Domingo, 21 Octubre 2018

Nueva Fundación HUMANS

Formación, participación activa del paciente y más tiempo por consulta, ingredientes básicos para humanizar la asistencia sanitaria

Tres elementos comunes serían necesarios para orientar el sistema al paciente y mejorarlo: formación del profesional sanitario en humanización: formación del paciente para que pueda participar en las decisiones relativas a su salud y dotación a los profesionales sanitarios de más tiempo de atención al paciente. Así se desprende del estudio “Análisis de situación de los aspectos humanísticos de la Atención Sanitaria en España”, elaborado por la Fundación HUMANS que fue presentada ayer en el Ministerio de Sanidad

Madrid 23/10/2017 medicosypacientes.com
De izda. a dcha. Dr. Julio Ancochea, Begoña Barragán, Dr. Julio Zarco, Dr. Boi Ruiz y Antonio Franco.
La Fundación HUMANS inició ayer su andadura tras su presentación oficial en el Ministerio de Sanidad, en un acto arropado por numerosas personalidades del sector sanitario, entre ellas, el presidente de la Organización Médica Colegial, el Dr. Serafín Romero.
Una de las primeras acciones de esta nueva Fundación ha sido la presentación de los resultados del estudio “Análisis de situación de los aspectos humanísticos de la Atención Sanitaria en España”, una herramienta que va a servir para definir las líneas estratégicas que dotarán al sistema sanitario de una verdadera dimensión humanista y psicoafectiva, según se puso de manifiesto, previamente, ante los medios de comunicación en rueda de prensa celebrada ayer en el Colegio de Médicos de Madrid (ICOMEM).
 
El Dr. Julio Zarco, presidente de la Fundación, explicó que la necesidad de realizar un estudio sobre la materia nacía de la percepción de que, a pesar de que España se encuentra entre los países del mundo con una mejor asistencia sanitaria, “cada profesional y ciudadano entiende algo diferente por humanización o humanismo”. Por este motivo, prosigue, resultaba lógico elaborar un documento que reflejara las visiones compartidas y establecer el punto de partida más sólido para fomentar la dimensión humanista de las organizaciones sanitarias.
 
El estudio incorpora las observaciones sobre la situación actual y los retos para la humanización de la atención sanitaria en España que han señalado cien personas clave en el sector, incluyendo pacientes y asociaciones, profesionales sociosanitarios, entidades académicas, sociedades científicas y colegios profesionales, directivos sanitarios, representantes de la Administración y empresas. 
 
El estudio muestra tres elementos comunes en los cambios necesarios para orientar el sistema al paciente y mejorarlo: formación del profesional sanitario en humanización, formación del paciente para que pueda participar en las decisiones relativas a su salud y dotación a los profesionales sanitarios de más tiempo de atención al paciente. 
 
El Dr. Zarco señaló que la estrategia de la fundación es dirigir sus iniciativas a tres grandes áreas: la formación integral de los futuros profesionales que desempeñarán su labor en el campo sociosanitario; la humanización de las organizaciones y la incorporación de los pacientes a los procesos de adopción de decisiones.
 
“El sistema está experimentando un cambio sustancial por efecto de la revolución tecnológica, y esta transición debe ir acompañada de una transformación basada en el componente humano. El compromiso, la ética, la empatía deben ser también motores del cambio”, razonó.
 
Para el Dr. Boi Ruiz, vicepresidente de la Fundación HUMANS, el gran reto de las políticas para la promoción de la atención sociosanitaria basada en el humanismo son los instrumentos innovadores que serán necesarios para fomentar actitudes y habilidades acordes entre profesionales, gestores y responsables políticos.
 
Por su parte, el Dr. Julio Ancochea, presidente del consejo asesor de la Fundación, explicó que la medicina humanista es “una medicina que deja de lado una visión centrada únicamente en sus profesionales y en la ciencia para dar un paso adelante y centrarse en los demás, en quienes concentran la necesidad de la ciencia médica y en sus profesionales, los pacientes, estén donde estén. Pacientes, cuidadores, familiares, etc.”
 
Begoña Barragán, secretaria de la Fundación, recordó que “las demandas de los pacientes y su desconocimiento de las dificultades en la gestión de los sistemas sanitarios no tienen que tener como consecuencia el poner barreras, muy al contrario, tienen que ser la base de programas de formación y de elaboración de materiales informativos que permitan que los pacientes asuman la responsabilidad de sus enfermedades.
 
La Fundación HUMANS tiene por misión definir, estudiar y potenciar e investigar el campo de la “homosfera sociosanitaria”, entendida como el conjunto de interrelaciones mutuas, entre los profesionales sociosanitarios, las organizaciones y los pacientes, que integra todos los elementos que garantizan una atención humana en sus campos psicoafectivo y social, para que todas las personas, cuando son pacientes, se sientan acogidas con la humanidad necesaria por los sistemas de salud.
 
Entre sus objetivos está crear conciencia en el entorno sociosanitario de la necesidad de implantar planes de humanización, dar soporte a los directivos y gestores de salud en el proceso de incorporar estos planes en las organizaciones, así como promover la formación en habilidades relacionadas con la humanización asistencial entre los profesionales sanitarios, tanto en la formación de grado y posgrado como en la investigación. 
 
Decálogo de Humanización
 
El documento incluye un decálogo con las claves sobre las cuales se sustentan esta disciplina y su aplicación en la atención a las personas: respeto a la vida y la dignidad; asistencia y cuidados del enfermo y la comunidad; rigor y competencia científica en el arte de la Medicina; inteligencia emocional; principios éticos irrenunciables en la labor diaria; humanismo (ideas, valores y modos de expresión derivados de la ciencia, el arte y las letras); vocación, compromiso y militancia; espíritu universitario (formación permanente, docencia, investigación…); innovación y trabajo en equipo y, por último, generosidad y solidaridad.
 
1. La humanización se entiende como la aproximación del sistema sanitario al paciente en una vertiente de calidad humana, potenciando la empatía y el abordaje integral. El paciente es la razón de ser del sistema sanitario y sus profesionales, y debe ser tratado como un ser humano, no como una enfermedad.
2. El interés por mejorar los aspectos humanísticos de la asistencia sanitaria es creciente y necesita de colaboración multidisciplinar en todos los ámbitos del sistema sanitario, así como de recursos para poder integrarla en su cultura.
3. La humanización no se restringe a los profesionales sanitarios en contacto con el paciente, sino que tiene impacto directo sobre la cultura de las organizaciones sanitarias, sobre la administración, las políticas sanitarias y sobre pacientes y cuidadores.
4. La integración e impulso de los aspectos humanísticos de la asistencia sanitaria implican un cambio de cultura en el desarrollo de la sanidad, profesionales, organizaciones y pacientes que se encuentra con numerosas dificultades en su implementación. La clave del éxito de la humanización reside en lograr ese cambio.
5. El liderazgo necesario para establecer el cambio organizacional y cultural de la asistencia sanitaria debe ser ejercido por todos los implicados en los sistemas sanitarios: desde la administración pública hasta el paciente.
6. La situación actual del desarrollo e innovación de la tecnología sanitaria no evoluciona al mismo ritmo que el desarrollo humanístico de la asistencia sanitaria, existiendo un desequilibrio marcado entre ambos aspectos. Es necesario equilibrarlos para alcanzar una atención de calidad que asegure el abordaje integral del paciente a todos los niveles.
7. Las necesidades formativas de los implicados en los aspectos humanísticos de la asistencia sanitaria deben ser satisfechas mediante el desarrollo y establecimiento de programas integrados en estudios universitarios y de desarrollo profesional continuo, incluyendo la enseñanza de competencias y habilidades relacionadas con la comunicación y la humanización.
8. Las principales barreras de la humanización de la asistencia sanitaria han sido identificadas como: la falta de tiempo para dedicar a pacientes por parte de los profesionales sanitarios, la falta de recursos humanos y económicos que permitan una atención sanitaria de calidad, la formación y sensibilización de los profesionales sanitarios y la formación de los pacientes.
9. La formación y sensibilización de los ciudadanos en aspectos relacionados con su salud es fundamental para garantizar el éxito de la cultura de humanización de la asistencia sanitaria.
10. Es necesario integrar en la humanización de la asistencia sanitaria recomendaciones generales y herramientas de evaluación que garanticen la equidad de su implementación (indicadores).
 
Se adjunta Documento en PDF.