Domingo, 17 Febrero 2019

Emite una serie de recomendaciones

La Comisión Europa promueve el acceso a datos de salud de los pacientes desde cualquier país de la UE

La Comisión Europea ha dado nuevos pasos hacia la creación de un sistema que permita a los ciudadanos acceder a sus datos de salud desde cualquier Estado miembro de la UE. Por su parte, un total de 22 países, entre ellos España, se han comprometido a facilitar el intercambio de historias clínicas resumidas de los pacientes y de recetas médicas de a aquí a finales de 2021

Madrid 06/02/2019 medicosypacientes.com
La CE persigue un sistema común para facilitar el acceso.
La Comisión Europea (CE) propuso, ayer miércoles, dar un paso más para ampliar el acceso e intercambio de datos entre Estados miembros a las pruebas de laboratorio, los informes de alta médica e imágenes de pruebas médicas. 
 
El objetivo es impedir la repetición de pruebas costosas innecesarias y mejorar la eficacia y calidad del tratamiento de los pacientes cuando se han trasladado o desplazado a otro país de la UE, aunque el Ejecutivo comunitario también confía en que el intercambio abra "nuevas avenidas" para la investigación médica de las enfermedades crónicas y neurogenerativas "siempre que las normas de protección de datos sean respetadas", siempre que el paciente dé su consentimiento al uso de sus datos.
 
Actualmente, la capacidad de los ciudadanos europeos para acceder a sus registros médicos electrónicos en toda la UE varía mucho de un país a otro. Aunque algunos europeos pueden acceder a parte de sus registros de salud electrónicos a nivel nacional o internacional, muchos otros tienen acceso digital limitado o no tienen acceso alguno. 
 
No obstante, ciertos Estados miembros ya han comenzado a tener accesible e intercambiable parte de los registros de salud electrónicos. Así, desde el pasado 21 de enero de este año, los ciudadanos finlandeses pueden comprar medicamentos utilizando sus recetas electrónicas en Estonia, y los médicos luxemburgueses en breve podrán acceder a los historiales resumidos de pacientes checos.
 
"No se trata de crear una base de datos centralizada. Se trata de acordar un formato común para que estos estándares se puedan comunicar entre sí", explicó la comisaria de Sociedad y Economía Digital, Mariya Gabriel, quien recordó que el formato común "ya existe" para los historiales y las recetas electrónicas, aunque hay que "ponerlo en marcha" para generalizarlo y "desarrollarlo de forma prioritaria" ahora para las pruebas de laboratorio, informes de alta médica e imágenes.
 
Recomendaciones de la CE para mejorar el acceso
 
La Comisión emitió, por tanto, una serie recomendaciones que facilitarán el acceso a través de las fronteras de forma segura y en pleno cumplimiento con el Reglamento general de protección de datos:
 
-Si alguien sufre un accidente mientras viaja a otro Estado miembro de la UE, los médicos tendrán acceso inmediato a la información sobre el paciente (por ejemplo, detalles de enfermedades crónicas, alergias o intolerancias a ciertos medicamentos). Esto puede aumentar significativamente su capacidad para proporcionar el tratamiento más efectivo y oportuno.
 
-Garantizar la continuidad de la atención a los ciudadanos a medida que los ciudadanos se mueven por la UE y aumentar la calidad.
 
-Impulsar la investigación médica en los principales problemas de salud, como las enfermedades crónicas y neurodegenerativas, facilitando el intercambio de datos. Esto está sujeto al consentimiento del ciudadano, de manera significativa y en pleno cumplimiento de las normas europeas de protección de datos.
 
-Respaldar la eficiencia y la sostenibilidad de los sistemas de salud, por ejemplo, compartiendo las recientes pruebas de laboratorio o radiología de un paciente. De esta manera, un hospital en otro Estado miembro no tendrá que repetir pruebas similares, ahorrando tiempo y reduciendo los costos hospitalarios.
 
Para desarrollar dicho intercambio de información, la CE pretende establecer un proceso de coordinación conjunta entre la Comisión y los Estados miembros. Esto permitirá contribuciones y aportes de partes interesadas, como representantes de la industria, profesionales de la salud y representantes de pacientes, tanto a nivel de la UE como nacional.
 
El proceso de coordinación conjunta garantizará que todas las partes relevantes estén involucradas en el proceso de desarrollo del formato de intercambio de registros electrónicos de salud (EHR) europeos. Los Estados miembros, dentro de la red de eSalud, establecerán directrices prácticas para la implementación y el seguimiento de su progreso.
 
En relación con esta acción de la UE, también se está preparando una "Decisión de Implementación" revisada que establece las reglas para el establecimiento, la gestión y el funcionamiento de la red de autoridades nacionales responsables de eHealth (2011/890 / UE). Dicha Decisión incide en el funcionamiento de la red de eHealth, en particular sobre la infraestructura de servicios digitales de eHealth.