Miércoles, 26 Septiembre 2018

Estudio en “Cancer Research”

Investigadores identifican uno de los desencadenantes de la leucemia aguda

Un grupo de investigación, dirigido por el investigador del Centro Superior de Investigadores Científicas (CSIC) y del Centro de Investigación del Cáncer (CIC-IBMCC), Isidro Sánchez, ha identificado uno de los desencadenantes de la leucemia linfoblástica aguda precursora de células B

Madrid 05/03/2018 medicosypacientes.com/E.P.
Los científicos, cuyo trabajo se ha publicado en la revista 'Cancer Research', han demostrado que la pérdida del gen Pax5 genera el cambio metabólico clave en la génesis de la leucemia linfoblástica aguda precursora de células B, como resultado de la susceptibilidad conferida por el gen BCR-ABL.
 
En esta investigación se evidencia que la aparición del gen BCR-ABL crea un clon preleucémico que permanece clínicamente silente hasta que los eventos secundarios que generan mutaciones dan lugar a la leucemia linfoblástica aguda precursora de células B.
 
Estas mutaciones dan como resultado una actividad transcripcional de Pax5 reducida, alterando la expresión del gen diana, lo que pone de relieve el hecho de que las deleciones de Pax5 podrían contribuir a la leucemogénesis.
 
Para desentrañar el origen de este tipo de leucemias se investiga con ratones, porque en los hospitales se diagnostica la enfermedad cuando se ha desarrollado. El objetivo es investigar mediante modelos animales los procesos previos a la enfermedad para poder prevenirla.
 
Como en la actualidad se desconoce el mecanismo que provoca la evolución de las células preleucémicas a leucémicas, el grupo dirigido por Isidro Sánchez-García ha diseñado un modelo de ratón en un estado preleucémico que se asemeja a la enfermedad en humanos.
 
En concreto, dentro de esta línea de investigación se han identificado clones preleucémicos que se encuentran en la sangre del cordón umbilical y que ya portan lesiones oncogénicas en BCR-ABL. No obstante, la presencia de lesiones no determina el desarrollo de la enfermedad, ya que muchas personas con dichas lesiones no desarrollan la enfermedad, mientras que otras tienen un periodo de latencia largo.
 
Mediante este modelo de ratón, que tiene limitada la expresión del gen BCR-ABL, el trabajo sugiere que el inicio de la leucemia linfoblástica aguda precursora de células B implica la funcionalidad del gen Pax5 reducida. Y es que, cuando la funcionalidad del gen Pax5 está reducida, se ha logrado demostrar, mediante esta investigación, que células pro-B experimentan un cambio metabólico energético y demandan más glucosa.
 
De hecho, se ha evidenciado que la pérdida de la función de Pax5 puede conducir la reprogramación metabólica, durante la progresión de la enfermedad, a través de la regulación transcripcional de estos genes metabólicos.
 
Por todo ello, el trabajo ha mostrado por primera vez in vivo la evidencia de que la combinación entre el gen BCR-ABL (en célula madre hematopoyética) y la reprogramación metabólica impuesta por la expresión reducida del gen Pax5 es suficiente para el desarrollo de la leucemia linfoblástica aguda precursora de células B.
 
En el estudio han participado también los laboratorios dirigidos por los profesores Arndt Borkhardt, de la Universidad de Düsseldorf (Alemania), y Marcus Muschen de Beckman Research Institute of City of Hope (Estados Unidos).