Martes, 28 Enero 2020

Becada FPSOMC-CEEM-FMM

Inés Alameda: “Estoy muy orgullosa de que exista la FPSOMC porque, en los momentos de dificultad, los médicos también necesitamos ayuda”

Inés Alameda afronta este año el quinto curso de Medicina en la Universidad Autónoma de Madrid. Lo hará con una de las becas que ofrece la Fundación para la Protección Social de la Organización Médica Colegial (FPSOMC), el Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM) y la Fundación Mutual Médica (FMM), que le permitirá centrarse en sus estudios sin tener que recurrir a un trabajo remunerado para costear los gastos de matrícula, de material y de transporte

Madrid 05/12/2019 medicosypacientes.com
Inés Alameda
En esta entrevista, precisamente, detalla en profundidad sus impresiones sobre este tipo de prestaciones y sobre las líneas de actuación de la FPSOMC, aborda la problemática de los estudiantes de Medicina y relata los motivos que le condujeron hacia esta profesión.
 
¿Qué le llevó a estudiar Medicina?
 
La verdad es que no recuerdo el momento exacto en el que me decanté por la Medicina. Lo único que sé es que, una vez que lo decidí, no me veía trabajando en otra cosa. Creo que mi inquietud llegó cuando dos familiares cercanos enfermaron de cáncer. Me di cuenta de que yo también quería ayudar activamente a familias como la mía.
 
Sin duda, la Medicina tiene una especial relevancia en la vida de las personas. ¿Qué opina usted al respecto?
 
Ser médico es una responsabilidad, pero también una gran suerte. A mí me va a dar la oportunidad de ayudar a cientos de personas. La Medicina es muy importante porque, en líneas generales, salva vidas. Esa es, al menos, la idea que todos tenemos, pero en la carrera me he dado cuenta de que la Medicina es mucho más. En la gran mayoría de las veces, no curamos a la gente, pero sí que tratamos de mejorar su vida y ahí es donde está el papel importante de un buen médico. 
 
Y, sin embargo, los estudiantes de Medicina se encuentran durante su formación con diferentes problemas…
 
Más que problemas, son dificultades. Además de que te encuentras con gente muy competitiva, lo que te obliga a ser más humilde y a no compararte con nadie para alcanzar tus objetivos, los estudiantes de Medicina también tenemos que hacer frente a los costes de todo el material, la matrícula, el transporte…
 
Usted ha recibido una de las becas que ofrecen la Fundación para la Protección Social de la Organización Médica Colegial (FPSOMC), el Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM) y la Fundación Mutual Médica (FMM). ¿De qué forma ha conocido estas ayudas?
 
He conocido las becas que ofrece la Fundación este mismo año a través de una de las delegadas de nuestro curso que forma parte del CEEM. La verdad es que me parecen muy admirables. Las ayudas públicas no llegan a todos los estudiantes universitarios y muchos se quedan fuera de esas becas y pueden seguir teniendo dificultades para asumir los costes de la universidad. 
 
Y, en su caso, ¿de qué forma ha repercutido sobre su formación el hecho de haber recibido una prestación de estas características?
 
Supongo que, gracias a esta beca, mis padres respirarán aliviados. Ahora mismo somos tres estudiantes universitarios en casa y pagar una matrícula menos se notará bastante. Además, este año podré dedicar más tiempo a estudiar y no tendré que dar clases particulares ni trabajar. Es algo que agradezco mucho porque en periodo de exámenes lo pasaba realmente mal.
 
¿Y qué sensaciones le genera haber recibido una de estas prestaciones?
 
Me siento muy agradecida de que un número de médicos, sin ni siquiera conocerme, hayan cedido parte de su dinero para asegurar que la profesión se perpetúe y mejore a través de personas como yo. Estoy muy orgullosa de que exista esta fundación de médicos que se ayudan entre ellos porque, en los momentos de dificultad, los médicos también necesitamos ayuda.
 
Entonces, de forma general, ¿qué valoración haría del programa de becas que ofrece la FPSOMC?
 
Me parece una gran ayuda porque las becas del Ministerio puede que no consigan llegar a todos los que las necesitan. Seguramente, llegan a los más desfavorecidos, pero se quedan muchas personas fuera y eso es una lástima. Los estudios universitarios, incluso en universidades públicas, suponen un gran esfuerzo para familias numerosas o con pocos ingresos y, gracias a estas becas, algunos estudiantes más podrán seguir formándose en esta profesión tan sacrificada pero, a la vez, tan bonita.
 
Y, aparte de estas prestaciones económicas, ¿qué le parece, en líneas generales, el trabajo que realiza la FPSOMC?
 
Me parece una labor admirable y de gran necesidad. A todos nos gusta sentirnos respaldados y creo que es precioso que exista una fundación que apoya a los médicos y sus familias. Entre todos colaboran para asegurar el futuro de los huérfanos de médicos, de sus viudos/as; para ayudar a médicos en su jubilación, así como a médicos y familiares con alguna discapacidad o enfermedad... Los médicos ayudamos a las personas, pero a nosotros… ¿quién nos ayuda? Es magnífico que exista una fundación para ayudarnos entre nosotros.
 
Como sabrá, el Programa de Atención Integral al Médico Enfermo (PAIME), gestionado bajo el paraguas de la Fundación, se ha convertido en un referente para otras profesiones. ¿Qué opinión le merece esta iniciativa?
 
Me parece una idea muy necesaria y muy bonita porque hay que garantizar el cuidado del cuidador y qué mejor que ayudarnos entre nosotros. Ojalá existiera este tipo de ayudas en otras profesiones. Es el claro ejemplo de que aunando fuerzas se pueden conseguir muchísimas cosas. Si los médicos no son felices o se sienten abrumados, van a transmitir eso a los pacientes, lo cual se aleja totalmente del objetivo de la profesión.
 
¿Se ha planteado formar parte de la FPSOMC en un futuro?
 
Me lo he planteado, por supuesto. Después de lo que han hecho por mí, es lo mínimo que puedo hacer, aunque también lo haría si no me hubiera beneficiado de esta beca. Soy muy solidaria y me parece un proyecto muy bonito. Entre todos debemos hacer una sociedad mejor y es con el ejemplo como mejor se transmite un mensaje o una idea.
 
Las próximas generaciones de médicos jugarán un papel esencial en la continuidad de la acción solidaria que promueve la FPSOMC. ¿Animaría a sus compañeros de clase y futuros colegas de profesión a ser socios protectores?
 
Yo tengo pensado hacerme socia protectora cuando me colegie, así que predicaré con el ejemplo, que es como mejor se convence al resto, y animaré a mis compañeros a que también formen parte de la Fundación y se hagan socios protectores. Es verdad que la Fundación ya existe, pero no se va a mantener sola: ¡tenemos que perpetuarla nosotros!
 
¿Cuáles son sus planes de cara al futuro en un ámbito como el de la Sanidad?
 
En dos años, si todo va bien, haré el MIR, me colegiaré y seré socia protectora de la Fundación. Además, espero tener la suerte de elegir una especialidad que me haga feliz. Aunque estemos en la era de la hiperespecialización, no quiero dejar nunca de ser una médico integral ni dejar de lado el resto de habilidades que aprendemos durante la carrera. Quiero ser esa persona capaz de sacar adelante una situación en la que la salud y el bienestar de alguien se vean comprometidos, sea cual sea el problema.