Campaña medicina rural

Viernes, 12 Agosto 2022

Identifican un mecanismo cerebral en ratones que centra la atención en las llamadas de las crías

15/06/2009

Según un estudio publicado en la revista 'Neuron', los sonidos de alta frecuencia de las crías de ratón destacan en la corteza auditiva de la madre al inhibir la actividad de neuronas más sintonizadas con sonidos de frecuencia más baja

Madrid, 15 de junio 2009 (Europa Press)

Investigadores de la Universidad de Emory en Estados Unidos han identificado un mecanismo en el cerebro de las hembras de ratón que centra su percepción sobre las llamadas de sus crías. El estudio, que se publica en la revista 'Neuron', muestra que los sonidos de alta frecuencia de las crías de ratón destacan en la corteza auditiva de la madre al inhibir la actividad de neuronas más sintonizadas con sonidos de frecuencia más baja.

En 2007, este equipo de científicos descubrió que las neuronas auditivas de los ratones hembra que habían dado a luz eran mejores detectando y discriminando vocalizaciones de crías de ratón que las neuronas auditivas de hembras vírgenes.

El estudio actual es el primero que registra la actividad de las neuronas en la corteza auditiva de ratones despiertos. Los investigadores emplearon ratones hembra que habían dado a luz y a hembras vírgenes sin experiencia con crías.

Cuando se exponía a los chillidos de crías de ratón a ambos grupos de animales, las neuronas de grandes áreas de la corteza auditiva de las madres se inhibían de forma más fuerte que en el caso de las vírgenes. El patrón de excitación de las neuronas era similar, sin embargo, tanto para unos ratones como para otros.

"Algo diferente está pasando en el cerebro de las madres cuando están procesando el mismo sonido y esta diferencia es consistente. La inhibición de las neuronas parece aumentar el contraste en el sonido de las crías de ratón, por lo que destacan más en el ambiente acústico", explica Robert Liu, responsable del estudio.

La investigación de Liu se centra en cómo el cerebro evoluciona para procesar sonidos en el ambiente natural. "Al comprender el funcionamiento normal de los procesos auditivos en el cerebro podemos comenzar a entender qué falla en las situaciones de enfermedad, como tras un ictus o una lesión cerebral", añade Liu.

Hasta hace poco, se asumía que la corteza auditiva actuaba simplemente como un filtro estático y que las áreas de comunicación descendente en el cerebro realizaban la tarea compleja de aprendizaje para separar significados de los sonidos.

"Lo que nuestros experimentos ayudan a demostrar es que incluso en esta fase relativamente temprana del procesamiento cortical del sonido, las respuestas son dinámicas. La corteza auditiva tiene plasticidad por lo que los sonidos que se vuelven relevantes para la conducta pueden optimizarse", continúa el investigador.

Liu concluye que se necesita más investigación para determinar si los cambios en el cerebro de las hembras de ratón madres se deben a cambios hormonales, la experiencia conductual de cuidar de las crías o de ambos aspectos.

Enlaces relacionados: