Campaña medicina rural

Martes, 29 Noviembre 2022

Investigadores demuestran cómo se puede prevenir el acoso en los centros escolares

05/01/2011

Se trata de acabar con todas las formas de intimidación, tales como burlas, chismes e insultos que se emplean y que constituyen el preludio del acoso escolar

Madrid, 7 de enero 2011 (medicosypacientes.com)

Investigadores de la Universidad de Washington (UW) han logrado demostrar que la reducción de los rumores maliciosos que se generan entre los alumnos de Primaria previene la aparición de episodios de acoso escolar en los centros.

Gracias al desarrollo de un programa 'anti-bullying', desarrollado en Seattle, los expertos han eliminado en un 72 por ciento los rumores, las burlas, los insultos y todas las formas de intimidación que habitualmente constituyen un preludio del acoso escolar.

Este estudio demuestra, por primera vez, que los programas de prevención pueden reducir la propagación de la rumorología entre los niños, un elemento de la cultura infantil que, según los expertos, "a menudo se ve inofensivo pero que es capaz de causar un daño real".

Los investigadores registraron electrónicamente las observaciones por segundo de 610 estudiantes de entre tres y seis años de seis escuelas de Primaria en el área de Seattle. De este modo, lograron analizar el comportamiento de cada niño en el patio del recreo durante cinco minutos, una vez a la semana, durante diez semanas en el otoño y diez semanas en la primavera.

Después de que los observadores escuchasen los rumores que se gestaban en los recreos, pusieron en marcha un programa específico de lucha contra el acoso escolar en todas las aulas cuyos alumnos participaron en el estudio. Durante tres meses, los profesores enseñaron pasos básicos para fomentar la empatía y la asertividad.

"Los rumores son un elemento de intimidación que puede llegar hasta la violencia física", ha explicado el profesor de Psicología de la Educación de la UW, Karin Frey, que ha advertido de que, para los niños, en ocasiones "el rumor puede llegar a ser tan doloroso como la intimidación física".

El problema que se detecta, según ha lamentado el experto, los profesores tienden a no ver el chisme como una forma significativa de la intimidación, "a pesar de su peligrosidad". "La existencia de rumores en su entorno marca la diferencia en la vida de un niño", ha afirmado.

Entre los factores que evitan una mayor victimización y que ayudan a los niños a salir del acoso, el estudio señala que el tener amigos que les apoyen y no escoger la represalia hace que las víctimas tengan más posibilidades de combatir el 'bullying'.