Jueves, 19 Octubre 2017

'Canadian Medical Association Journal’

La actividad física y evitar el aumento de peso reducen el riesgo de recurrencia del cáncer de mama

Para las pacientes con cáncer de mama, la actividad física y evitar el aumento de peso son las opciones de estilo de vida más importantes que pueden reducir el riesgo de recurrencia del cáncer y la muerte, según las conclusiones de una revisión basada en evidencia publicada en 'CMAJ' ('Canadian Medical Association Journal')

Madrid 23/02/2017 medicosypacientes.com
Estudio sobre cáncer de mama publicado en 'Canadian Medical Association Journal'

"De todos los factores del estilo de vida, la actividad física tiene el efecto más fuerte en los resultados del cáncer de mama", subraya una de las autoras del trabajo, Ellen Warner, del Centro de Ciencias de la Salud Sunnybrook, en Toronto, Ontario, Canadá, con la coautora Julia Hamer.

"El aumento de peso de más del 10 por ciento del peso corporal después de un diagnóstico de cáncer de mama eleva la mortalidad por cáncer de mama y la mortalidad por todas las causas. Sin embargo, hay buenas razones para desalentar el incremento de peso incluso moderado debido a sus efectos negativos sobre el estado de ánimo y la imagen corporal", según los autores.

La revisión de 67 artículos publicados examina una variedad de factores del estilo de vida, como ejercicio, peso, dieta, tabaquismo y otros, y examina los cambios que las mujeres pueden hacer para mejorar sus posibilidades de supervivencia y reducir el riesgo de recurrencia del cáncer. Alrededor de un cuarto de las mujeres diagnosticadas con la enfermedad en etapa temprana morirán eventualmente de metástasis posteriores.

Como la revisión contiene recomendaciones prácticas de interés para las pacientes, sus familias, médicos y otros profesionales de la salud, es de acceso abierto y está disponible gratuitamente para su consulta.

Entre sus recomendaciones, están evitar el aumento de peso, puesto que ganar kilos durante o después del tratamiento del cáncer de mama está relacionado con la muerte asociada con el cáncer de mama y las mujeres que tienen sobrepeso u obesidad en el momento del diagnóstico también tienen peores pronósticos. Por ello, aconsejan realizar al menos 30 minutos de ejercicio moderado al día, cinco días a la semana, o 75 minutos de ejercicio vigoroso por semana; además de dos o tres sesiones de entrenamiento de fuerza para grupos musculares grandes.

En relación al tabaco apuntan que el riesgo de muerte por problemas de salud relacionados con el tabaquismo es una fuerte razón para dejar el hábito. En lo que respecta al consumo de alcohol, apuestan por limitar el consumo a una o menos bebidas alcohólicas por día como ayuda para reducir el riesgo de un segundo cáncer de mama.