Campaña medicina rural

Sábado, 20 Agosto 2022

La AECC destina 2.400.000 euros a dos proyectos de investigación orientados al paciente de cáncer

14/06/2012

La Fundación Científica de la Asociación Española Contra el Cáncer (aecc) ha adjudicado 2.400.000 euros, en concepto de Ayudas a Grupos Coordinados Estables de Investigación Oncológica, a repartir entre dos programas de investigación orientados al paciente con cáncer. El primero de ellos centrado en el cáncer de mama positivo para HER2, y el segundo en la heterogeneidad evolutiva del mieloma como reflejo de resistencia tumoral

Madrid, 15 de junio de 2012 (medicosypacientes.com)

La Fundación Científica de la Asociación Española Contra el Cáncer (aecc) ha adjudicado 2.400.000 euros, en concepto de Ayudas a Grupos Coordinados Estables de Investigación Oncológica, a repartir entre dos programas de investigación orientados al paciente con cáncer. El primero de ellos centrado en el cáncer de mama positivo para HER2, y el segundo en la heterogeneidad evolutiva del mieloma como reflejo de resistencia tumoral

Desde la Asociación recalcan que la investigación es el medio más eficaz para poder aumentar el techo de supervivencia de esta enfermedad, consolidar una estructura científica en España y contribuir al desarrollo económico de nuestro país.

Todas las ayudas a Grupos Coordinados Estables que otorga la Fundación Científica de la aecc están diseñadas para programas de investigación a cinco años, grupos estables y competitivos que promueven una investigación oncológica traslacional.

Están pensados para favorecer la rápida aplicación de los resultados a la práctica clínica. De esta forma, los proyectos de investigación oncológica tienen como fin el paciente. Se busca la coordinación entre centros de investigación excelentes con la participación tanto de investigadores básicos como de investigadores clínicos, explican desde la aecc.

“Proyecto: Nuevas estrategias para tratar el cáncer de mama positivo para HER2”

El primero de los programas está coordinado por el doctor Joaquín Arribas y el centro de investigación Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO), Barcelona, y tiene como colaborador al doctor Atanasio Pandiella, junto a la Fundación de Investigación del Cáncer (CIC) de Salamanca.

La investigación se centrará en el tratamiento del cáncer de mama positivo para HER2.

Así, los investigadores explican que de los más de 20.000 nuevos casos de cáncer de mama que se diagnostican en España cada año, los resultados del proyecto podrían redundar en tratamientos menos invasivos y un mejor diagnóstico de la enfermedad de unos 4.000 pacientes cada año.

El cáncer de mama-explican-es una enfermedad heterogénea que engloba a varios tipos de tumores distintos. Uno de ellos, que representa un 15-30% del total de casos, se denomina positivo para HER2 por que presenta cantidades excesivas de dicho componente celular.

Hasta hace unos años los tumores positivos para HER2 tenían un mal pronóstico; en la actualidad se disponen de distintas drogas anti-HER2 que han aumentado sobremanera la supervivencia de las pacientes con estos tumores.

Sin embargo algunos tumores no responden a las drogas anti-HER2 y otros adquieren resistencia a ellas, por lo que es necesario identificar los factores que provocan la aparición de dichas resistencias y desarrollar nuevas terapias para atajarlas, explican los profesionales.

Así, este proyecto abarca una investigación multidisciplinar en el que un equipo de biólogos moleculares, oncólogos médicos, patólogos, radiólogos y cirujanos alcanzará estos objetivos, lo que resultará en tratamientos más efectivos de los tumores positivos para HER2.

El doctor Arribas ha declarado que “en el actual contexto económico, en que la financiación pública de los proyectos de investigación está sufriendo una merma considerable, la aportación de la aecc es fundamental para que los proyectos de investigación no se paren. Sin la aportación de las miles de personas anónimas que colaboran con la asociación, simplemente proyectos como el que presentamos no podrían llevarse a cabo”.

“Proyecto: Heterogeneidad evolutiva del mieloma como reflejo de resistencia tumoral: Estudio basado en dos ensayos multicéntricos nacionales”

El segundo de los programas, está coordinado por el doctor Jesús F. San Miguel del Hospital Universitario de Salamanca, y tiene como colaborador al doctor Juan José la Huerta Palacios, del Hospital Doce de Octubre de Madrid.

El proyecto se centrará en el análisis de marcadores de resistencia en el mieloma múltiple y el desarrollo de alternativas terapéuticas para superarla.

El grupo español de mieloma (GEM) tiene previstos dos grandes ensayos multicéntricos en más de 80 Hospitales de nuestro país. En total se prevé que se incluyan más de 600 pacientes en estos dos ensayos, explican los investigadores.

El objetivo-declaran-es lograr aumentar la supervivencia de los pacientes más resistentes y eventualmente la curación de una fracción importante de enfermos.

En un futuro se confía poder adaptar mejor el tratamiento a las características individuales de los pacientes pues, probablemente el mieloma no es una sola enfermedad, sino un conjunto de variantes con un nexo común.

En la actualidad, la mayoría de los cánceres humanos responden bien al tratamiento con quimioterápicos, inmunomoduladores o inhibidores de funciones sobredimensionadas en las células tumorales, informan los responsables del estudio.

Sin embargo-aclaran- el problema reside en la capacidad que tienen las células malignas para hacerse resistentes a estos tratamientos, de modo que en muchos pacientes el cáncer acaba por recrecer, ocasionando recaídas o progresiones del tumor. Este problema se ve agravado por el hecho de que en la mayoría de los casos se desconocen los mecanismos por los que se adquiere la resistencia al tratamiento.

El mieloma múltiple, segunda neoplasia hematológica en orden de frecuencia, es un buen ejemplo de sensibilidad inicial al tratamiento que acaba por perderse debido al desarrollo de resistencias. Resulta por ello, según los expertos, un modelo excelente para estudiar los mecanismos que generan resistencia tumoral al tratamiento que luego pueden aplicarse a cualquier tipo de cáncer.

Además, el mieloma es una de las neoplasias en las que se ha logrado un mayor progreso terapéutico, llegándose a duplicar la mediana de supervivencia de 3 a 6 años en la última década. Sin embargo, sigue siendo una enfermedad incurable en la mayoría de los casos, aunque una pequeña fracción de pacientes permanece en remisión más de 10 años (potencialmente curados).

Ello se debe-explican- a la resistencia tanto intrínseca como adquirida de la célula tumoral a los diferentes fármacos que hace que persistan clones resistentes derivados de la célula madre mielomatosa. Por ello su identificación y monitorización a lo largo del tratamiento sería de gran valor. Asimismo, disponer de modelos preclínicos que ayuden a entender los mecanismos de resistencia farmacológica podría contribuir al desarrollo de nuevos esquemas terapéuticos.

Por último, en el contexto de la heterogeneidad evolutiva del mieloma (un área de especial preocupación clínica) es el desarrollo de la enfermedad extramedular, debido al mal pronóstico que se deriva de una gran resistencia terapéutica.

Para el doctor San Miguel “La labor desarrollada por la aecc, en pro de la investigación oncológica es ejemplar y de hecho se ha convertido en una referencia y modelo. Para nosotros esta financiación tiene un doble matiz: por un lado permitirnos intentar dar respuesta a muchos interrogantes que cada día nos plantean los enfermos, implicando a jóvenes investigadores que sin esta financiación no podrían iniciar su carrera profesional; pero el otro matiz, es el de la responsabilidad de no defraudar a las miles de personas anónimas que con sus aportaciones a la asociación hacen posible el proyecto y más aún no defraudar a los pacientes que cada día nos confían su dolorosa enfermedad”.

La aecc es la entidad privada que más dinero destina a investigación. Actualmente tiene abiertos más de un centenar de proyectos de investigación sobre cáncer.

Según Pilar Perote, vicepresidenta de la aecc y de su Fundación Científica, “la transparencia y la garantía de excelencia de los proyectos actúan como motor de trabajo de la Fundación. Contribuir a la cultura investigadora en nuestro país, es otro de los objetivos que nos mueve año tras año a apostar por las ayudas a Grupos Coordinados Estables cuya cuantía económica aumenta cada convocatoria gracias a la aportación de personas anónimas”.

Los procesos de evaluación y adjudicación de proyectos están basados en la transparencia, la calidad y evaluados por organismos externos de reconocido prestigio como es la Agencia Nacional de Evaluación y Prospectiva (ANEP).