Campaña medicina rural

Sábado, 13 Agosto 2022

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria hace públicas una serie de recomendaciones a los consumidores sobre ciertos alimentos

27/05/2011

Dichas recomendaciones, que el presidente de la AESAN, el doctor Roberto Sabrido, avanzó en el XVIII Congreso de la SEMG, están relacionadas con el consumo de ciertos pescados en poblaciones sensibles debido a la presencia de mercurio, de algunas hortalizas por su contenido en nitratos, y de crustáceos por su exposición al cadmio

Madrid, 26 de mayo 2011 (medicosypacientes.com)

Descripción de la imagen

El presidente de la AESAN, en
un momento de su intervención.

El presidente de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria (AESAN), Roberto Sabrido, no se cansa de insistir en que en salud pública el riesgo cero no existe, aunque las actuaciones que se llevan a cabo tanto a nivel nacional como europeo hacen que nos acerquemos mucho a él.

En línea con ello, la Agencia Española de Seguridad Alimentaria (AESAN) ha hecho públicas unas recomendaciones relativas al consumo de pescado para poblaciones sensibles debido a la presencia de mercurio; de hortalizas por presencia de nitratos; y de crustáceos por exposición de cadmio. Recomendaciones de las que su presidente ofreció un avance durante una conferencia que pronunció en el recién celebrado XVIII Congreso de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), y en la que actuó como moderador el presidente de la OMC, el doctor Juan José Rodríguez Sendín.

Como explicó el doctor Sabrido durante su intervención, la AESAN tiene entre sus principales objetivos el análisis del riesgo, sin embargo, como indicó "las medidas establecidas en la legislación no son siempre la mejor manera de garantizar la seguridad alimentaria y, en algunas ocasiones hay que recurrir a 'las recomendaciones de consumo' como en este caso". Según añadió este experto, dichas recomendaciones de consumo, "son un complemento básico de gestión del riesgo y se utilizan cuando se detecta que un determinado sector de los consumidores puede estar más expuesto a un factor de peligro".

Así, de acuerdo a lo que informó, en el caso de los nitratos en hortalizas, éstos se encuentran de manera natural en los vegetales, especialmente en las hortalizas de hoja verde, como las espinacas y la lechuga. Los nitratos en sí son relativamente poco tóxicos, procediendo su toxicidad de su reducción a nitritos en el cuerpo, lo que puede dar lugar a la cianosis, una patología que afecta de manera especial a aquellos bebés y niños de corta edad que están expuestos a altas concentraciones de nitratos a través de la dieta, denominándose a menudo el “síndrome del bebé azul”.

Es, por tanto, que las recomendaciones dadas por la AESAN, de acuerdo con lo dictado desde la Unión Europea, son las siguientes:

-Se recomienda, por precaución, no incluir las espinacas ni las acelgas en sus purés antes del primer año de vida. En caso de incluir estas verduras antes del año, procurar que el contenido de espinacas y/o acelgas no sea mayor del 20% del contenido total del puré.
-No dar más de una ración de espinacas y/o acelgas al día a niños entre 1 y 3 años.
-No dar espinacas y/o acelgas a niños que presenten infecciones bacterianas gastrointestinales.
-No mantener a temperatura ambiente las verduras cocinadas (enteras o en puré). Conservar en frigorífico si se van a consumir en el mismo día, si no, congelar.

Descripción de la imagen

El presidente de la AESAN, con el
presidente de la OMC.

Respecto a las recomendaciones de consumo de pescado para poblaciones sensibles debido a la presencia de mercurio, de acuerdo con lo expuesto por el presidente de la AESAN, se recomienda precaución a las mujeres embarazadas o que puedan llegar a estarlo, mujeres en fase de lactancia y a niños de corta edad (entre 1 y 30 meses). A este grupo de población se recomienda consumir una amplia variedad de pescados, evitando consumir las especies más contaminadas con mercurio cuyo consumo debe limitarse.

Las recomendaciones para el consumo de pez espada, tiburón, atún rojo (Thunnus thynnus: especie grande, normalmente consumida en fresco o congelada y fileteada) y lucio son las siguientes: las mujeres en edad fértil, embarazadas o en período de lactancia deben evitar el consumo; así como los niños menores de tres años; a partir de esa edad y hasta los doce años, se debe limitar a 50 gr/semana o 100gr/ 2 semanas, a lo que se añade no consumir ningún otro de los pescados de esta categoría en la misma semana.

En relación a las recomendaciones de limitar el consumo de crustáceos por riesgo de exposición al cadmio, lo que la AESAN aconseja es que "se limite, en la medida de lo posible, el consumo de carne oscura de los crustáceos, localizada en la cabeza, con el objetivo de reducir la exposición de cadmio".>

Como explico el doctor Sabrido, al respecto, "su absorción en el aparato digestivo es baja, pero tiende a acumularse en el organismo, principalmente en el hígado y riñón, durante un tiempo estimado de 10-30 años. Asimismo, puede causar desmineralización de los huesos, bien de forma directa o indirecta, como resultado de la disfunción renal".

Se puede obtener más información sobre estas recomendaciones en la web de la AESAN:

www.aesan.msc.es/AESAN/web/rincon_consumidor/seccion/recomendaciones_con...