Sábado, 15 Diciembre 2018

Por su posicionamiento ante la ofensiva en Siria

La Asociación Médica Mundial condena los arrestos de los representantes de los médicos turcos

La Asociación Médica Mundial (AMM) ha expresado su más enérgica repulsa ante el arresto, el pasado martes, a 11 miembros del consejo central de la Asociación de Médicos de Turquía (TMA) por mostrar su oposición a la incursión militar turca en la región de Afrin, en el norte de Siria

Madrid 31/01/2018 medicosypacientes.com
La AMM tiene una política clara de que las asociaciones médicas nacionales deberían alertar a los gobiernos sobre las consecuencias humanas de la guerra.
El presidente de la AMM, el Dr. Yoshitake Yokokura, condenó los arrestos y las amenazas de violencia física y la denuncia criminal practicados contra la TMA. "La AMM apoya plenamente a nuestros colegas turcos en sus declaraciones públicas de que la guerra es un problema de salud pública", según señaló. 
 
Como se ha recordado desde dicha organización mundial, la AMM tiene una política clara de que los médicos y las asociaciones médicas nacionales deberían alertar a los gobiernos sobre las consecuencias humanas de la guerra y los conflictos armados.
 
"La Asociación Médica de Turquía tiene el deber de apoyar los derechos humanos y la paz y estamos alarmados por los últimos arrestos y la denuncia penal. Denunciamos enérgicamente estos ataques a la libertad de expresión, que está consagrado en el artículo 19 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos que Turquía ratificó en 2003", indica la Organización.
 
De esta forma, la AMM ha instado a las autoridades turcas a que liberen de inmediato a los líderes médicos y que pongan fin a la campaña de intimidación. "Solicitamos a las asociaciones médicas nacionales de todo el mundo a abogar por el pleno respeto de las obligaciones humanitarias y de derechos humanos de Turquía, incluido el derecho a la salud, la libertad de asociación y expresión".
 
El pasado 24 de enero, la Asociación Médica de Turquía emitió una declaración en la que pedía el fin de la operación de las fuerzas armadas turcas en Afrin, norte de Siria, tras lo cualrecibió gran cantidad de amenazas de violencia por teléfono y correo electrónico. Días después, el pasado martes 30, la Policía turca detenía a 11 miembros del consejo central de dicha Asociación, entre ellos, su presidente, Rasit Tükel, tras criticar en un comunicado la operación 'Rama de Olivo', que fue lanzada contra los milicianos kurdos sirios de las Unidades de Protección Popular (YPG) en Afrin.