Sábado, 24 Junio 2017

Atención, manejo y prevención

Guía de recomendaciones para el diagnóstico precoz de la hepatitis C en AP

La Asociación Española para el Estudio del Hígado, junto con SEMERGEN, semFYC y SEMG son las promotoras del documento ‘Guía de recomendaciones para el diagnóstico precoz, la atención, el manejo y la prevención de la hepatitis C en Atención Primaria’ que persigue dotar a los médicos de familia de un consenso que contemple tanto las indicaciones, estrategias y técnicas de diagnóstico precoz, como los principios de estadiaje, de tratamiento y de seguimiento de la hepatitis crónica C,  así como los criterios de coordinación entre los diferentes niveles asistenciales, y las recomendaciones específicas sobre prevención y educación en salud 

Madrid 16/02/2017 medicosypacientes.com
Presentación de la guía de recomendaciones.

El documento ‘Guía de recomendaciones para el diagnóstico precoz, la atención, el manejo y la prevención de la hepatitis C en Atención Primaria’ es el primer y único documento de consenso disponible en nuestro país y uno de los pocos realizados a nivel internacional que aborda el manejo integral y compartido entre atención primaria y atención hospitalaria de la atención a los pacientes infectados por el virus de la hepatitis C (VHC).

En los últimos años, el abordaje y pronóstico de pacientes con infección por el virus de la hepatitis C (VHC) ha mejorado de forma notable, principalmente gracias a la aparición de nuevas alternativas terapéuticas que alcanzan altas tasas de respuesta virológica sostenida. A diferencia de otras enfermedades virales crónicas, el tratamiento actual de la hepatitis C cura la infección hasta en un 95% de los casos, lo que supone una medida sin precedentes en la atención de la cronicidad. 

Sin embargo, el reto al que se hace frente en la actualidad radica en la cuantificación del número de enfermos —actualmente se está a la espera del resultado del estudio de seroprevalencia de representatividad estatal—, aunque los datos de prevalencia apuntan que hasta un 60% de pacientes con hepatitis C no estarían diagnosticados. 

Esta circunstancia da especial valor a los aspectos que apunta la guía en materia de cribado y detección precoz, puesto que incide especialmente en los procedimientos para el diagnóstico de la infección mediante el establecimiento en los grupos de riesgo de la infección por VHC y las poblaciones prioritarias en las que se debe hacer una búsqueda activa de la posible infección por este virus