Viernes, 24 Mayo 2019

Fundaciones

Javier Nadal, presidente de la Asociación Española de Fundaciones: "La transparencia es un requisito sine qua non de la legitimidad del sector"

 

El presidente de la Asociación Española de Fundaciones (AEF), Javier Nadal, ha solicitado a las fundaciones reforzar sus prácticas en materia de transparencia, "un requisito "sine qua non" de la legitimidad del sector, así como una práctica imprescindible para lograr un marco regulatorio flexible que permita a las fundaciones, bajo la responsabilidad de sus patronos, desarrollar sus actividades con autonomía y libertad"

16/10/2014 medicosypacientes.com

 

Madrid, 17 de octubre de 2014 (medicosypacientes.com/A.G.)

En un comunicado público Javier Nadal subraya que "uno de los compromisos asumidos por la Junta Directiva de la Asociación, desde que asumió sus funciones, es el fomento de iniciativas encaminadas a mejorar el gobierno, la gestión y la transparencia de las fundaciones".

La Fundación para la Protección Social de la OMC, miembro de la AEF, cumple este requisito con la aprobación por la Junta de Patronos, a finales del año pasado, del Código de Transparencia y Buen Gobierno.

Código de Transparencia y Buen Gobierno de la FPSOMC

Para la Fundación de la OMC, la transparencia y el buen gobierno son valores primordiales del estilo de trabajo que adopta una organización si desea que sus órganos de gobierno actúen con rigurosidad, seriedad y con sentido de la responsabilidad. Recoger estos valores en un Código supone asumir públicamente el compromiso ético de demostrar que la confianza depositada en la organización está siendo bien administrada. Con la aplicación del Código se asegura la eficacia y eficiencia en la prestación de los servicios, se optimizan los recursos y se logra la excelencia en la gestión, a la vez que se fortalece la confianza en la organización.

La Fundación para la Protección Social de la OMC cuenta con un sistema de gobierno que se articula en torno a dos normas fundamentales: los Estatutos y la Ley vigente. Añade ahora una tercera norma: el Código de Transparencia y Buen Gobierno, que interpreta y desarrolla los Estatutos de conformidad con los principios, misión y valores de reconocimiento general en el ámbito de las entidades no lucrativas, en el marco de los fines fundacionales que le son propios y que constituyen el instrumento que sirve de guía para que los patronos y demás personal que preste sus servicios en la Fundación oriente su actuación adecuándola a dichos principios, misión y valores.

En este Código de Transparencia y Buen Gobierno se establecen las pautas generales que deben regir la conducta de sus órganos de gobierno, el Patronato y la Junta Rectora, así como la de sus empleados, en el desarrollo de las actividades a través de las que se materialicen los fines fundacionales. Su objetivo principal es garantizar la consecución de sus fines fundacionales y contribuir a generar transparencia y fomentar la confianza entre sus donantes o socios protectores, los beneficiarios y la sociedad en general. Se trata de una propuesta de autorregulación que se une a otros mecanismos de control de la propia Fundación, como las auditorías externas.

Conoce el Código de Transparencia y Buen Gobierno de la Fundación, pincha aquí.