viernes, diciembre 8, 2023

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioOMCGustavo Suárez, UNICEF España: “Este premio da impulso a nuestros esfuerzos en...

Gustavo Suárez, UNICEF España: “Este premio da impulso a nuestros esfuerzos en pos de una sociedad que proteja la buena salud mental de todos los niños y niñas”

La campaña #EnMiMente para promover, proteger y cuidar salud mental de los niños, niñas y adolescentes de UNICEF ha sido galardonada en la cuarta edición de los premios Médicos y Pacientes del Consejo General de Colegios de Médicos (CGCOM) a la mejor campaña en redes sociales de divulgación en salud. En este entrevista, el presidente de UNICEF España, Gustavo Suárez Pertierra, agradece este reconocimiento: “este premio da impulso a nuestros esfuerzos en pos de una sociedad que promueva y proteja la buena salud mental de todos los niños y niñas, no se olvide de los más vulnerables y cuide a los que se enfrentan a los mayores desafíos”

Se calcula que más de 1 de cada 7 adolescentes de 10 a 19 años en todo el mundo tiene un problema de salud mental diagnosticado. ¿Por qué es tan importante la campaña de UNICEF #EnMiMente?

Es fundamental porque el impacto de la salud mental en la vida de los niños y adolescentes es incalculable. Lo es para sus vidas, para su desarrollo y, sin duda, para la sociedad en general. Los problemas mentales diagnosticados, como el trastorno por déficit de atención e hiperactividad, ansiedad, autismo, trastorno bipolar, trastorno de la conducta, depresión, trastornos alimentarios, discapacidad intelectual y esquizofrenia, pueden perjudicar considerablemente la salud, la educación, las condiciones de vida y la capacidad para obtener ingresos de los niños y los jóvenes. Es una situación que requiere de una respuesta firme y decida por parte de todos.

¿Cuáles son los objetivos de esta campaña?

El objetivo central es hacer un llamamiento al compromiso, la comunicación y la acción para promover la buena salud mental de todos los niños y niñas, proteger a los más vulnerables y cuidar a los que se enfrentan a los mayores desafíos. Queremos llamar la atención para poner en marcha intervenciones en toda una serie de sistemas y sectores a través de la protección social –incluyendo las familias, las comunidades y las escuelas– que pueden ayudar a promover y proteger la salud mental.

¿Cómo la pandemia ha afectado a la salud mental de niños, niñas y adolescentes?

El COVID-19 ha suscitado una gran preocupación por la salud mental y el bienestar de los niños y los jóvenes, y también ha puesto de manifiesto la fragilidad de los sistemas de apoyo a la salud mental en muchos países. Sin embargo, incluso antes de la COVID-19, los jóvenes se enfrentaban a numerosos problemas que podían afectar a su bienestar, y sin que se invirtiera significativamente en atender sus necesidades de salud mental.

¿Qué hace UNICEF para visibilizar este problema?

Durante muchos años, UNICEF ha trabajado para ayudar a salvaguardar la salud mental y el bienestar psicosocial de niños, adolescentes, padres y cuidadores en algunos de los entornos más difíciles del mundo. Más recientemente, hemos trabajado para abordar el amplio impacto de la pandemia en la salud mental. En 2020, por ejemplo, llegamos a más de 47 millones de niños, niñas, adolescentes y cuidadores con apoyo psicosocial y de salud mental basado en la comunidad, incluyendo campañas de concienciación comunitaria específicas en 116 países, casi el doble de países que en 2019. Nuestra labor también se centra en llamar la atención sobre este problema crítico y exigir una inversión urgente en la salud de los niños y los adolescentes en todos los sectores, con especial énfasis en la promoción y la prevención. La magnitud de la necesidad de salud mental y apoyo psicosocial simplemente no se está viendo correspondida con la respuesta que exige. Y, con demasiada frecuencia, los sistemas de salud mental siguen centrados en el tratamiento de los síntomas en lugar de desarrollar entornos que promuevan el bienestar y prevengan la angustia.

Las cifras de suicidio en adolescentes son más alarmantes aún. ¿Qué medidas son necesarias para prevenir esta realidad?

Los problemas de salud mental se cobran un precio enorme en nuestras sociedades y causan un sufrimiento incalculable en familias y comunidades de todo el mundo; y el suicidio es una de las cinco principales causas de muerte de los adolescentes en la mayor parte del mundo. En este contexto, el gasto en salud mental no es un lujo sino una necesidad. Sin embargo, este gasto e inversión debe tener en cuenta la fragilidad de los sistemas sanitarios de muchos países. Por ello, hacemos hincapié en la necesidad de gastar e invertir en toda una serie de sistemas, como la atención comunitaria, la educación y la protección social, entre otros. Incluso las inversiones relativamente pequeñas en estos ámbitos, por ejemplo, en la formación de los trabajadores no profesionales y del personal sanitario de la comunidad, tienen el potencial de cosechar grandes beneficios.

¿Considera que faltan campañas de prevención y concienciación en la población?

Sin duda es necesario poner en marcha campañas de información y sensibilización. Durante demasiado tiempo la salud mental ha sido un tabú, en cierta media sigue siendo un asunto estigmatizado que no se comprende adecuadamente.

¿Qué papel tiene la familia?

La crianza de los hijos es crucial para sentar unas bases sólidas para la salud mental de los niños y niñas, pero muchos padres necesitan más apoyo. Sin duda, las intervenciones en toda una serie de sistemas y sectores a través de la protección social, incluyendo las familias, pueden ayudar a promover y proteger la salud mental.

¿Qué supone el reconocimiento de este premio de la profesión médica a UNICEF?

Nos sirve para seguir trabajando con pasión por los derechos de los niños, niñas y adolescentes; para saber que nuestra labor encuentra eco y reconocimiento; y da impulso a nuestros esfuerzos en pos de una sociedad que promueva y proteja la buena salud mental de todos los niños y niñas, no se olvide de los más vulnerables y cuide a los que se enfrentan a los mayores desafíos.

¿Cuál es el papel de los médicos en este ámbito?

Es sin duda un ámbito de capital importancia, por eso desde UNICEF consideramos que es necesario incrementar los recursos especializados en salud mental infanto-juvenil para, por ejemplo, reducir las listas de espera. También hay que reforzar el papel de la atención primaria (medicina de familia, pediatría, psicología clínica, enfermería), garantizando la coordinación con la red de salud mental infanto-juvenil del sistema público de salud, que es la red de referencia en este ámbito. Y, por último, creemos que se debería fortalecer el enfoque multidisciplinar, contribuyendo a un mayor protagonismo de todos los sectores relacionados con la infancia en materia de salud mental y atención psicosocial de los niños y adolescentes, y una mejor coordinación con la red de salud mental en nuestro caso del Ministerio de Sanidad.

Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares