Martes, 12 Diciembre 2017

Observatorios

Interior, Sanidad y OMC dan un paso más para frenar las agresiones a los profesionales sanitarios

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, presentó junto a la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, y el presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Dr. Serafín Romero, la Instrucción 3/2017 de la Secretaría de Estado de Seguridad del Estado sobre medidas policiales a adoptar frente a agresiones a profesionales de la salud, dando respuesta así al compromiso contraído por el propio ministro con el equipo directivo de la OMC

Madrid 28/07/2017 medicosypacientes.com / R. M. P.
Juan Ignacio Zoido, Dolors Montserrat y el Dr. Serafín Romero.

Se trata de un protocolo que tiene por objeto establecer un procedimiento de actuación común para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado ante cualquier tipo de agresión o manifestación de violencia e intimidación dirigida a médicos y profesionales de la salud

Esta iniciativa establecerá un marco de actuación adecuado para reforzar las labores de prevención e investigación de la comisión de ilícitos penales a profesionales sanitarios en los centros médicos o con ocasión de su labor, con la finalidad de reducir la incidencia delictiva y mejorar la sensación de seguridad del personal que trabaja en los mismos. 

En este último año, los datos registrados revelan un notable crecimiento de estas conductas violentas en el ámbito sanitario (354, 344, 361 y 495 agresiones en 2013, 2014, 2015 y 2016), lo que supone un repunte en la tendencia descendente desde 2010 (451), año en el que se creó el Observatorio Nacional de Agresiones de la OMC.

Lesiones, amenazas, coacciones, maltrato, injurias y/o vejaciones centraron la mayor parte de las 2.914 agresiones que sufrieron los médicos en el ejercicio de su profesión en toda España en los seis últimos años, según los datos del Observatorio. De los 495 casos de violencia que se contabilizaron en 2016, el 13,4% de ellos acabó con lesiones, un 28,6% menos que el año anterior, el 45,7% fueron insultos y el 40,9% amenazas. 

Por comunidades autónomas, las que registraron un mayor número de agresiones denunciadas en los colegios han sido Cataluña (109), Andalucía (102) y Madrid (99), aunque la incidencia mayor por mil colegiados se ha producido en Melilla, Extremadura y Ceuta. 

Del estudio, se desprende un porcentaje mayor de agresiones a mujeres según sexo: el 58,38% de los agredidos fueron mujeres y el 41,62% hombres. En cuanto al ámbito sanitario de ejercicio, sigue siendo el público donde se producen la gran mayoría de este tipo de conductas violentas, con un 87% de los casos, mientras que en el sector privado se produjeron el 13%, experimentando este último un ligero descenso respecto al año anterior (14%).

Por sexo, en el sector público, el 58% de los agredidos son mujeres y el 42% hombres y, en el sector privado, el 48% fueron hombres y el 52% mujeres. Y, sobre el ámbito donde se produjo la agresión, sigue siendo la Atención Primaria la que se lleva la mayor parte (55%), frente a la Hospitalaria (17%); las urgencias hospitalarias y de Atención Primaria tienen un porcentaje de un 10% y un 18% cada una de ellas. De los agresores, el 71,5% fueron pacientes, el 26,6% son familiares y el 1,8% pacientes desplazados. 

En cuanto a las causas principales de las agresiones, el 42,8% se produjeron por discrepancias en la atención médica; el 15% por el tiempo en ser atendido; el 11,1% por no recetar lo propuesto por el paciente; el 11,1% por discrepancias personales; el 9,3% por informes no acordes a sus exigencias; el 6,3% en relación a la incapacidad laboral; el 4,5% por el mal funcionamiento del centro; y el 18% por otras causas.

Del total de agresiones, en el 13,4% de los casos provocaron lesiones, de las cuales el 41,2% fueron físicas y el 41,2%, psíquicas y el 16% conllevaron baja laboral, cifra similar al 15,5% del año anterior.

Ante la entidad de la problemática que recoge el protocolo se hace necesario impulsar una nueva respuesta policial, integral y transversal desde la Secretaría de Estado, que esté constituida por una actuación coordinada, así como la adopción de nuevas medidas que refuercen las ya existentes en un marco de actuación más amplio.

La comunicación fluida y regular, que es un elemento muy eficaz para la prevención, se llevará a cabo a través de la figura policial del ‘Interlocutor Policial Territorial Sanitario’, una de las medidas más novedosas del protocolo. El objetivo es fomentar el establecimiento de contactos periódicos con las organizaciones representativas para atender las preocupaciones y dificultades que se divisen en cada zona o área concreta. Cantabria ha sido la primera comunidad en poner esta iniciativa en marcha que, tras la reunión del Colegio de Médicos de Cantabria, la Consejería de Sanidad del Gobierno regional, la Delegación de Gobierno y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, acordó designar  para tal función a  Eduardo J. Frechilla Arocha, psicólogo de la Unidad Regional Sanitaria (URS)

Durante la presentación del protocolo, el ministro del Interior anunció la creación de un Observatorio de Seguridad Integral en Centros Hospitalarios que va a servir para articular mecanismos e instrumentos de colaboración y coordinación a nivel nacional entre las FCSE y las autoridades sanitarias competentes. Asimismo, Zoido manifestó que ante la necesidad de reforzar los dispositivos de seguridad y aumentar la vigilancia en las inmediaciones de los centros médicos, “el Ministerio del Interior va a elaborar un catálogo y una clasificación de estos centros según sus medidas de seguridad para así poder mejorarlas”.

Según detalló la ministra Dolors Montserrat, desde el Ministerio de Sanidad se está trabajando en la creación de un Sistema de Información de Agresiones del Sistema Nacional de Salud. El objetivo es triple: reunir todos los datos de agresiones de todas las profesiones sanitarias que están recogidos en los registros de los servicios de salud autonómicos; identificar los puntos críticos y elaborar un mapa de riesgo de agresiones; y, sobre todo, elaborar una evaluación periódica de los incidentes recogidos y de las medidas adoptadas, con el objetivo de tomar las acciones oportunas en tiempo y forma.

Por su parte, el Dr. Serafín Romero subrayó que “a pesar de los logros conseguidos, como la modificación del Código Penal para pasar a considerar al médico como autoridad en el ejercicio de sus labores públicas, la implicación del Ministerio de Sanidad y el compromiso de las comunidad autónomas en su abordaje integral y el tratamiento personalizado desde las corporaciones colegiales, vamos a seguir insistiendo para que las agresiones a médicos tengan la misma consideración independientemente de que ejerza en el ámbito público o en el privado”.

La OMC crea un Observatorio contra las pseudociencias, pseudoterapias, intrusismo y sectas sanitarias

La Asamblea General de la Organización Médica Colegial dio luz verde en marzo a la creación  de un Observatorio contra las  pseudociencias, pseudoterapias, intrusismo y sectas sanitarias, que ya se ha presentado a los distintos grupos parlamentarios. Otras medidas que adoptó la Asamblea General de la OMC, en relación a este tema, fueron, por un lado, la creación de un Grupo de Trabajo con infraestructura y recursos básicos sobre el uso/mal uso y aplicación de las Terapias-Técnicas no convencionales (TTNC), y, por otro, la denuncia de las webs con contenido pseudocientífico no acreditadas, en la mayoría de los casos muy peligroso, además de publicidad engañosa e intrusismo.

Estas acciones, promovidas por la corporación médica en aras de su compromiso social corporativo y que incluyen la competencia de la práctica y los valores de la profesión médica, parten de una serie de objetivos. Uno de ellos pasa por la creación de una masa crítica adecuadamente informada y responsable con capacidad para decidir y responder, enfocada a la prevención, educación en salud y salud pública, además de salvaguardar la salud y la seguridad de los pacientes y ciudadanos.

Otro de los fines es el de informar y concienciar, velando para que las actuaciones de los profesionales médicos se ajusten a la Lex Artis ad Hoc y que no se traten de prácticas basadas en las pseudociencias o que responden a publicidad engañosa.

Garantizar que en la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud (SNS) no se utilicen falsas terapias, productos milagro ni técnicas pseudocientíficas engañosas o que no tengan un sustrato científico experimental y de efectividad reconocido y probado es otro de los objetivos que se ha marcado la corporación, dado que se observa cómo están instalándose en hospitales y centros sanitarios tanto públicos como privados, con la permisividad sorprendente de responsables gerenciales.

El Dr. Jerónimo Fernández Torrente, coordinador del Observatorio OMC contra las Pseudociencias, Pseudoterapias, Intrusismo y Sectas Sanitarias , explicó que “no somos la Santa Inquisición” y que esta iniciativa de “denunciar las pseudo terapias peligrosas” y a quienes las publicitan o las practican responde a “nuestra responsabilidad profesional y colegial médica con la salud y la seguridad de los ciudadanos”.

Es consciente de que hasta ahora la profesión médica “no hemos sabido responder con contundencia ante este tipo de prácticas” pero tampoco desde otras profesiones, ni desde la Administración central y autonómica, a pesar de tener legislación suficiente para actuar contra este tipo de “prácticas que son absolutamente detestables y perjudiciales para la salud”, y que están en manos de charlatanes, intrusos y hasta de algún médico y sanitarios.

Sobre este asunto, la sanidad pública británica ha decidido retirar la homeopatía a sus pacientes recientemente. Así, los médicos de la sanidad pública británica no podrán prescribir homeopatía a sus pacientes, según las nuevas directrices del Servicio Nacional de Salud (NHS). “En el mejor de los casos, la homeopatía es un placebo y un mal uso de los escasos fondos del NHS, que mejor podrían dedicarse a tratamientos que funcionan”, señaló Simon Stevens, director ejecutivo del NHS en Inglaterra al anunciar la medida.

Además, la Consejería de Sanidad Valenciana recordó a todos los departamos de salud, a través de una instrucción de su responsable, Carmen Montón, que la homeopatía está excluida de la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud (SNS). La consejera remitió una carta a la ministra Montserrat para que retirase el reconocimiento de la homeopatía como medicamento que le concede el Real Decreto Legislativo 1/2015.

Desciende un 11,3% el número de médicos que solicitaron el certificado de idoneidad para salir fuera de España en 2017

En los seis primeros meses de 2017, la Organización Médica Colegial (OMC) expidió un total de 1.540 certificados de idoneidad a médicos para salir al extranjero, una cifra que supone un descenso del 11,3 % respecto al año anterior (1.736) en las mismas fechas, desde el 1 de enero hasta el 14 de junio.

En los cinco últimos años se solicitaron más de 15.000 certificados de idoneidad por parte de médicos españoles, unos datos que reflejan la fuga de talento fuera de nuestras fronteras, de médicos españoles y, en especial, de los más jóvenes que buscan en otros países nuevas oportunidades profesionales.

Con carácter general, los datos anuales de los certificados de idoneidad reflejaban, en los últimos años, una tendencia creciente: en 2011 fueron 1.380; en 2012, 2.405; en 2013, 3.279; en 2014, 3.300; en 2015, 2.917; y en 2016, 3.500. Los datos recogidos hasta el 14 de junio de 2017 ponen de manifiesto una nueva tendencia descendente, aunque con datos muy similares a la cifra de certificados solicitados con respecto a 2016. La mayoría de los certificados de idoneidad que han solicitado 1049 médicos son para salir a trabajar fuera de España, (70,9%), para cooperación (6,3%) y estudios (3,4%).

En lo que va de año, Madrid se situó como la comunidad autónoma líder en certificados expedidos con 308, superando a Cataluña, en segunda posición con 260. Les seguiría Andalucía, con 207 y la Comunidad Valenciana, que acumula 127 certificados. En cuanto a los destinos preferidos para trabajar en el extranjero, los dos primeros puestos no experimentan cambios, siendo Reino Unido con 353 (23 más que el año pasado, lo que refleja que el Brexit no ha afectado) y Francia, con 265, los más solicitados. En tercer lugar, estaría Irlanda con 105 certificados en lo que va de año. Por otra parte, Alemania y Bélgica figuran en la cuarta y quinta plaza, con 76 y 48, respectivamente.