Campaña medicina rural

Viernes, 12 Agosto 2022

Expertos ven útil la presencia de mediadores sociales para reducir las agresiones en los centros sanitarios

07/03/2011

Madrid acogió, recientemente, una mesa de trabajo sobre la prevención de las agresiones a los profesionales de la Sanidad en España, organizada por la Asociación Nacional para la Seguridad Integral en Centros Hospitalarios

Madrid, 7 de marzo 2011 (medicosypacientes.com)

Prevención y disuasión sondos funciones básicas que pueden desarrollar los mediadores sociales en conflictos sanitarios, según la Asociación Nacional para la Seguridad Integral en Centros Hospitalarios (ANSICH). Así se puso de manifiesto durante un encuentro celebrado, recientemente, en Madrid, que reunió a representantes de los colectivos implicados: Colegios de médicos y enfermeros, Asociaciones de celadores, cargos de los cuerpos de seguridad del Estado y de administraciones político sanitarias, y que contó también con la colaboración de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG).

La figura del mediador social permitiría, según se expuso, se identificara, de forma presencial, al potencial agresor antes de que éste entrara en la consulta, a través de técnicas de observación y de control, interviniendo para prevenir la agresión y pudiendo enlazar de manera más ágil y efectiva con los responsables de seguridad en caso de no poder controlar la situación, hecho que permitiría activar los protocolos de seguridad para estos casos de manera mucho más temprana.

Además, se conseguiría, según ANSICH, tener en los centros mayor estabilidad en los puestos de trabajo, menos bajas por agresiones, menos denuncias de pacientes y usuarios.

Durante la jornada se pusieron sobre la mesa otra serie de propuestas que se incluirían en el cuerpo básico de un posterior documento de conclusiones, cuya finalidad es enviarlo a todos los centros sanitarios y administraciones públicas.

Entre ellas cabe destacar la gestión de la seguridad integral de los centros sanitarios a través de la figura de un director de Seguridad en cada centro, así como el seguimiento de las estrategias que se implanten a través de la hoja de ruta en la prevención de las agresiones.

También se contempla trasladar la información sobre los agresores y delincuentes hospitalarios, recogida en cada centro sanitario y distribuida a través de una red de comunicación, tutelada por los Cuerpos de la Seguridad del Estado.

Otra de las propuestas pasa por alcanzar acuerdos de colaboración con los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en materia de prevención reforzando la seguridad de los centros de atención primaria, ambulatorios y hospitales. También se sugiere llegar a acuerdos con los fiscales y jueces para tipificar como delito de agresión a Agente de la Autoridad a todos los profesionales de la sanidad en España que sean agredidos; en aplicación del Artº 550 del Código Penal.

Establecer programas de formación continuada en materia de seguridad integral y desarrollar campañas educativas en medios de comunicación, dirigidas a los ciudadanos con el fin de concienciarles sobre el problema de las agresiones que sufren los profesionales de la sanidad y, también, mejorar el vínculo entre el personal sanitario y los usuarios, completan este conjunto de propuestas.

Para Pedro Gómez, presidente de ANSICH, éste es solo “el primer paso, queda mucho por hacer”. El segundo, confirma Gómez, será darle forma al documento que aúne todas las aportaciones y sirva de acicate para que “de las palabras”, como concluían la sesión, “pasemos a los hechos”. ANSICH estima que durante el mes de marzo se podrá presentar esta hoja de ruta y ya ha anunciado que en el mes de marzo de 2012 se llevará a cabo en Barcelona la 2ª Mesa de Trabajo, en la que esperan poder analizar ya mejoras.