Viernes, 6 Diciembre 2019

Historia de la FPSOMC

Isabel Gómez: “La FPSOMC no solo ha puesto sus recursos a nuestra disposición, nos ha apoyado en todo momento”

Carmen Isabel Gómez mujer del Dr. Manuel Sempere, médico especialista en Pediatría, cuenta en este testimonio recogido en Historias de la Fundación para la Protección Social de la Organización Médica Colegial (FPSOMC), como su marido fue diagnosticado de Alzheimer precozmente y desde entonces contaron con las ayudas de la FPSOMC para trasladarlo a vivir a un centro de mayores

Madrid 14/10/2019 medicosypacientes.com/ S.Guardón
El Dr. Manuel Sempere, médico especialista en Pediatría en el Hospital Clínico Universitario Virgen de la Arrixaca en El Palmar (Murcia) y uno de los primeros neonatólogos de dicho hospital, tuvo que dejar de manera precoz su labor asistencial con solo 58 años al ser diagnosticado de Alzheimer con un gran reconocimiento entre sus compañeros de profesión y los padres de los neonatos.
 
Tras diez años con esta enfermedad, su mujer y su familia tuvieron que tomar la decisión de trasladarlo a vivir a un centro de mayores que finalmente no reunía las garantías de seguridad y cuidados necesarios para estas personas, tal y como se recoge en el apartado Historias de la Fundación.
 
Por ello, acudieron al Colegio de Médicos de la Región de Murcia, donde se informaron de la ayuda que podían solicitar a la Fundación para la Protección Social de la Organización Médica Colegial. 
 
De este modo, la FPSOMC ayudó al Dr. Sempere y su familia proporcionando todos los cuidados que necesitaba en un centro de mayores. 
“La actitud de la Fundación fue siempre de acompañamiento, escucha y gran respeto”, señala su mujer, Carmen Isabel Gómez. 
 
“La vida nos lleva a estar volcados en actos cotidianos de construcción familiar, la pareja, la educación de los hijos, el trabajo, el patrimonio, el éxito y en ocasiones el reconocimiento social. Raramente pensamos que nosotros vamos a necesitar ayuda y en el momento en el que las circunstancias nos sobrepasan es cuando nos damos cuenta de que el apoyo es esencial”, afirma. 
 
“Precisamente es en esos momentos decisivos en los que la Fundación no solo ha puesto sus recursos a nuestra disposición, sino que además nos ha aconsejado y apoyado en todo momento”, indica.
 
Para ella, la FPSOMC desarrolla una gran labor de protección social dirigida a los médicos y sus familias”, matizó.
 
La Fundación apoya a familiares de personas dependientes a través de sus prestaciones para la conciliación y sus servicios de atención social.
 
Con la finalidad de ayudar tanto al cuidador como al enfermo, la Fundación cuenta con varias prestaciones destinadas a este fin. En concreto, la ayuda para residencias de mayores consta de una ayuda económica mensual para sufragar el coste de la plaza en residencia de mayores, incluida la ayuda para ingresos ordinarios o de urgencia derivados a la Residencia Siglo XXI.
 
Por otro lado, el servicio de respiro de la FPSOMC ayuda económicamente de manera puntual a la contratación de un servicio de apoyo y respiro para el cuidador familiar de personas dependientes, y el servicio de atención en el domicilio destina una ayuda económica para atender las necesidades básicas de la vida diaria (alimentación, higiene y vestido entre otras). Además, los familiares reciben información, orientación y apoyo a través del Servicio de Atención Social, el cual atendió más de 100 solicitudes de médicos durante 2018.