Campaña medicina rural

Jueves, 11 Agosto 2022

Viruela del mono

Facme elabora una guía para identificar las lesiones cutáneas de la viruela del mono

Varias sociedades integradas en la Federación de Asociaciones Científico Médicas de España (Facme) han elaborado una guía de ayuda al diagnóstico diferencial de las lesiones cutáneas de la viruela del mono con el objetivo de ayudar a los médicos en su identificación

Madrid 01/06/2022 medicosypacientes.com/Servimedia
Según informó este miércoles la Facme, el documento ha sido redactado por la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) en colaboración con la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (Seimc), la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) y la Asociación Española de Pediatría (AEP) entre otras.
 
El objetivo de esta guía, que incluye un variado material gráfico, es ayudar a los médicos a sospechar la enfermedad cuando existan elementos para ello, al mismo tiempo que se recuerdan las características de otros diagnósticos más prevalentes en nuestro medio.
 
De hecho, las sociedades científicas recordaron que, en este momento, el diagnóstico de viruela del mono es mucho más probable si existe un antecedente de contacto con un caso y si las lesiones son similares a las que se describen y muestran en el documento.
 
Del mismo modo, el texto también alerta de que en el caso de pacientes con sospecha y que hayan viajado a zonas de riesgo, el diagnóstico diferencial es más amplio, pues incluye otra patología importada. Además, se advierte de que esta guía se refiere al diagnóstico diferencial de las sospechas en personas sin historia de viaje a zonas de riesgo.
 
Cuadro clínico
 
En la guía se aclara que el periodo de incubación es de 6 a 13 días pudiendo llegar a 21 días. El diagnóstico es mucho más probable si existe un antecedente de contacto con un caso. Puede comenzar con un cuadro, de gravedad variable, de fiebre, astenia, mialgias, poliadenopatías, cefalea, muy similar a otras viriasis. Entre uno y cinco días tras la fiebre comienza el cuadro cutáneo.
 
“Las adenopatías regionales son frecuentes y ayudan al diagnóstico. Es posible una erupción maculopapular que puede comenzar en orofaringe y cara y que se hace generalizado sin respetar palmas ni plantas y pudiendo involucrar mucosas y conjuntiva”, tal y como se indica en el documento.
 
La evolución de las lesiones es rápida: de mácula a costra entre tres y cinco días. En la guía se explica que “este es un criterio importante, que puede ayudar a distinguir esta enfermedad de otras de evolución más prolongada. Durante dos a cuatro semanas, las lesiones evolucionan en brotes de lesiones similares que pasan en uno o dos días a través de las diferentes fases”.
 
En cualquier caso, si existe sospecha de viruela del mono las sociedades científicas instan a los profesionales a consultar las recomendaciones sobre diagnóstico y contactar con los servicios de Microbiología y de Salud Pública de su área de atención.