Campaña medicina rural

Viernes, 12 Agosto 2022

La concienciación del reciclaje de medicamentos pasa también por el médico

25/06/2008

En la actualidad, sólo se recicla el 30% de los medicamentos que no se utilizan. En esta labor de concienciación SIGRE, sociedad de reciclaje sin ánimo de lucro y única en España, ha puesto en marcha un proyecto piloto donde el médico facilitará al paciente información de la importancia de este tipo de reciclaje.

Madrid 25 de junio de 2008

SIGRE

El periódico digital www.medicosypacientes.com visitó la planta de SIGRE situada en Cerceda, La Coruña, que lleva cinco años en marcha y cuyo sistema de reciclaje es único en Europa.

Los contenedores de SIGRE, donde depositar los medicamentos caducados o que ya no se toman, se encuentran en una gran parte de las farmacias de toda España. Pero el médico también es un eslabón importante en la relación que el paciente mantiene con el fármaco. Por ello SIGRE ha puesto en marcha el proyecto “Receta salud + Receta medio ambiente”, una campaña dirigida a médicos y pediatras de atención primaria de los centros de salud. Esta iniciativa, que contará con la colaboración de las autoridades sanitarias y colegios profesionales, se ha puesto en marcha como experiencia piloto en Segovia y se espera que antes del otoño se haya incorporado en toda Castilla y León.

“El papel del médico es muy importante para un uso más responsable del medicamento. No sólo en la correcta forma de tomar el medicamento sino de informar como desprenderse de ellos”, explica Juan Carlos Mampaso, director general de SIGRE. En la campaña “Receta salud + Receta medio ambiente” el médico informará al paciente, a través de unas fichas informativas, de la importancia del reciclaje de medicamentos así como de cuando y como hacerlo.

La finalidad de SIGRE es poder implementar este proyecto en todas las comunidades autonómas, aunque para este año el objetivo se cumplirá con la incorporación de dos comunidades más.

Mayor concienciación

Al año se recicla alrededor de 2.625 toneladas de medicamentos, cifra equivalente a lo que se recoge de basura sólo en un día por lo que todavía se necesita una mayor concienciación social. En muchos hogares hay botiquines con medicamentos caducados o de tratamientos que ya se han finalizado. Coleccionar medicamentos no sirve de nada y sólo puede originar accidentes derivados de la automedicación o el uso de fármacos caducados. El consumidor debe llevar a la farmacia el medicamento una vez acabado o con restos de medicación así como aquellos que ya hayan caducado.

“El objetivo de SIGRE tiene dos vertientes: por un lado el valor mediambiental, evitando que los envases y restos de medicamentos se tiren a la basura y contamine ríos, acuíferos y el medio ambiente; Y por otro lado, una labor sanitaria con la retirada en los hogares de tratamientos ya finalizados o caducados y así evitar accidentes”, explica el director general de SIGRE.

El medicamento debe ser reciclado de forma diferente a otros residuos por lo que no se debe tirar a los contenedores amarillos. En la planta de SIGRE, situada en Cerceda (La Coruña), llegan los medicamentos de toda España. En 2007 se recogieron 1.315 millones de unidades a través de las oficinas de farmacia de toda España. En la planta gallega se clasifica, valora y separan aquellos medicamentos de gran toxicidad, como los fármacos anticancérigenos, así como los envases de cartón, radiografías, vidrio, jeringuillas, etc. Una vez hecha la selección los medicamentos son llevados a una incineradora donde se transforman en energía eléctrica. El medicamento tiene un gran poder calorífico aunque no tanto eléctrico. A pesar de ello, “nosotros estimamos que con la energía conseguida a través de la incineración de los medicamentos conseguimos iluminar durante un año a 500 colegios”, señala Juan Carlos Mampaso.

Desde que en 2003 comenzó el funcionamiento de los puntos SIGRE en toda España la recogida de medicamentos se ha duplicado y el año pasado se registraron cerca de 2.600 toneladas . El ciudadano debe comprender que en el uso racional del medicamento pasa no sólo por la automedicación sino por cerrar el ciclo del fármaco correctamente.