Campaña medicina rural

Domingo, 14 Agosto 2022

Hasta un 40% de nuevos infectados de Sida se detectan de forma tardía

22/09/2009

España es uno de los países europeos con mayor número estimado de personas infectadas con VIH. Se calcula que puede haber más de 150.000 personas infectadas por VIH y de éstas, más de 60.000 desconocen que son positivas. A pesar de que existen multitud de lugares donde hacerse la prueba, 4 de cada 10 personas de entre 18-49 años no se la ha realizado nunca

Madrid, 23 de septiembre 2009 (medicosypacientes.com)

La revista científica “Aids patient care and Stds” ha publicado los resultados del programa de diagnóstico precoz, mediante la prueba rápida en una unidad móvil, realizada por la Escuela de Sanidad del I.S. Carlos III entre octubre de 2006 a diciembre de 2007. El objetivo de esta campaña llevada a cabo por la Asociación Madrid Positivo, y patrocinada por la Secretaría del Plan Nacional sobre el SIDA y Gilead Sciences, perseguía aumentar la detección de VIH positivos que desconocen su situación y así contener la expansión de la epidemia. Las pruebas se realizaron en calles y plazas céntricas de Madrid, Valencia y Baleares.

Salud

España es uno de los países europeos con mayor número estimado de personas infectadas con VIH. Se calcula que puede haber más de 150.000 personas infectadas por VIH y de éstas, más de 60.000 desconocen que son positivas. A pesar de que existen multitud de lugares donde hacerse la prueba, 4 de cada 10 personas de entre 18-49 años no se la ha realizado nunca.

Actualmente hay un elevado número de nuevos infectados (40%) que se detectan de forma tardía, y en consecuencia, impacta considerablemente en el control futuro de la epidemia ya que aumenta la probabilidad de contagio por no tomar medidas preventivas, además de que el VIH Positivo sin tratamiento tiene una elevada carga viral que favorece la transmisión del virus. Por estas razones, es necesario promover la realización de la prueba como prioridad para lo contección de la epidemia.

Muchas personas son reticentes a hacerse la prueba y más si tienen que acercarse a un centro médico. Madrid Positivo apuesta por facilitar el acceso al test ubicando unidades móviles con profesionales sanitarios que, además de dar información sobre el virus, realizan la prueba de detección precoz. En palabras de Jorge Gutiérrez, Presidente de Madrid Positivo, “hemos tenido una demanda masiva de personas en riesgo gracias a la accesibilidad, confidencialidad y gratuidad de nuestro servicio. Nuestra estrategia ayuda a detectar a los portadores en una fase temprana de la infección, lo que permite un seguimiento adecuado y el inicio de un tratamiento en el momento óptimo evitando tanto enfermedades oportunistas como nuevos contagios”.

Resultados del estudio

El programa emprendido por la Asociación Madrid Positivo, en colaboración con el Plan Nacional contra el SIDA (Ministerio de Sanidad y Política Social) y Gilead Sciences, en Madrid, Valencia y Baleares recoge los datos de 7.138 personas que accedieron a realizarse el test y rellenaron el cuestionario, excluyendo a 2 personas que ya sabían que eran portadoras del VIH. El perfil de las personas que se realizaron la prueba era, en su mayoría, hombres (60.6%), el 51.6% eran menores de 30 años y nacidos en España (74.3%). Casi la mitad de los encuestados tenían estudios universitarios (con mayor prevalencia en las mujeres), el 26.2% manifestaron haber mantenido relaciones sexuales con persona del mismo sexo, con mayor prevalencia en los hombres (37.3%), sólo el 1.2% manifestó haberse inyectado drogas y el 41.7% se habían realizado la prueba con anterioridad (sobretodo hombres).

Durante los dos años de duración de la campaña la detección del virus fue del 0.98%, siendo 8 veces mayor en hombres (1.59%) que en mujeres (0.19%). Entre la población masculina, la prevalencia del virus fue mayor entre los nacidos en América Latina y en aquellos que ya se habían realizado anteriormente la prueba. También destacaron los mayores de 30 años, las personas con un bajo nivel de estudios, hombres cuya principal fuente de ingresos no provenía de trabajo pagado y las personas que habían manifestado haber mantenido relaciones sexuales con personas del mismo sexo. Al menos un 83.6% de las personas que obtuvieron resultados reactivos o indeterminados confirmaron los resultados en un centro médico, donde iniciaron su tratamiento.

Otro de los resultados que se extrae del análisis es que menos de 1 de cada 5 personas diagnosticadas con VIH estaban en etapa avanzada de la infección. La prevalencia global (0.98%) fue prácticamente la misma que se describe en un estudio realizado en varias ciudades de EE.UU. entre 2004 y 2006.

La gran proporción de inmigrantes y especialmente hispanoamericanos con bajo nivel educativo, sugiere que este tipo de programas puede ser altamente estratégico para acercarse a estos grupos de población ya que, en muchos casos, son reticentes a visitar centros médicos por ser residentes ilegales.

Por último, el porcentaje de aquellos que fueron diagnosticados en una etapa relativamente avanzada de infección (

Como conclusión final cabe destacar que este tipo de programas, aunque utilizado principalmente por los grupos de bajo riesgo, es muy útil para llegar a otros grupos de población menos favorecida con un mayor riesgo de infección y en los que se detecta un mayor número de infectados. Al reducir significativamente el diagnóstico tardío, con una tasa muy baja de falsos positivos, el programa también ayuda a asegurar que la mayoría de los diagnósticos se realizan en una primera etapa de la infección en comparación con los centros de diagnóstico.

En el documento anexo se ofrece la tabla de personas que accedieron a realizarse la prueba de detección precoz y porcentaje de nuevos diagnósticos.