Campaña medicina rural

Martes, 9 Agosto 2022

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios ha alertado del uso indiscriminado del término "células madre" y de la confusión que puede generar

25/10/2012

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios ha emitido un comunicado en el que advierte sobre la posible confusión en la que se puede caer ante la utilización profusa de términos relacionados con las terapias basadas en células madre para casos como el tratamiento de enfermedades o el uso de cosméticos

Madrid, 24 de octubre 2012 (medicosypacientes.com)

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), dependiente del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, ha hecho un llamamiento a la población y a los profesionales sanitarios ante el "indiscriminado" uso, y la consecuente confusión que puede generar, del término 'células madre' en situaciones que nada tienen que ver con el tratamiento de enfermedades humanas.

"La oferta directa a ciudadanos y pacientes de distintas terapias basadas en la manipulación de células madre de diferentes orígenes y postuladas para el tratamiento de las más variadas enfermedades y condiciones clínicas está contribuyendo a generar cierta confusión en la sociedad", señala la AEMPS en una alerta sanitaria.

Hasta la fecha, no hay ningún medicamento basado en células madre humanas que esté comercializado en España, por lo que la oferta de dichos tratamientos es ilegal. Por tanto, la AEMPS recomienda, ante la "utilización premeditada" del término células madre de origen humano, informarse bien antes de iniciar cualquier tipo de tratamiento basado en el uso de células madre.

La AEMPS lamenta "la utilización indiscriminada de términos que pueden parecer sinónimos y no lo son" y recomienda que aquellos pacientes que crean que pueden beneficiarse de un tratamiento de este tipo acudan a su médico para discutir las diferentes modalidades de acceso a este tipo de medicamentos. Igualmente, advierte de los riesgos de estas prácticas fuera del marco regulado junto con la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por sus siglas en inglés).

Especialmente destaca la utilización de esta terminología en productos cosméticos, que considera busca, "en muchas ocasiones, aprovechar el aspecto novedoso de las terapias con células madre para trasladarlo a otros ámbitos ajenos al contexto médico".

La agencia incide especialmente el caso de los cosméticos, ya que, de acuerdo con la reglamentación, estos productos no pueden contener derivados de origen humano, por lo que la utilización de células madre humanas en productos comercializados como cosméticos es ilegal.

Además, en caso de contenerlos deberían ser considerados medicamentos con los que "deberían demostrar su calidad, seguridad y eficacia en ensayos clínicos adecuados que permitieran al ciudadano saber los efectos y posibles riesgos de su utilización".

Al respecto, aclara, "hasta la fecha no se ha autorizado ningún medicamento de este tipo con fines estéticos, por lo que su presencia en el mercado se considera igualmente ilegal".

Por otra parte, especifica que muchos de los tratamientos podrían estar basados en células madre de origen vegetal, que no tiene ninguna relación con las células madre de origen humano y no se ha demostrado que posean ninguna utilidad en el tratamiento de enfermedades.

No obstante, si así se postulara, sus efectos también deberían ser probados en ensayos clínicos adecuados y les resultaría de aplicación todo lo expresado en los párrafos anteriores. Así, "la utilización de este tipo de células en cosméticos u otro tipo de productos para tratamientos estéticos no está relacionada con la prevención, tratamiento o diagnóstico de las enfermedades humanas".

Con la excepción de los trasplantes de precursores hematopoyéticos, las terapias con células madre utilizadas para el tratamiento de cualquier tipo de enfermedad son consideradas medicamentos y, por tanto, su desarrollo, autorización y utilización debe realizarse de acuerdo con las normas específicas establecidas para este tipo de medicamentos en Europa y España.

Como señalaba anteriormente, no hay ningún medicamento basado en células madre que esté comercializado en España, aunque existen tres excepciones reguladas por la agencia europea, y se reconoce su uso en ensayos clínicos o de uso compasivo autorizados por la AEMPS.

Actualmente, la legislación europea incluye como medicamentos el implante de condrocitos autólogos, el implante de queratinocitos para tratamiento de quemados y el tratamiento de lesiones corneales con células troncales limbocorneales. Estos productos, de los cuáles sólo en el caso de las lesiones corneales se usan células madre ya que en los otros dos se usan células diferenciadas, pueden encontrarse en situación de uso en la práctica clínica de centros vinculados al Sistema Nacional de Salud.

Por ello, constituyen una excepción como también lo será la utilización de estas terapias en el marco de lo que se conoce como "cláusula de exclusión de hospitales" recogida en la normativa europea y nacional, a través de la cual será posible el acceso a un tratamiento individualizado con este tipo de terapias.

Por lo tanto, la utilización de medicamentos basados en células madre fuera de las modalidades enunciadas anteriormente no está autorizada y carece de garantías de  calidad, eficacia y seguridad.

El comunicado íntegro de la AEMPS se puede consultar a pie de página.