Martes, 11 Diciembre 2018

Consejos de Salud

Ictus

11/11/2012

Madrid, 30 de octubre 2012 (medicosypacientes.com)

 

Según el Diccionario de la Real Academia española, Ictus es un cuadro morboso que se presenta de un modo súbito y violento. Tal como lo entendemos habitualmente los médicos y la población en general, nos referimos al Ictus cerebral y lo definimos como una perdida súbita del riego sanguíneo que llega al cerebro.

Los ictus constituyen la tercera causa de muerte en los países industrializados, produciendo con frecuencia una gran incapacidad física. Si bien España es un país destacado en este padecimiento, en los últimos años la mortalidad ha disminuido, no así su frecuencia. Probablemente esto sea debido a la mejor  y  más temprana detección del problema por parte de la población y la más rápida intervención médica.

Los ictus pueden ser transitorios y limitados, que denominamos AIT(accidente isquemico transitorio), porque no dura más de 24 horas y que puede dejar o no algún problema médico, los ictus en progresión en lo que tras un primer momento de ataque cerebral puede volverse a producir a las 6-12 horas o incluso días; o ictus establecido y es aquel que sus consecuencias permanecen tras tres semanas.

Los ictus pueden ser isquemicos, en los cuales un trombo obstruye una arteria e impide que siga la circulación o hemorrágico, que tras la ruptura de una arteria cerebral, termina el riego  alli donde la arteria se rompió, estos suelen ocurrir más por el día y a veces en relación con esfuerzos físicos y aquellos suelen ocurrir por la noche.

Las causas que originan los ictus tiene que ver en su gran mayoría de las veces con problemas hematológicos, un aumento o disminución de células en sangre: anemia, policitemia, hipercoagulabilidad; por problemas vasculares, inflamación de las arterias, malformación de estas, arteriosclerosis, trombosis venosas, o problemas cardíacos enfermedades de las válvulas cardíacas, arritmias cardíacas, prótesis  u operaciones de corazón.

Los síntomas son muy variados, pues dependen del área del cerebro que afecte; de esta forma, el síntoma puede ser perder visión, perder la sensibilidad o los movimientos de un miembro, o puede afectar a la mitad del cuerpo no pudiendo moverse la persona. También puede ocurrir que no pueda hablar o que no entienda lo que le decimos o que permanezca inconsciente. Puede acompañarse todo este cuadro de convulsiones.

Cuando los ictus se producen de forma repetida puede dejar tan deteriorado el cerebro que produzca una demencia en la persona.

Aunque el ictus es más frecuente en personas mayores, puede ocurrir también en personas jóvenes por lo que no hay que descartar lo ante esos síntomas

El tratamiento pasa por llamar inmediatamente a un servicio médico que evaluará su desplazamiento o no a un hospital y pautará tratamiento y controles posteriores

Juan Manuel Garrote Díaz,
médico de familia

Añadir nuevo comentario