Miércoles, 26 Septiembre 2018

II Congreso Andaluz de Derecho Sanitario

Expertos inciden en la “gran lacra” que representan las agresiones a los profesionales sanitarios

Expertos participantes en el II Congreso Andaluz de Derecho Sanitario celebrado, recientemente, en Málaga, con la participación del presidente de la OMC, Dr. Serafín Romero, ofrecieron un análisis de la situación de violencia que se vive en el ámbito de la Sanidad española, incidiendo en la “gran lacra” que representan las agresiones a los profesionales sanitarios

Madrid 09/06/2018 medicosypacientes.com
Momento de la intervención del Dr. Romero.

En este encuentro, organizado por la Asociación Andaluza del Derecho Sanitario y el Colegio Andaluz de Colegios de Médicos, con la colaboración de la Fundación General de la Universidad de Málaga (Fguma), participaron cerca de 150 profesionales del derecho y la sanidad para compartir conocimiento, novedades y avances que consigan el desarrollo de esta especialidad jurídica. Durante las dos jornadas de trabajo se debatió en torno a tres temas principales: las agresiones al personal sanitario, la sanidad transfronteriza y la normativa de protección de datos

La inauguración, en el Rectorado de la Universidad de Málaga, contó, además de con el presidente de la Asociación Andaluza de Derecho Sanitario (AADS), Eduardo Martín, con el presidente del Consejo Andaluz de Colegios de Médicos, Juan Antonio Repetto; el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), Lorenzo del Río; la delegada del Rector para la Igualdad y la Acción Social de la UMA, Isabel Jiménez; el subdelegado del Gobierno en Málaga, Miguel Briones y el exministro de Sanidad Juan García Vargas, además de otros representantes del sector.

El presidente del Consejo Andaluz de Colegios de Médicos, Dr. Juan Antonio Repetto, incidióen la importancia de la celebración de esta segunda edición del congreso por la relación "tan necesaria entre estos el mundo de la profesión sanitaria y los juristas".
 
Mientras, el presidente del TSJA, Lorenzo del Río, agradeció el trabajo de aquellos que "han propiciado este marco de coincidencia entre dos profesiones como el derecho y la sanidad". Igualmente, Del Río apuntó que "lo que antes eran simplemente debates morales, hoy se han convertido en debates jurídicos, como alguno de los temas que se tratan en el congreso, como la biomedicina".
 
Por su parte, la delegada de Igualdad y Acción Social de la Universidad de Málaga, Isabel Jiménez Lucena, afirmó  que "no es una casualidad que la Universidad de Málaga acoja este congreso. El origen de la Universidad es, precisamente, estas dos especialidades que se tocan en este congreso".
 
El subdelegado del Gobierno en Málaga, Miguel Briones, destacó en su intervención la labor de la Asociación Andaluza de Derecho Sanitario por fomentar la unión entre la medicina y el derecho.
 
Cabe destacar la participación de Julián García Vargas, exministro de Sanidad quien afirmó que “la Sanidad ha hecho muchos sacrificios que siempre han hecho los profesionales y los gerentes, nunca han venido desde arriba”, por lo que ha presentado cinco medidas para una reforma del Sistema Nacional de Salud.
 
La primera de estas reformas pasa, según explicó, por consolidar las microreformas y “sacrificios” de gerentes y profesionales: hacer más con menos dinero; su segunda propuesta es la estimulación a los profesionales que implica una mejora retributiva y una ampliación del rango de categorías profesionales aprovechando la sentencia del Tribunal de Luxemburgo sobre el exceso de interinos; en tercer lugar, entiende que debería existir un consejo interterritorial más operativo y que se acerque a una organización federal; “Acabar con el principio de “todo para todos, gratis y en todos los lugares” es la cuarta propuesta que García Vargas y el quinto punto que cree necesario para una mejora es la vinculación de un Pacto por la Sanidad y una Estrategia Nacional de Salud que implique a profesionales y a políticos.
 
Dr. Serafín Romero: "el médico no puede ir a trabajar con miedo a la consulta"
 
En el marco del Congreso se celebró una mesa redonda sobre  las agresiones a profesionales sanitarios, presidida por el Dr. Juan Antonio Repetto, presidente del Consejo Andaluz de Colegios de Médicos, quien destacó la necesidad de luchar contra las agresiones trabajando en mejorar las carencias que existen actualmente en el sistema y que tienen que ver con la falta de tiempo de los profesionales para atender a los pacientes. 
 
La intervención del presidente de la OMC, Dr. Serafín Romero, se centró en el trabajo realizado desde la OMC en los últimos años para hacer frente a esta lacra. Según señaló, al respecto, solo en 2017 se comunicaron 515 agresiones a los Colegios de Médicos, mientras que desde la creación del Observatorio de las Agresiones en 2010 se han recogido un total de 3.429 agresiones a médicos.
 
El Dr. Romero explicó cómo ha evolucionado el papel de los Colegios de Médicos ante esta lacra desde los inicios, tomando como referencia la constitución de una mesa contra las agresiones al personal sanitario en 2004 en el Colegio de Médicos de Córdoba y que reunió a los principales agentes involucrados, (administraciones autonómicas, Colegios sanitarios, ejercicio privado, consumidores y sindicatos. Lucha que se acentúa a partir de 2009 tras el asesinato de la Dra. Mª Eugenia Moreno, en un centro de salud de Moratalla (Murcia).
 
Desde los Colegios de Médicos, como recordó, se ha venido trabajando en distintos entornos: promoción y prevención, la atención al médico agredido, y la recuperación del profesional en su retorno a su puesto laboral.
 
Sanidad, Justicia e Interior han sido las tres bases de actuación en el terreno de las agresiones, según recordó el presidente de la OMC. Respecto a Sanidad, lamentó que  el Plan Nacional contra las agresiones esté paralizado. En el ámbito de la Justicia se logró, según indicó, que los profesionales fueran reconocidos como autoridad "aunque sólo en el ámbito público", de ahí su insistencia en que este reconocimiento también se exitenda al ámbito privado.
 
Hizo mención, además, al acuerdo entre los Ministerios del Interior y de Sanidad para la creación del interlocutor policial sanitario "ha supuesto un avance muy importante y ha unido al conjunto de profesiones sanitarias en la lucha contra esta lacra". Además, el Plan de Agresiones "nos ha convertido en un referente a nivel internacional, ya que países de ambos lados del Atlántico se han interesado por nuestra actividad en este terreno", señaló. 
 
El Dr. Romero incidió, en otro momento de su intervención, en la problemática que representan las agresiones en el ámbito sanitario, que ataca especialmente a la relación médico paciente, afecta a la confianza necesaria y la propia estructura del sistema sanitario". “El médico no puede ir a su consulta con miedo ni debe tener que enfrentarse a familias enteras agresoras que le amenazan”, advirtió.
 
Es por ello que, consideró que el abordaje de esta problemática "debe ser integral, donde participen todos los agentes implicados y seguir sensibilizando sobre el tema". Además, "los propios profesionales han de dotarse de herramientas para hacer frente a estos ataques, y la formación es una parte importante, ya desde las Facultades de Medicina, para la adquisición de habilidades que pueden ser de utilidad ante estos casos", manifestó.
 
Precisamente, Javier Galván, interlocutor nacional sanitario de la Policía Nacional, celebró la existencia de esta figura nacida de la colaboración del Ministerio de Sanidad y el Ministerio del Interior en el último ejercicio. Por último, José María Páez puso el foco en asuntos como la vigilancia privada que existe en los centros de salud y que sirve como muestra de la situación actual.
 
La última mesa de la jornada estuvo moderada por el presidente del Colegio de Médicos de Huelva, Antonio Aguado, que introdujo la temática centrada en la Responsabilidad Civil Profesional, con la participación de Antonio Torres, vicepresidente de la Asociación Andaluza de Derecho Sanitario; José Carlos López Martínez, Magistrado-Letrado del Gabinete Técnico del Tribunal Supremo, y Antonio Rivas, jefe de la asesoría jurídica del Almería del Servicio Andaluz de Salud.