Campaña medicina rural

Martes, 9 Agosto 2022

La creación de un registro público de médicos ofrece garantías al ciudadano sobre la profesionalidad de los facultativos a los que acude

17/06/2009

La Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias (LOPS), aprobada en 2003, establece la obligación legal de crear este tipo de registro para poder establecer una radiografía detallada del sector médico, como ha recordado este sindicato, a través de su secretario general, el doctor Patricio Martínez, quien ha destacado la utilidad del mismo tanto para los profesionales como los pacientes

Madrid, 17 de junio 2009 (medicosypacientes.com)

La Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) ha insistido, a través de su secretario general, Patricio Martínez, en la creación de un registro público de médicos para establecer "una radiografía lo más detallada posible del sector y saber cuántos médicos hacen falta en realidad para poder atender la demanda asistencial del Sistema Nacional de Salud (SNS)", según sus palabras.

El doctor Martínez recordó ante los medios de comunicación asistentes a la rueda de prensa celebrada ayer martes por este sindicato en su sede madrileña que la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias (LOPS), aprobada en 2003, establece la obligación legal de crear un registro de dichas características, y "que establezca un radiografía lo más detallada posible del sector, lo cual sería muy útil de cara a planificar las necesidades de profesionales), y también para que los ciudadanos tengan plenas garantías acerca del la profesionalidad del médico al que acuden".

"No cabe olvidar -según palabras del representante de la CESM- que en algunas comunidades autónomas ya no existe obligatoriedad de colegiación, de lo que se deduce que algunos pacientes pueden hallarse indefensos a la hora de comprobar la acreditación del profesional que les trata".

Pacto por la Sanidad

La CESM también ha ahondado sobre la necesidad de retomar el proyecto del Pacto de Estado por la Sanidad con el objetivo de alcanzar un consenso. "Las diferencias asistenciales entre comunidades autónomas son cada día más grandes", explicó el secretario general de la organización, "por ello es necesario que el Ministerio de Sanidad lidere el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) y pueda tomar decisiones ejecutivas en cuestiones como los recursos humanos y la financiación".

Por otra parte, el doctor Martínez señaló la necesidad de establecer "las instancias adecuadas para la coordinación de la política del personal dentro de la Comisión de Recursos Humanos y el Foro Marco para el Diálogo Social".

Los médicos españoles calificamos de "necesaria, urgente e imprescindible" la idea de llegar a un Pacto de Estado en Sanidad como el que en su día se alcanzó sobre las pensiones, según Martínez. Sin embargo, desde este sindicato se ha reconocido un cierto desencanto "al no observar signos claros de que haya una voluntad firme por llevarlo a cabo en las condiciones que desearíamos, las cuales pasan por asegurar el mantenimiento de un sistema que es en líneas generales bueno, pero cuya viabilidad futura exigirá grandes dosis de realismo, e incluso de sacrificio, por parte de todos".

"Las primeras sospechas de que el proyecto carecía de la ambición necesaria -prosigue el secretario general de la CESM- las tuvimos cuando se presentó casi 'a media luz' (el 30 de septiembre de 2008) y se hizo depender luego su tramitación parlamentaria de 'subcomisiones' en el Congreso de los Diputados y Senado cuyo plan de trabajo no incluye oír el parecer de los médicos, quienes algo habremos de saber, porque nos toca muy directamente, sobre las soluciones que con más urgencia demanda el Sistema Nacional de Salud (SNS). Más tarde, y por sorpresa, se produjo el relevo al frente del Ministerio de Sanidad, siendo esta la hora en que no sabemos muy bien qué es lo que la nueva titular del Departamento, Trinidad Jiménez, piensa al efecto".

Mientras, recordó Patricio Martínez, "las diferencias asistenciales entre comunidades autónomas son cada día más grandes, por ello es necesario que el Ministerio de Sanidad y Política Social lidere el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) y pueda tomar decisiones ejecutivas en cuestiones como los recursos humanos y la financiación". El criterio de CESM al respecto siempre ha sido claro: "que el Ministerio de Sanidad y Política Social lidere el Consejo Interterritorial, y que las decisiones que se adopten en su seno sean ejecutivas y de obligado cumplimiento para todos los servicios autonómicos de salud. La pretensión de esta organización sindical es que el Pacto de Estado incluya tal premisa entres sus conclusiones básicas.

Respecto a la financiación del Sistema Nacional de Salud (SNS), CESM defiende que los presupuestos que distribuye el Estado a las comunidades para financiar la Sanidad "tengan un carácter finalista", es decir, "que lo que se destine a Sanidad se gaste en Sanidad, no en otras cuestiones como la Ley de Dependencia", apuntó Patricio Martínez.

Enlaces relacionados: