Campaña medicina rural

Domingo, 14 Agosto 2022

La comunicación del paciente afectado por un trastorno alimentario ayuda a identificar recaídas o el abandono del tratamiento

16/11/2011

La manera en la que se comunica una familia con un paciente con trastornos alimentarios influye en su proceso de recuperación, según se desprende de un estudio realizado por el Institut de Trastorns Alimentaris (ITA), especializado en el tratamiento integral de la anorexia, la bulimia y la obesidad

Madrid, 17 de noviembre 2011 (medicosypacientes.com)

Concretamente, el índice de la emoción expresada, es decir, la comunicación del paciente con la familia ayuda a identificar la posibilidad de recaídas o el abandono del tratamiento.

Este índice se puede manifestar en forma de crítica excesiva, hostilidad, sobreprotección y comentarios positivos. Por tanto, las familias pueden intentar corregir siempre al paciente al expresar su disgusto, desaprobación o resentimiento hacia sus conductas o tender a la sobreprotección, al sentir compasión. También pueden intentan negar lo que de verdad siente el paciente.

Los objetivos de este estudio se centran en reducir este tipo de actitudes, por lo que el nuevo programa de intervención familiar de ITA tiene en cuenta estos aspectos a la hora de trabajar con padres y familiares directos. Las sesiones ayudan además a disminuir el estrés que genera el cuidado del paciente.