Viernes, 22 Junio 2018

6ª Jornada mundial

Hasta un 8% de pacientes hospitalizados sufren úlceras por presión

Las úlceras por presión, áreas de piel lesionada por permanecer en una misma posición durante demasiado tiempo, se presentan en torno al 8% de todos los pacientes en hospitales (hasta un 18% en las unidades de cuidados intensivos) y por encima del 13% en el contexto sociosanitario (residencias de mayores, unidades de convalecencia) , según datos aportados por el Grupo Nacional para el Estudio y Asesoramiento de las Úlceras por Presión (GNEAUPP) con motivo de la celebración, en Jaén, de la 6ª Jornada Mundial por la Prevención de las Úlceras por Presión

Madrid 16/11/2017 medicosypacientes.com
Las úlceras por presión son un grave problema de salud publica dado que se calcula que el 10 por ciento de la población mundial puede desarrollar a lo largo de su vida, al menos, una herida crónica de cualquier etiología, y entre éstas las úlceras por presión están enormemente presentes con una predisposición mayor por parte de las personas frágiles y personas mayores, que padecen patologías cómplices que pueden facilitar el desarrollo de estas lesiones muy relacionadas con la inmovilidad y la incontinencia.
 
Además, como indica el GNEAUPP genera elevados costes para los sistemas de salud de los países y severas implicaciones éticas y legales para los profesionales sanitarios y las organizaciones.
 
Este Grupo advierte, además, de la presencia de estas lesiones en los neonatos durante su estancia en las unidades de cuidados intensivos. "Cuando el paciente desarrolla estas heridas está en juego su salud por el riesgo de complicaciones, su calidad de vida por el sufrimiento generado que se puede prolongar durante meses o años, las pérdidas funcionales e, incluso, la muerte (el riesgo de muerte de los que la padecen puede aumentar entre 4 y 6 veces)", según la organización.
 
Desde el punto de vista del GNEAUPP, para afrontar este problema, se hace necesario establecer un compromiso con la definición y puesta en marcha de firmes y decididas políticas orientadas a la prevención de este importante problema de salud pública, máxime, cuando actualmente el conocimiento científico ha demostrado que es posible evitar casi la totalidad de estas lesiones (al menos el 95 %).
 
Asegurar un acceso universal y equitativo de todas las personas a recursos materiales y humanos de calidad necesarios para la prevención y el tratamiento de estas lesiones, es otra de las demandas de estos expertos.
 
Garantizar la aplicación de criterios de calidad y evidencias científicas, y no solo económicos, en los procedimientos de selección de los materiales preventivos y terapéuticos.
 
Mejorar la formación básica y post-básica, con un enfoque integral e inter-disciplinar, de los profesionales de las ciencias de la salud sobre el cuidado de las personas que sufren o están en riesgo de padecer estas lesiones.
 
Promover la investigación, el desarrollo y la innovación para avanzar en el conocimiento sobre los cuidados, así como impulsar la creación de unidades especializadas para la atención de las personas con heridas, con un enfoque claramente interdisciplinar, y la existencia de profesionales de referencia en cada entorno sanitario y social.
 
Por otra parte, el GNEAUPP ha denunciado que todavía muchas de estas lesiones no se registran, quedando ocultas e impidiendo intervenciones más decididas en materia preventiva. Así consideran que "tenemos que seguir alzando la voz en nombre de los que no son capaces de hacerlo, de trabajar para que sean evitadas, de ayudar a todas las personas predispuestas a no tener que enfrentarse a una abominable agresión a su salud y bienestar, siendo conscientes de que no se sigue haciendo todo lo necesario en las estructuras sanitarias y sociales, y no se facilita en los propios domicilios de muchos pacientes".