Miércoles, 30 Septiembre 2020

Hasta el 31 de diciembre

Gobierno y CESM de Castilla y León renuevan el pacto para mantener las condiciones laborales de los médicos

Sanidad de Castilla y León, Antonio María Sáez, y el presidente del sindicato médico CESMCyL, José Luis Díaz Villarig, suscribieron ayer martes el nuevo acuerdo que sustituye al firmado en octubre de 2012 -y que tenía validez hasta el 30 de junio-, por el que se garantiza el mantenimiento del nivel retributivo y las condiciones laborales de los médicos del Servicio de Salud autonómicos

16/07/2013 medicosypacientes.com

Valladolid, 17 de julio 2013 (medicosypacientes.com)

Sanidad de Castilla y León, Antonio María Sáez, y el presidente del sindicato médico CESMCyL, José Luis Díaz Villarig, suscribieron ayer martes el nuevo acuerdo que sustituye al firmado en octubre de 2012 -y que tenía validez hasta el 30 de junio-, por el que se garantiza el mantenimiento del nivel retributivo y las condiciones laborales de los médicos del Servicio de Salud de Castilla y León en lo que concierne al Gobierno autonómico.

La Consejería de Sanidad y el sindicato CESM han considerado, tras analizar el cumplimiento de los compromisos firmados en octubre pasado que se han alcanzado, en lo fundamental, los objetivos establecidos, centrados en el mantenimiento de las cuantías retributivas y las condiciones laborales de los médicos que trabajan en el Servicio Regional de Salud. Así, tanto la Administración autonómica como el sindicato médico han entendido que se dan las condiciones suficientes para extender la vigencia del acuerdo hasta el 31 de diciembre de 2013.

El presidente de CESMCYL ha destacado en "MedicosyPacientes" la relevancia del acuerdo, firmado, "realmente por la Junta de Gobierno, dado que además de Sanidad en el acuerdo también interviene la Consejería de Hacienda". Otro punto importante para Díaz Villarig "es habernos convertido en pioneros en España respecto a un acuerdo de estas características, a diferencia de otras autonomías donde se está produciendo problemas importantes, malestar y también perjuicio para los ciudadanos, además de para los propios médicos".

"A parte de mantener las condiciones laborales y las retribuciones proporciona una importante estabilidad emocional al colectivo médico", a su juicio, "imprescindible para trabajar". No obstante, este representante sindical advirtió que "el acuerdo no significa que se vaya a renunciar a recuperar en un futuro más o menos próximo todo lo que se ha estado perdiendo en los últimos años".

La impresión por parte de la Consejería es que "el pacto incluye una mejora de la eficiencia en la sanidad pública y un mejor cumplimiento de los objetivos de déficit de la Junta de Castilla y León".

El acuerdo firmado ayer incorpora dos nuevos compromisos. Por una parte, analizar nuevos objetivos de gestión asociada a los clínicos y a la práctica asistencial, facilitando mayor autonomía y responsabilización de los profesionales en la gestión de los recursos utilizados en su práctica asistencial.

Por otra parte, concluir, a lo largo del cuarto trimestre de 2013, el procedimiento de determinación individual y reconocimiento de las cuantías correspondientes del Complemento de Productividad Variable de 2011 derivadas del plan anual de gestión (PAG 2011), del programa anual de mejora de listas de esperas (PAMPLE 2011) y el programa de prescripción y calidad de la historia clínica 2011.

En lo que respecta al objetivo de aumentar la participación de los facultativos en la identificación y corrección de posibles ineficiencias, tanto la Consejería de Sanidad como el sindicato CESM coinciden en que se han producido algunos avances difíciles de evaluar por el carácter genérico de este objetivo, siendo necesario, por tanto, "profundizar en esta línea de trabajo compartida, a la vez que se agiliza su reconocimiento profesional".

Uno de los puntos recogidos en el acuerdo de octubre se refería a la reducción de la conflictividad en los centros sanitarios en relación con las retribuciones y las condiciones laborales, algo que se entiende ha sido respetado.

De este modo, se renueva el acuerdo hasta el 31 de diciembre y con él "el compromiso de no modificar los preceptos retributivos, trabajar para mantener el clima y la paz social en centros sanitarios" y compartir la idea de encontrar ineficiencias de la sanidad pública de Castilla y León para avanzar en la sostenibilidad".

(Se adjunta texto íntegro del acuerdo)