Campaña medicina rural

Sábado, 13 Agosto 2022

Expertos expresan su preocupación por las epidemias "silentes" asociadas al sida

10/11/2011

Expertos de GeSIDA, el Grupo de Estudio de SIDA de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC), han expresado su preocupación por las epidemias "silentes" asociadas al virus del sida y particularmente por la del virus del papiloma humano, que es la enfermedad de transmisión sexual más frecuente y el primer virus causante de la aparición de cánceres, y que cuando se asocia al VIH puede revertir más gravedad y diferente curso

Sevilla, 11 de noviembre 2011 (medicosypacientes.com)

Expertos de GeSIDA, el Grupo de Estudio de SIDA de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC), han expresado su preocupación por las otras epidemias asociadas al virus del sida y particularmente por la del virus del papiloma humano, que es la enfermedad de transmisión sexual más frecuente y el primer virus causante de la aparición de cánceres, y que cuando se asocia al VIH puede revertir más gravedad y diferente curso. Precisamente, en el marco del III Congreso Nacional de GEsida se han abordado esas coinfecciones, y especialmente las tres más prevalentes y problemáticas: las del virus de Epstein-Barr, que puede favorecer el desarrollo de linfomas; el virus de la hepatitis C, que provoca en ocasiones cáncer de hígado; y la ya comentada del virus del papiloma humano, (VPH), responsable del cáncer de cuello de útero y del cáncer anal.

Sobre el VPH, los expertos han señalado que existen unos 19 diferentes tipos virales de VPH, llamados de “alto riesgo”, los que se asocian a la práctica totalidad de los canceres de cuello de útero, de la mayor parte de los canceres anales, tanto en mujeres como en varones, y de otras localizaciones genitales.

La infección por VPH se adquiere por transmisión sexual, al comienzo de las relaciones sexuales, de tal manera que antes de los 20 años, ya ha infectado a mas del 70% de los/las adolescentes. El preservativo no previene la transmisión, y el riesgo aumenta con el número de parejas sexuales. La infección generalmente desaparece espontáneamente entre uno y dos años, aunque pueden existir reinfecciones. Durante el tiempo de la infección, el VPH modifica la estructura de las células del epitelio de cervix y/o ano (displasia) y las lesiones pueden, al cabo de años de infección persistente, progresar a cáncer invasor. En España, los casos de cáncer de cervix son escasos, seis por cada 100.000 mujeres al año, en gran parte debido a los programas de detección precoz de cáncer, mediante la realización de una toma de células del cervix. La aparición de cáncer anal es mucho menos frecuente, un caso cada 100.000 personas/año.

Sin embargo, los expertos señalan que resulta preocupante la extensión del virus del papiloma entre pacientes con VIH que mantienen relaciones con otros hombres, que alcanza ya al 80% de este colectivo, que es precisamente el que concentra la mayoría de los nuevos casos de transmisión, protagonizando un cambio importante en el patrón de transmisión del VIH en nuestro país. La epidemia de cáncer anal por VPH en hombres que practican sexo con otros hombres alcanza valores de 120 casos por 100.000 HSH/año. Estos valores nunca se han visto en mujeres. El mayor número de parejas sexuales de los HSH, y el daño inmunológico que provoca el propio virus del VIH son los responsables.

“En resumen, hay otras epidemias silentes, que la infección por el VIH está haciendo que se muestren antes y de forma diferente. La infección por el VPH es la enfermedad de transmisión sexual más frecuente de todas, y cuando se asocia al VIH puede revertir más gravedad y diferente curso”, ha explicado eL Dr. Pompeyo Viciana. Ante esta situación, el copresidente del III Congreso Nacional GeSIDA aboga por desarrollar estrategias de formación y desarrollo del diagnóstico precoz del cáncer anal, sobre todo en hombres que practican sexo con otros hombres.