Martes, 2 Marzo 2021

Lucha contra el ictus

La Asociación Española de Especialistas en Medicina del Trabajo (AEEMT) se suma a la lucha contra el ictus

Actualmente el 35% de los ictus se producen en edad laboral, y por desgracia todo el mundo tiene algún caso cercano. Es la primera causa de muerte en mujeres siendo la segunda a nivel global y la primera causa de discapacidad en el adulto.
 
Madrid 18/02/2021 medicosypacientes.com
La fundación Freno al Ictus suma fuerzas con la Asociación Española de Especialistas en Medicina del Trabajo (AEEMT) mediante la firma de un convenio de colaboración, para avanzar en la labor de sensibilización y concienciación sobre esta enfermedad entre el tejido empresarial español; informando sobre la importancia de la prevención y de una rápida detección y actuación. El acuerdo fue suscrito en Madrid por el Dr. Luis Reinoso-Barbero,  Presidente de la AEEMT, y Julio Agredano, presidente de la Fundación Freno al Ictus.
 
El objeto de este convenio de colaboración es el establecimiento de un marco para la realización en común de actividades de divulgación sobre el ictus y la promoción de la salud en el entorno laboral. Entre tales actividades se contempla la realización de seminarios, cursos, jornadas o conferencias para invitar a las empresas miembro a realizar acciones de concienciación en sus organizaciones.
 
La Asociación Española de Especialistas en Medicina del Trabajo (AEEMT) avala el sello Brain Caring People, sumándose de esta forma a la Sociedad Española de Neurología (SEN) y a la Asociación Española de Servicios de Prevención Laboral (AESPLA) en la lucha contra el ictus en el entorno laboral.
 
Brain Caring People es un reconocimiento de la Fundación Freno al Ictus al mundo empresarial encuadrado dentro de las acciones en las organizaciones sobre empresa saludable y salud corporativa, prevención de riesgos laborales, vigilancia de la salud, responsabilidad social empresarial (RSE) y el cumplimiento de los objetivos de desarrollo sostenible sobre salud en las organizaciones (ODS Objetivo 3). Acciones cuyo objetivo es informar y formar a empresas y empleados en saber cuáles son los factores de riesgo de ictus y su prevención, las señales de alarma y la correcta actuación para ganar tiempo al reloj y poder ser de ayuda a otros, tanto en el entorno laboral como personal.
 
El Dr. Luis Reinoso-Barbero,  Presidente de la AEEMT destacó “la importancia que tiene el médico del trabajo, en facilitar formación de calidad a los empleados de su empresa o empresas asignadas sobre detección y actuación frente al ictus. Este convenio con la Fundación Freno al ictus permitirá llegar a cabo estas actuaciones tan deseadas”.
 
Por su parte Julio Agredano Presidente de la Fundación Freno al Ictus indicó “Los especialistas en salud laboral son fundamentales para mejorar la situación de la enfermedad en nuestra sociedad. Con esta alianza esperamos llevar aún con más fuerza, el mensaje de la importancia que tiene la empresa ante el ictus, sensibilizar sobre la importancia del control de los factores de riesgo, e informar sobre cómo detectar y actuar ante un Ictus. Actualmente el 35% de los ictus se producen en edad laboral y por desgracia todo el mundo tiene algún caso cercano. Entre nuestros objetivos está cambiar esta realidad y para conseguirlo la empresa es clave”.
 
Dentro de las iniciativas en el tejido empresarial, la Fundación Freno al ICTUS ha lanzado la certificación “espacio cerebroprotegido”, una certificación que pretende capacitar a los empleados de una organización en la identificación de síntomas y en la actuación rápida y correcta ante un ictus en su entorno, tanto laboral como personal y social.
 
“Pretendemos acelerar la cadena asistencial ante un ictus a través del empleado de una organización, que los empleados sean los primeros en dar la voz de alerta si un compañero, cliente o familiar presenta señales de ictus”, añadió Agredano.
 
El ictus es una enfermedad cerebrovascular que afecta a más de 120.000 personas cada año en España, figura como la primera causa de muerte en mujeres siendo la segunda a nivel global y la primera causa de discapacidad en el adulto. La buena noticia es que el 90% de los casos se pueden prevenir. La identificación inmediata de estos síntomas es crucial en la evolución del paciente, ya que se ha demostrado que en los pacientes tratados desde el primer momento se reduce la mortalidad y la discapacidad generada por las secuelas de la enfermedad.