Jueves, 13 Diciembre 2018

Investigación publicada en 'Critical Care'

Incluir formación y observación, medida clave para reducir las muertes por sepsis en hospitales

Un equipo de investigadores de Noruega han sido capaces de reducir el número de muertes por sepsis, o infecciones que se propagan en el torrente sanguíneo, en un 30 por ciento, después de introducir una serie de medidas como la formación y la observación. Dichas medidas se introdujeron en un proyecto de investigación, publicado en la revista 'Critical Care'

Madrid 31/08/2016 medicosypacientes.com/ E.P.
La formación y observación redujo el desarrollo de sepsis grave durante las estancias hospitalarias en un 30%
Este proyecto fue llevado a cabo por la Universidad de Nord, el Hospital Levanger, el Hospital St.Olay en Trondheim y el Mid-Norway Centre for Sepsis Research at the Norwegian University of Science and Technology (NTNU) de Noruega.
 
"Este estudio sugiere que las enfermeras tienen una función clave en el aumento de la supervivencia en pacientes con infección grave. El uso de herramientas costo-efectivas y claras para la identificación de la sepsis y la puntuación de la gravedad en los pacientes, así como un curso de tratamiento estandarizado puede lograr esto", ha asegurado el autor principal del estudio y jefe del NTNU, Erik Solligard.
 
Los investigadores crearon un diagrama de flujo para la identificación de la sepsis y una plantilla de observación con una puntuación de gravedad que las enfermeras en el Hospital Levanger podrían utilizar para su clasificación.
 
A los médicos que trabajaban se les proporcionó información escrita, mientras que los enfermeros y enfermeras tuvieron un curso de entrenamiento de cuatro horas. Además de aumentar la supervivencia, el uso de estas medidas redujo el desarrollo de sepsis grave durante las estancias hospitalarias en un 30 por ciento. Por otra parte, el número de días en cuidados intensivos se redujo en una media de 3,7 días por paciente.
 
Causas y prevalencia
 
De acuerdo con Alianza Global Sepsis, una alianza mundial de profesionales de la salud que trabajan para aumentar el conocimiento sobre el problema, la mayoría de los casos de sepsis son causados por infecciones comunes.
 
La neumonía, infecciones del tracto urinario, de la piel como la celulitis y las infecciones del abdomen pueden causar sepsis, así como los procedimientos médicos invasivos como la inserción de un catéter en un vaso sanguíneo.
 
La enfermedad puede evolucionar rápidamente y ser relativamente mortal, siendo la tasa de mortalidad del 10 por ciento. Por tanto, es de vital importancia para identificar la sepsis temprana y comenzar con el tratamiento.
 
"Los pacientes con enfermedades de estilo de vida tales como la diabetes o el cáncer están particularmente en riesgo. Sin embargo, la sepsis no es tan fácil de detectar como algunas enfermedades de estilo de vida, y no tiene la misma atención", ha declarado el autor del estudio.
 
Por esa razón, "los hospitales deben tener un régimen de observación estandarizada, de manera que la sepsis se pueda diagnosticar temprano en su progresión, y deben crear planes de tratamiento claros para hacer frente a este problema", ha concluido.