Domingo, 11 Abril 2021

Asociación Española de Pediatría

La AEP lanza la campaña 'Las vacunas cumplen' para reforzar la confianza en la efectividad y seguridad de la vacunación infantil

Las vacunas son uno de los instrumentos más poderosos en la historia de la salud pública. Son las armas más eficaces en la prevención de las enfermedades infecciosas. Hoy las vacunas acaparan las conversaciones. Nos dan, de nuevo, esperanza. Es, por tanto, el momento de reforzar la confianza pública en ellas

Madrid 06/04/2021 medicosypacientes.com
Las vacunas cumplen
Con estas premisas, la Asociación Española de Pediatría ha lanzado la campaña divulgativa Las vacunas cumplen con el fin de aportar información fiable sobre la necesidad de mantener las coberturas vacunales en la población infantil como primera línea de defensa frente a las enfermedades infecciosas.
 
“La población puede estar ahora más receptiva y sensibilizada para recibir este tipo de mensaje sanitario: la pandemia nos muestra la vulnerabilidad del ser humano a las infecciones y el distanciamiento social nos ha separado de nuestros seres queridos y anhelamos recuperar ese contacto. Era una oportunidad para que los pediatras contribuyeramos a apoyar la confianza en la vacunación, como hemos venido haciendo desde hace décadas a través de nuestro Comité Asesor de Vacunas”, señala la doctora María José Mellado, presidenta de la AEP.
 
La amenaza de la desinformación
Aunque lentamente, en todo el mundo crece la desinformación sobre las vacunas y surgen brotes infecciosos en personas no vacunadas que podrían haberse prevenido. En 2019, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró la desconfianza en la seguridad y efectividad en la vacunación una de las principales amenazas a la salud global.
 
El eslogan de la campaña, Las vacunas cumplen, hace referencia a cómo cumplen su misión como herramienta preventiva y de salud pública y también a que cumplen años, porque el primer calendario oficial de vacunación instaurado en España data de 1975, coincidiendo con el inicio del cambio de régimen en el país.
 
Las primeras vacunas llegaron a España en 1800, pero no fue hasta los años 40 del siglo pasado que se empezaron a llevar a cabo campañas poblacionales para reducir la alta mortalidad y la discapacidad causadas por enfermedades infecciosas como la viruela, la poliomielitis, la difteria, el sarampión o la tosferina.
 
En 1975 se introdujo el primer calendario de vacunaciones sistematizado para la población infantil. Casi 50 años y varios calendarios después, algunas infecciones han podido ser erradicadas y otras están cerca. “Pero este logro es frágil y tenemos una responsabilidad individual y colectiva a la hora de mantenerlo”, asegura Francisco Álvarez, pediatra coordinador del Comité Asesor de Vacunas  (CAV) de la AEP, que se ha encargado de la supervisión científica de todos los contenidos de la campaña.
 
La campaña
La iniciativa divulgativa consta de una serie de contenidos en vídeo a través de los que se pretende acercar a la población, de una forma sencilla y atractiva, las razones que avalan la eficacia y seguridad de las vacunas infantiles, así como mostrar los beneficios en salud que ha propiciado esta herramienta sanitaria a lo largo de las últimas décadas.
 
Los spots audiovisuales muestran a los miembros de una familia española celebrando diferentes cumpleaños. La edad de cada personaje representa el año en que se introdujo una vacuna importante en el calendario de inmunizaciones. Los protagonistas están a punto de soplar las velas de su tarta de cumpleaños y rememoran brevemente efemérides importantes de su año de nacimiento, entre ellas, el logro en salud que representó la incorporación de una determinada vacuna.
 
Los vídeos remiten a la web lasvacunascumplen.com dónde se ofrece información cronológica detallada de cómo se ha ido configurando el calendario de vacunación infantil a lo largo de las últimas décadas y recuerdan al lector los motivos de celebración que ha representado esta medida de salud pública.
 
La serie audiovisual es el primer contenido de esta nueva campaña divulgativa de la AEP, que tendrá continuidad a lo largo de todo el año 2021 con nuevos materiales informativos dirigidos a diferentes grupos de población.
 
La presidenta de la AEP destaca el interés de los profesionales de pediatría en hacer llegar estos mensajes a todos las familias con hijos en edad de vacunación. “A los que ya confían en las vacunas, les pedimos que colaboren siendo prescriptores de la vacunación como medida de salud pública y rompiendo el círculo de difusión de la desinformación. A los que dudan, les ofrecemos argumentos fiables e información detallada, clara y asequible para contribuir a generar confianza. A los que desconfían, les damos la oportunidad de valorar sus creencias a la luz de información adicional sobre las graves consecuencias en la salud infantil de enfermedades que son prevenibles mediante la vacunación”, señala la doctora Mellado.
 
Cumple tú también
La iniciativa apela a la responsabilidad individual de los ciudadanos a la hora de contribuir a preservar la salud pública apoyando la vacunación como herramienta sanitaria y, sobre todo, ayudando a frenar la difusión de bulos y desinformación.
 
En este sentido, la AEP ha contado para esta campaña con la colaboración de la organización de verificación Maldita.es con la que ha elaborado un decálogo de recomendaciones para detectar la desinformación sobre vacunas ofreciendo consejos para desactivar bulos evitando su difusión.
 
Sobre la Asociación Española de Pediatría 
La Asociación Española de Pediatría es una sociedad científica que representa a cerca de 14.000 pediatras que trabajan tanto en el ámbito hospitalario como de atención primaria. Está integrada por todas las sociedades científicas de pediatría regionales y las sociedades de pediatría de las distintas especialidades. El principal objetivo de la asociación es velar por la adecuada atención sanitaria, fomentar el desarrollo de la especialidad, tanto en sus aspectos asistenciales como en los docentes y de investigación, además de asesorar a todas aquellas instituciones competentes en asuntos que puedan afectar o afecten a la salud, desarrollo e integridad del niño y del adolescente, así como divulgar e informar a la población sobre cuestiones de salud infantil.