Campaña medicina rural

Domingo, 14 Agosto 2022

Investigadores españoles desarrollan un nuevo método que predice el 80% de los casos de depresión después del parto

21/09/2009

El 13 por ciento de las mujeres que dan a luz en todo el mundo sufre depresión postparto, lo que supone un importante deterioro en la calidad de vida de la madre y en la capacidad para cuidar del bebé

Madrid, 19 de septiembre 2009 (medicosypacientes.com)

Científicos de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) han participado en una investigación en la que han obtenido un modelo de diagnóstico de la depresión con una capacidad predictiva del 80 por ciento, el mejor resultado hasta el momento para este tipo de enfermedades, según publica la revista 'Methods of Information in Medicine' e informaron hoy en un comunicado fuentes de la institución académica.

Depresión después del parto

El 13 por ciento de las mujeres que dan a luz en todo el mundo sufre depresión postparto, lo que supone un importante deterioro en la calidad de vida de la madre y en la capacidad para cuidar del bebé. "El diagnóstico prematuro de la depresión postparto permitiría realizar intervenciones preventivas en aquellas mujeres que se encuentren en situación de riesgo", según explicó el investigador Salvador Tortajada, primer autor del estudio e investigador de la Universidad Politécnica de Valencia.

Los expertos estudiaron los datos de 1.397 mujeres españolas que dieron a luz entre diciembre de 2003 y octubre de 2004 en siete hospitales de España y elaboraron varios modelos que predicen durante las primeras semanas después del parto y con un porcentaje de acierto del 80 por ciento si las madres tienen riesgo de desarrollar una depresión.

Este trabajo, pionero en España y publicado recientemente en la revista 'Methods of Information in Medicine', supone "el mejor resultado obtenido hasta el momento para la predicción de esta enfermedad", indicaron las mismas fuentes. "Ahora falta la evaluación clínica y que los psiquiatras empiecen a probarlo directamente con las pacientes para estudiar el verdadero potencial de las herramientas", apuntó Tortajada.

Los investigadores utilizaron redes neuronales artificiales y extrajeron una serie de factores de riesgo compatibles con estudios anteriores, como el apoyo social para la madre, antecedentes psiquiátricos en la familia, alteraciones emocionales durante el parto, neuroticismo y polimorfismos en el gen transportador de la serotonina, ya que los genes con alta expresividad aumentan la probabilidad de desarrollar la enfermedad.

Asimismo, descubrieron dos factores de protección que disminuyen el riesgo de depresión, como son la edad -a más edad, menos probabilidad de depresión- y la actividad laboral durante el embarazo, que minimiza el riesgo. El investigador puntualizó que los factores se muestran relevantes en las redes neuronales, pero no aparecen con otros métodos estadísticos. La línea queda abierta para futuros estudios que lo corroboren.

No obstante, muchos estudios ya han demostrado que entre un 10 y un 15 por ciento de las mujeres que dan a luz sufren depresión, habitualmente, entre el segundo y el tercer mes después del parto. Esta enfermedad afecta a las funciones emocionales y cognitivas de la paciente -en casos extremos provoca tendencias suicidas-, y puede tener serias consecuencias en el desarrollo futuro del hijo.