Lunes, 18 Noviembre 2019

Asamblea anual celebrada en Georgia

La Asociación Médica Mundial reafirma su oposición a la eutanasia y el suicidio con ayuda médica

La Asociación Médica Mundial (AMM) ha reafirmado su política de oposición a la eutanasia y el suicidio con ayuda médica. Después de un intenso proceso de consulta con médicos y no médicos de todo el mundo, la AMM en su Asamblea anual en Tiflis, Georgia, adoptó una Declaración revisada sobre la eutanasia y el suicidio con ayuda médica

Madrid 28/10/2019 medicosypacientes.com
Foto familia AMM

El documento subraya que “la AMM reitera su fuerte compromiso con los principios de la ética médica y que se debe mantener el máximo respeto por la vida humana. Por lo tanto, la AMM se opone firmemente a la eutanasia y al suicidio con ayuda médica”.

La declaración agrega que “ningún médico debe ser obligado a participar en la eutanasia o el suicidio asistido, ni ningún médico debe estar obligado a tomar decisiones sobre derivación para este fin”.

Establece “por separado, el médico que respeta el derecho básico del paciente a rechazar el tratamiento médico no actúa de manera contraria a la ética al renunciar o retener la atención no deseada, incluso si el respeto de ese deseo resulta en la muerte del paciente”.

La declaración revisada define la eutanasia como “un médico que administra deliberadamente una sustancia letal o lleva a cabo una intervención para causar la muerte de un paciente con capacidad de toma de decisiones a solicitud voluntaria del paciente”.

Expone que el suicidio con ayuda médica “se refiere a casos en los que, a pedido voluntario de un paciente con capacidad para tomar decisiones, un médico deliberadamente le permite al paciente terminar con su propia vida al recetar o proporcionar sustancias médicas con la intención de provocar la muerte”.

El presidente de la AMM, Dr. Frank Ulrich Montgomery, afirmó que “después de haber celebrado conferencias consultivas en todos los continentes del mundo, creemos que esta redacción revisada está de acuerdo con las opiniones de la mayoría de los médicos de todo el mundo”.

La AMM es una organización internacional que representa a 10 millones de médicos de todo el mundo. Fue fundada el 18 de septiembre de 1947, cuando los médicos de 27 países diferentes se reunieron en la Primera Asamblea General de la AMM, en París. La organización fue creada para asegurar la independencia de los médicos y para servir los niveles más altos posibles en conducta ética y atención médica, en todo momento. Esto fue particularmente importante para los médicos después de la Segunda Guerra Mundial y por esto, la AMM siempre ha sido una confederación independiente de asociaciones profesionales libres. La AMM está financiada a través de las cuotas anuales de sus miembros, que ahora han aumentado a 112 países.

La AMM ha adoptado muchas políticas que son reconocidas a nivel internacional como el estándar ético global en relación al asunto del que tratan. Entre los documentos más importantes sobre políticas de ética de la AMM destacan la Declaración de Ginebra sobre el juramento hipocrático moderno,  la Declaración de Helsinki sobre investigación médica en seres humanos, la Declaración de Tokio sobre normas dirigidas a médicos para prevenir la tortura, o la Declaración de Taipei sobre investigación sobre las bases de datos, datos masivos y biobancos.