembro del Comité Científico de la ENSP, planteó por qué el principal problema de salud pública en España no está en la agenda política e insistió en la necesidad de concienciar a la población del grave problema que supone el tabaquismo, “precisamente ese es uno de los objetivos de la Declaración Madrid”, según señaló.
 
Expresó su preocupación, sobre todo, por que a la población afectada por el tabaquismo que, por lo general, pertenece a los sectores más desfavorecidos de la sociedad “no se le está ayudando adecuadamente", Porque, como dijo, “no bastan medidas que sirvan para tranquilizar la conciencia, hay que ir más allá a través de Planes en el marco de la desnormalización del consumo de tabaco y productos de nicotina”.
 
Ana Fernández: “El tabaquismo no solo preocupa por la mortalidad directa que produce sino por la carga social y el sufrimiento que genera”
 
La responsable de relaciones institucionales de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), Ana Fernández, en nombre de su entidad, expresó la preocupación que el tabaquismo genera “no solo por la mortalidad directa que produce sino por la carga social y el sufrimiento que causa”. En este sentido, consideró como labor crucial implementar la información y el acceso a las terapias innovadoras, una tarea en la que, como señaló está involucrada la AECC, según expuso. 
 
Fernández lamentó, además, las situaciones tan dispares que existen en España respecto a la lucha contra el tabaquismo y, por ello, reclamó más sinergia entre lo social y lo público con el fin de aunar estrategias entre todos los agentes que actúan contra esta lacra porque el objetivo es siempre llegar a todos aquellos que necesitan ayuda para dejar de fumar y acabar con las desigualdades entre CC.AA.
 
Especial inquietud dijo sentir por la población infantil “los enfermos del futuro”, dado que "el 10% sigue expuesto al humo del tabaco", apuntó.
 
Los representantes políticos asistentes al acto también mostraron sus posturas ante el tabaquismo. Así, Jesús Mª Fernández, portavoz del PSOE en la Comisión de Sanidad, destacó el respaldo social que se han dado a las leyes del tabaco y a su desnormalización.
 
Manifestó en nombre del Grupo Socialista estar de acuerdo con la necesidad de implementar nuevas medidas antitabaco. En este sentido, aludió a una proposición no de ley con siete medidas para avanzar en la detección de la prevalencia del tabaco. Incidió en la necesidad de que se aplique la ley actual y mejorar los sistemas de información relacionados con dicha normativa. Asimismo, apostó por fomentar campañas de sensibilización y abordar el incremento de los impuestos del tabaco.
 
Mientras, la eurodiputada y miembro del Grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas en el Parlamento Europeo, Soledad Cabezón, abogó por las intervenciones desde salud pública para paliar el problema del tabaco, con el apoyo de las instituciones públicas.
 
Desde su punto de vista, la dependencia a la nicotina "necesita de ayuda efectiva no solo recomendaciones", a través de planes específicos en el marco de los sistemas sanitarios, "algo que debería incluirse dentro de la labor de concienciación de las instituciones además de incluirlo en la agenda de sus prioridades", indicó.
 
Por su parte, la subdirectora general de Salud Pública del Ministerio de Sanidad, Araceli Arce, consideró importante valorar los logros conseguidos tras la entrada en vigor de las últimas leyes frente al tabaco, recordó que el pasado año se llevó a cabo la trasposición de la directiva (2014/40/UE) de productos del tabaco, que supuso una oportunidad para la desnormalización del consumo de estos productos. Asimismo, hizo referencia a la vigente Estrategia Nacional de Promoción de la Salud y Prevención, en la que se han incardinado muchas de las actividades para hacer frente al tabaquismo
 
Finalmente, Francisco Sevilla, representante del gobierno español en las instituciones europeas, recordó los pasos dados frente a la lucha del tabaquismo en los últimos 30 años, gracias a normativas como la directiva (2014/40/UE) que calificó de “innovadora” "al incluir regulación, incluso, de los cigarrillos electrónicos", señaló. “Lo que necesita ahora es su desarrollo legislativo”, en su opinión, "algo complejo", por ello consideró beneficioso el empuje de la sociedad civil.